POLÍTICA

El cuatripartito permitirá que los alcaldes coloquen la ikurriña en los ayuntamientos ignorando al resto de concejales del pleno

La propuesta del cuatripartito sobre la supresión de la Ley de Símbolos tampoco aclara si la ikurriña estará en otras instituciones como el Parlamento o el Palacio de Navarra.

La ikurriña ondeó en la fachada del Ayuntamiento de Pamplona en San Fermín durante el Chupinazo de los Sanfermines de 2015 colocada por Bildu. REUTERS (2)
La ikurriña ondeó en la fachada del Ayuntamiento de Pamplona en San Fermín durante el Chupinazo de los Sanfermines de 2015 colocada por Bildu. REUTERS (2)  

El cuatripartito ya ha dado un paso más para que la ikurriña pueda ondear de manera oficial en las instituciones navarras y además lo haga con todas las facilidades. En este caso se ha aprobado la proposición de ley con la que se busca derogar la llamada Ley de Símbolos, en vigor desde 2003.

Los votos del cuatripartito han servido para que la derogación sea debatida, además, por el procedimiento de lectura única en el pleno del Parlamento de Navarra.

No obstante, a pesar de las prisas que parecen darse las cuatro formaciones que sustentan el Gobierno de Uxue Barkos, parece que hay algunos aspectos de la derogación que no quedan del todo claro.

Por ejemplo, no se especifica si la decisión de colgar la ikurriña en los ayuntamientos corresponde únicamente al alcalde o, por el contrario, es necesario que la cuestión sea debatida y votada en el pleno municipal.

De igual manera, la proposición de ley tampoco aclara qué ocurre con el resto de instituciones navarras diferentes a los ayuntamientos, es decir, si la ikurriña puede ondear también en el Palacio de Navarra o en el Parlamento foral.

Se trata de dos cuestiones que quedan aún en el tintero y a las que el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, no da mayor importancia. “Malo sería que un alcalde colocara por sí solo la ikurriña sin aprobación del pleno”, ha matizado. Pero lo cierto es que con la marcha atrás de esta ley podría hacerlo de manera oficial. "Tiempo habrá de presentar acuerdos", ha señalado Martínez.

Sin embargo, la formación ha considerado esta derogación “necesaria” porque “era represiva y sancionadora”.  Además, ha expuesto que “no hay motivos para reprimir otros símbolos” y ha añadido que esta derogación es “respetuosa” con los emblemas que representan a la Comunidad foral.

En esta misma argumentación se ha movido el portavoz de la coalición abertzale de EH Bildu. Adolfo Araiz ha señalado que con la derogación “no van a desaparecer los símbolos de Navarra porque están recogidos en el Amejoramiento”. Asimismo, ha asegurado que el objetivo es evitar “la prohibición y la imposición” de esta ley aprobada en 2003.

En opinión de Podemos, con su portavoz Laura Pérez a la cabeza, se ha mostrado preocupado de que con este tema se haga “una guerra de banderas”.

En este sentido, Pérez ha propuesto una “ley inclusiva para que cada verano dejemos de encontrarnos con este tipo de pugnas”, ha señalado en relación a las localidades que de forma contraria hasta lo que ahora dictaba esta ley exhibían la ikurriña en los chupinazos.

Por su parte, el portavoz de Izquierda Ezkerra, José Miguel Nuin, ha reiterado su defensa a la derogación de le Ley de Símbolos en Navarra porque, a su juicio, se trata de una norma que “prohíbe y sanciona” ante “la pluralidad de sentimientos nacionales”.

Nuin ha asegurado que prohibir y sancionar es “una mala receta” y ha mostrado su compromiso a que cada Ayuntamiento pueda usar otros símbolos, además de los oficiales.

En este sentido, ha pedido a la ciudadanía que “hagan oídos sordos a los que quiere llevar este debate por un escenario de división” porque para Nuin “aquí, cabemos todos”.

LA OPOSICIÓN VE “UN DESPRECIO” HACIA LOS SÍMBOLOS NAVARROS

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha vuelto a señalar que esta derogación es un “desprecio para los símbolos navarros”, algo que, según ha expuesto el regionalista, “no ocurre en ningún sitio de Europa”.

Asimismo, ha matizado que el cuatripartito tampoco tiene un acuerdo en esta materia y que si se ha optado por la derogación es porque “Izquierda-Ezkerra y Podemos no quieren firmar un documento en el que se pueda poner la ikurriña en las instituciones”.

En este sentido, el regionalista Esparza ha pedido que “en su casa cada uno, con la sensibilidad que quiera, ponga la bandera que les dé la gana”, pero que en las instituciones no deben ondear las banderas de otras comunidades.

Por su parte, la portavoz del PSN, María Chivite, se ha mostrado en contra de la derogación de esta ley porque “las instituciones tiene que tener unos símbolos más allá de lo que cada uno pueda pensar” y ha destacado la prisa del cuatripartito con los símbolos navarros. “Ya me gustaría que tuvieran la misma prisa con el Plan de Empleo que con esto”, ha finalizado.

Ana Beltrán, del PPN, ha solicitado la comparecencia de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, sobre esta cuestión. Además, la portavoz ‘popular’ ha calificado esta derogación de “hecho grave” porque “quieren imponer la ikurriña por una minoría”. Asimismo, ha considerado que se trata de una proposición de ley “irresponsable” porque lleva “por el lado de los sentimientos una cuestión que es institucional”.

También, Beltrán ha asegurado que Barkos será la primera presidenta que votará para “dejar a Navarra sin símbolos” y ha pedido conocer su opinión porque “no puede esconder la cabeza” en este asunto.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cuatripartito permitirá que los alcaldes coloquen la ikurriña en los ayuntamientos ignorando al resto de concejales del pleno