PREMIUM  ECONOMÍA

Las trampas de Aranburu para cumplir con el objetivo de déficit: se 'olvida' de computar los 93 millones impagados al Estado

El consejero asegura que el déficit en Navarra es del 0,32%, pero no incluye el impago al Estado aún por determinar que lo elevaría cuatro décimas por encima del objetivo.

El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, comparece en comisión parlamentaria para informar sobre el convenio económico entre el Estado y Navarra y las razones del impago de 93 millones en la aportación al Estado en el últi
El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, comparece en comisión parlamentaria para informar sobre el convenio económico entre el Estado y Navarra y las razones del impago de 93 millones en la aportación al Estado en el últi  

El Gobierno de Navarra ha cerrado 2016 con un déficit de 60,9 millones de euros, lo que representa un 0,32% del PIB, por debajo del objetivo fijado en el 0,7%, pero en el que no se incluye la deuda que Navarra aún tiene contraída con el Estado por un importe de 93 millones de euros y que el el Ejecutivo de Barkos no pagó en la última cuantía del Convenio Económico.

Si finalmente la millonaria cantidad es reclamada por la Administración central, el déficit se dispararía hasta el 0,74 % y supondría cuatro décimas más del objetivo fijado.

No obstante, el consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, ha valorado positivamente el dato que, según ha sostenido, demuestra que este Gobierno ha gestionado con "rigor" los recursos, haciendo "compatible" la atención a las necesidades sociales, educativas y sanitarias, así como el impulso al desarrollo económico y el empleo, con la "sostenibilidad" de las cuentas públicas en términos de cumplimiento del objetivo de déficit y de límite de deuda fijado en el 18,3%.

Aranburu ha señalado que los datos se han cerrado "de acuerdo con nuestro criterio en cuanto al pago de la aportación" al Estado, que ha sido en el último cuatrimestre de 93 millones menos que en los tres trimestres anteriores.

Según ha añadido, "si hubiésemos tenido en cuenta el pago que pretendía el Estado tampoco el objetivo de déficit se nos desviaba porque estaríamos en el 0,74, lo que no modificaría el cumplimiento del déficit".

Estos datos son todavía provisionales, ya que los definitivos se completarán en el mes de mayo con los últimos apuntes y auditorías. No obstante, las pequeñas variaciones que puedan producirse no afectarán al porcentaje final de déficit sobre el PIB, según el Gobierno.

El consejero ha indicado que el dato del déficit "reafirma al Gobierno de Navarra en la necesidad y oportunidad de la reforma fiscal emprendida para poder revertir los recortes en el gasto público que venía padeciendo la sociedad navarra durante los últimos años".

En este sentido, ha señalado que los efectos positivos de la reforma fiscal no se harán visibles, en su mayor parte, hasta este año, aunque en 2016 ya se han dejado sentir en las retenciones de trabajo del IRPF.

Por el contrario, según el consejero, 2016 ha sido un año de recaudación "todavía lastrada" por la reforma fiscal de 2014, explicando que ha habido una pérdida de 17 millones en el Impuesto de Patrimonio o de 9 millones en la cuota diferencial del Impuesto de Sociedades.

UPN Y PPN DENUNCIAN LA "TRAMPA" DEL GOBIERNO DE BARKOS

UPN ha denunciado que el anuncio del Gobierno foral de que Navarra cumplió el año pasado el objetivo de déficit "encubre una trampa al no computar los 93 millones de euros impagados al Estado en el último abono de la aportación correspondiente al 2016".

La formación regionalista ha señalado que para el año 2016 el Gobierno de Navarra "reconoció al Estado que la cantidad que se debía abonar era de 613 millones, esta aportación en ningún momento fue discutida por el Gobierno de Navarra ante el Ministerio de Hacienda pues como se expresa en las órdenes forales dictadas por el consejero de Hacienda, dicha cantidad se deriva de la aplicación estricta de la Ley que regula el Convenio Económico con el Estado".

Sin embargo, ha apuntado UPN, el pasado 30 de diciembre el Gobierno de Navarra dejó sin abonar 93 millones correspondientes al último plazo del año, lo que provocó la advertencia por parte del Estado por el "incumplimiento".

"Ahora el consejero de Hacienda presume de unos datos de déficit que el propio Gobierno de Navarra ha manipulado al descontar una cantidad a sabiendas de que la debe computar", han criticado los regionalistas.

Según UPN, estos datos, como los de todas las Comunidades, han de ser verificados y auditados por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, (AIREF), "que con toda seguridad corregirá los datos anunciados por el consejero y determinará que, en efecto, la Comunidad Foral en el año 2016 ha vuelto a incumplir el objetivo de déficit".

Los regionalistas se han preguntado si, "cuando esto se produzca, el Gobierno de Barkos asumirá responsabilidades por faltar a la realidad de forma deliberada".

Asimismo, han destacado que "en el caso de que finalmente Navarra vuelva a figurar entre las Comunidades incumplidoras, este incumplimiento se producirá a pesar de haber dispuesto de un margen extra al ampliar el Estado el objetivo máximo de déficit desde el 0,3% inicial al 0,7%".

"En definitiva, estamos ante un Gobierno cuatripartito que hace trampas con las cifras económicas con el único fin ocultar a la opinión pública la verdadera situación de las cuentas públicas", han concluido.

Por su parte, el Partido Popular ha solicitado la comparecencia del consejero de Hacienda porque “el Gobierno de Navarra, una vez más, actúa de parte y ha dado unos datos que aún no han sido contrastados y confirmados por el Ministerio de Hacienda y Función Pública”.

Así, la portavoz popular en el Parlamento foral, Ana Beltrán, "el consejero Aranburu sabe perfectamente, porque así lo ha dicho, que son unas cifras no oficiales, y nos parece una temeridad que el Gobierno pueda dar ruedas de prensa con cifras no oficiales en un tema tan importante como el déficit de la comunidad”, ha asegurado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las trampas de Aranburu para cumplir con el objetivo de déficit: se 'olvida' de computar los 93 millones impagados al Estado