PREMIUM  POLÍTICA

Unidas Podemos defiende el Río Ebro y pide "una nueva política hídrica" en una marcha celebrada en Lerín

Por otro lado, sus socios de I-E han pedido que la ciudadanía decida sobre el Monumento a los Caídos.

Candidatos de Unidas Podemos asisten en Lerín a la Marcha en Defensa del 
Río Ebro. CEDIDA
Candidatos de Unidas Podemos asisten en Lerín a la Marcha en Defensa del Río Ebro. CEDIDA  

Los candidatos al Congreso por Unidas Podemos, encabezados por Ione Belarra, y la senadora autonómica y candidata al Parlamento Europeo, Idoia Villanueva, han asistido hoy en Lerín a la Marcha en Defensa del Río Ebro que se celebra año tras año para mostrar su apoyo a un uso racional del agua.

También han querido apoyar con este acto a una localidad como Lerín, que "fue pionera en plantar cara a la concepción del agua en un macroproyecto como el Canal de Navarra, apostando por el regadío tradicional", ha informado la coalición en una nota.

Así, Ione Belarra ha asegurado que “todos los estudios nos indican que vamos a disponer en muchos lugares de una masa hídrica entre un 24 % y un 40 % menor a la que tenemos en la actualidad y, a pesar de ellos, seguimos llevando a cabo políticas hídricas de los años 60”.

A juicio de la candidata de la formación morada al Congreso “ha llegado ya el momento de llevar a cabo una nueva política hídrica que asegure no solo su sostenibilidad sino también su calidad".

"Vamos a dejarnos de una vez por todas de obras faraónicas que han sido nidos de corrupción. No podemos seguir mercantilizando un recurso fundamental, es necesaria una gestión pública de calidad”, ha añadido.

Por su parte, la candidata al Parlamento Europeo, Idoia Villanueva ha advertido que “en Navarra mismo ya se han recogido muestras por parte del Plan Director que nos dicen que hay agua que no es apta para boca, es decir para beber, debido a diferentes contaminantes. Es hora de que hagamos frente a este reto tan importante con políticas públicas, y que el agua quede recogida en nuestra legislación como un derecho ciudadano fundamental.”

Por su parte, el diputado aragonés Pedro Arrojo ha señalado el simbolismo de Lerín ya que “es algo emblemático. Es la rebelión de un pequeño pueblo frente a un gran poder, primero del anterior Gobierno de Navarra y de las grandes empresas que al final buscan privatizar la gestión del agua, algo que están consiguiendo a través del Canal de Navarra”. 

I-E PIDE QUE LA GENTE DECIDA SOBRE LOS CAÍDOS 

En el marco de la conmemoración del día de la República, el 14 de abril, Izquierda-Ezkerra ha celebrado este viernes un acto en la plaza de la Libertad de Pamplona en el que ha solicitado que la ciudadanía decida sobre el futuro del Monumento a los Caídos. 

La coalición, según señala en un comunicado, fue "la única fuerza política que en 2015 incluía en su programa electoral la promoción de consultas ciudadanas directas en temas importantes para la ciudad, como el posible derribo del monumento fascista a los Caídos” y sigue apostando por una consulta ciudadana, en la que el Ayuntamiento respete la voluntad ciudadana “sin engaños ni trampas”.

En el acto han intervenido Marisa de Simón, cabeza de lista al Parlamento por Izquierda Ezkerra y Edurne Eguino que encabeza la lista al Ayuntamiento de Pamplona. “El monumento a los caídos venera la dictadura franquista y es una ofensa a sus miles de víctimas”, ha dicho De Simón, quien ha añadido que “fueron 4 años de guerra que dejaron miles de muertos en Navarra, 40 más de dictadura, de persecución, de violencia y de escarnio que padecieron miles de hombres y mujeres, niños y niñas”.

En este momento para la formación es "de justicia homenajear y recordar" a los hombres y mujeres que hicieron posible y defendieron la II República, así como reivindicar "la III República Española y los valores que la inspiran: una sociedad más libre, más igualitaria y más solidaria. “Queremos acabar con la monarquía que defiende y representa a las élites sociales y a los poderes económicos y financieros”, ha concluido.

Por su parte, Eguino ha esgrimido las cuatro razones por las que Izquierda-Ezkerra es partidaria del derribo: "razones democráticas y la humillación que supone para las víctimas del bando perdedor de la guerra; legales, porque no cumple la Ley de Memoria Histórica; arquitectónicas, por el poco valor artístico del edificio; y urbanísticas, porque supone un tapón en el desarrollo urbanístico de la ciudad". 

Tras indicar que “es de competencia municipal decidir si se puede derribar o no", ha lamentado que "el Ayuntamiento de Pamplona, con Asirón a la cabeza, ha perdido 4 años sin abordar en serio el tema del Monumento”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Unidas Podemos defiende el Río Ebro y pide "una nueva política hídrica" en una marcha celebrada en Lerín