• martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 11:54

 

 
 

POÍTICA

Los trabajos de renovación del Fuero Nuevo de Navarra podrían estar finalizados en esta legislatura

La parlamentaria Arantxa Izurdiaga y los juristas Roldán Jimeno y Gregorio Monreal han explicado cómo va a afectar a la codificación del derecho civil de Navarra.

Presentación Revista Fuero Nuevo. De izqda. a dcha., Roldán Jimeno, Gregorio Monreal, Ainhoa Aznárez y Arantxa Izurdiaga PARLAMENTO DE NAVARRA
Presentación de la Revista Fuero Nuevo. De izquierda a derecha, Roldán Jimeno, Gregorio Monreal, Ainhoa Aznárez y Arantxa Izurdiaga. PARLAMENTO DE NAVARRA

La presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, junto con la presidenta de la Ponencia para la renovación del Fuero Nuevo, Arantxa Izurdiaga Osinaga, y los juristas Roldán Jimeno Aranguren y Gregorio Monreal Zía, han presentado recientemente los avances que se han realizado ya en la renovación de Fuero Nuevo de Navarra, que regula el Derecho Civil de la Comunidad Foral.

Aznárez ha recordado que, con el objetivo de impulsar la renovación de este Fuero, el Parlamento de Navarra ya desarrolló un simposio en enero de 2016, los días 11 y 12, titulado Hacia la codificación del Derecho Civil de Navarra, unas jornadas con las que se pretendieron poner las bases para reformar el Fuero Nuevo de Navarra, cuya última modificación se realizó en 1973.

“De aquel simposio surgió una publicación que trató de poner las bases para esa renovación del Fuero y afrontar una obsolescencia que tiene que hacer frente a paradigmas de difícil resolución entre las leyes del Estado y otras comunidades autónomas respecto a la de Navarra”, ha recordado Aznárez.

Una publicación que se ha presentado esta semana, de la mano de Roldán Jimeno y Gregorio Monreal, y en la que se ha tratado de recoger los avances que debería contener este Fuero Nuevo. En este sentido, Jimeno ha explicado que la voluntad de cambiar este Fuero Nuevo es unánime, “el derecho de familia no se sostiene y está dejando a cantidad de colectivos en unas situaciones de vacío legal”.

LAS NECESIDADES DE LA SOCIEDAD ACTUAL

Jimeno ha explicado que en el actual Fuero Nuevo se dan extremos, como la capacidad jurídica de la mujer casada, ya que “fruto de los movimientos feministas se cambió incluso dentro del franquismo, cosa que no ha sucedido aquí, y como esto el derecho económico matrimonial que no se aplica, dotes y arras en las que la administración unipersonal sigue en manos del marido, régimen de bienes en segundas nupcias que parece más propio del siglo XIX que del XXI, un acogimiento a la casa que no se da ni en el valle más profundo pirenaico, situación de los hijos adoptivos. Cojas por donde cojas, se cae por todas partes, es por esto no necesario, sino muy necesario superarlo”, ha dicho Jimeno.

Por su parte, la presidenta de la Ponencia, Arantxa Izurdiaga, ha explicado que el objetivo de dicha ponencia es crear un Fuero Nuevo que “responda a las necesidades de la sociedad actual". "Estamos en la fase de estudio previo dentro de la Ponencia, y habrá que introducir algunas instituciones nuevas y eliminar algunas que ya no existen”, ha dicho. Por esta razón, Izurdiaga ha apuntado que había consenso a la hora de defender la necesidad de renovarlo.

La propia Izurdiaga ha señalado a una “clara falta de impulso político en la renovación de este Fuero Nuevo. Sin embargo, en el actual Parlamento decidimos impulsarlo y aceptar la constitución de una Ponencia Parlamentaria para afrontar esa reforma”. En este sentido, ha añadido que se constituyó con mucho entusiasmo, y a lo largo de este año “se ha trabajado muy intensamente y de forma muy participada, y aprobada por unanimidad. Han participado más de 20 personas del ámbito jurídico, judicial, académicos, de la sociedad civil, y la pluralidad ideológica en esta participación es algo muy importante para el impulso y la acometida de esta adaptación”.

EL CALENDARIO

Sobre el calendario que afronta la ponencia, Izurdiaga ha matizado que “nos hemos planteado antes de finalizar la legislatura poder concluir los trabajos de revisión íntegros del Fuero Nuevo, y los tiempos van muy bien. Hemos realizado ya el documento provisional del libro preliminar, cuyo documento ya se ha hecho llegar al Consejo Asesor del Derecho Civil Foral Navarro. Actualmente, estamos ya con los trabajos del libro I y II, de familia, donaciones y sucesiones, que quizá es la materia que más cambios ha sufrido y es la que más necesitada está de reforma”, ha afirmado.

Izurdiaga ha adelantado que la ponencia está pendiente de concluir el documento provisional, y “es posible que antes de Navidad podamos remitir ya al Consejo Asesor, para que hagan sus aportaciones, y a partir de 2018 empezar ya los trabajos de redacción, para lo que ya hay partida presupuestaria, por lo que somos positivos y confiamos que para el fin de la legislatura esté terminado”, ha concluido.

Sobre la revista presentada, el jurista Gregorio Monreal ha explicado que los textos recogidos en la revista abordan los diferentes aspectos que se consideran necesarios de ser revisados en el Fuero Nuevo a través de las ponencias de Jimeno (Evaluación del proceso de compilación/codificación del Fuero Nuevo: doctrina y praxis del derecho), Francisco Javier Enériz Olaechea (La competencia histórica y exclusiva de la Comunidad Foral de Navarra en materia de Derecho civil foral. Contenido actual de este derecho), Miguel Ángel Abárzuza Gil (Cuestiones problemáticas en las principales instituciones civiles de Navarra: Parte general), Juan Cruz Alli Aranguren (Personas jurídicas y bienes públicos en la Compilación del Derecho privado foral de Navarra), Elsa Sabater Bayle (Derecho de obligaciones y actualización del Fuero Nuevo), Ana Clara Villanueva Latorre (Cuestiones problemáticas del Derecho de familia navarro), Esther Erice Martínez (Legitimación para el ejercicio de la acción de reclamación de filiación no matrimonial en el Fuero Nuevo) y José Julián Huarte Lázaro (Instituciones sucesorias navarras. Vigencia y actualización desde una visión judicial).

Se recoge, asimismo, una perspectiva internacional, a cargo de Alicia Chicharro Lázaro (Trascendencia de la cooperación judicial europea en materia civil en el Derecho privado de los Estados miembros y sus entes territoriales), y se evalúan las experiencias codificadoras que han ido desarrollando otras comunidades autónomas con derecho civil foral propio: Josu Osés Abando (El “nuevo” Derecho civil vasco: presente y futuro), Francisco de Borja Iriarte Ángel (La actualización del Derecho civil vasco en el año 2015: una visión desde la práctica), Aurora López Azcona (La política legislativa de la Comunidad Autónoma de Aragón en materia de Derecho civil propio: de la Compilación de 1967 al Código de Derecho Foral de Aragón de 2011 e iniciativas legislativas ulteriores), Carlos Villagrasa Alcaide (De la Compilación al Código civil de Cataluña: la recodificación actualizada del Derecho civil catalán) y Javier Palao Gil (La integración del Derecho histórico en el desarrollo del moderno Derecho civil valenciano).

Por su parte, Jimeno ha explicado que el Fuero Nuevo de Navarra fue la última de las compilaciones civiles forales aprobadas, y su revisión integral vuelve a situar a la Comunidad Foral Navarra en una posición de retraso. Navarra no ha afrontado, por el momento, el reto codificador al que sí han respondido Baleares (1990), la Comunidad Autónoma Vasca (1992, norma actualizada en la reciente Ley 5/2015, de 25 de junio, de Derecho civil vasco), Galicia (1995 y 2006), Valencia (2007), Cataluña (2010), Aragón (2003 y 2011), e, incluso, Asturias, donde desde 1998 se viene desarrollando una gran labor de recogida del derecho propio por una Comisión especial de Derecho consuetudinario asturiano, que ha aprovechado las virtualidades que abre el artículo 149.1.8ª de la Constitución española.

INCOHERENCIAS INTERNAS

La compilación adolece de imperfecciones técnicas que suscitan incoherencias internas que obedecen en buena medida a que la Ley Foral 5/1987 modificó algunas instituciones tradicionales del texto de 1973, pero no otras. La necesidad de actualizar el Derecho civil navarro obedece también a imperativos del contexto de comunitarización o europeización del Derecho privado, que postulan una cierta aproximación entre los ordenamientos jurídicos del continente, sin renuncia a la existencia de un Derecho civil propio. La obsolescencia del Fuero Nuevo y los problemas de una normativa civil dispersa deberían superarse con una Ley de Derecho Civil foral de Navarra.

Sería necesario que el Gobierno español atendiera a la solución de los conflictos interregionales de leyes, especialmente en lo relativo al régimen económico matrimonial. Estos problemas inciden singularmente en el Derecho civil navarro, como se ha podido comprobar con la Ley Foral de Navarra 6/2000, de 3 de julio, de Igualdad jurídica de las parejas estables, anulada parcialmente por la Sentencia del Tribunal Constitucional, 093/2013, de 23 de abril.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los trabajos de renovación del Fuero Nuevo de Navarra podrían estar finalizados en esta legislatura