POLÍTICA

Sanidad saca adelante, con el rechazo de cinco autonomías, el plan de confinamiento que podría afectar a Pamplona

El acuerdo de restricción de movilidad, aprobado "por amplia mayoría", según el ministro Salvador Illa, se publicará en unos días.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa. EUROPA PRESS
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante una rueda de prensa. EUROPA PRESS  

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado este miércoles por la tarde que, en los próximos días, se va a publicar una orden, firmada por él mismo, en el Boletín Oficial del Estado (BOE) con el acuerdo alcanzado, por una "amplia mayoría", en el pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), para la restricción de la movilidad en los municipios de más de 100.000 habitantes con, entre otras tesituras, más de 500 casos de Covid-19.

Illa se ha pronunciado así tras el CISNS, el cual ha ido precedido de una reunión de la ponencia técnica y de la Comisión de Salud Pública, donde se ha analizado el acuerdo alcanzado el martes entre el ministro y el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, y que posibilitó el borrador presentado este miércoles a los consejeros autonómicos.

No obstante, Madrid, Galicia, Cataluña, Andalucía y Ceuta han votado en contra y Murcia se ha abstenido. "Ha habido una amplia mayoría, por lo que es una decisión colegiada", ha dicho el ministro de Sanidad, para informar de que, en el caso de Madrid, afecta a diez municipios, incluido la capital.

La propuesta de Sanidad proponía a las comunidades autónomas que aquellos municipios de más de 100.000 habitantes con una tasa de incidencia de Covid-19 superior a los 500 casos en 14 días, con un porcentaje de positividad en las pruebas diagnósticas superior al 10% y una ocupación de camas en UCI por pacientes de coronavirus superior al 35% restringieran las entrada y salidas, cerraran los parques infantiles y limitaran aforos.

"La salud de Madrid es la salud de España. Llevamos muchos días para conseguir un consenso, para ayudar, para estar al lado de todas las comunidades autónomas y, en concreto, de todos los madrileños con recursos tecnológicos, humanos, económicos y legales", ha enfatizado el ministro de Sanidad, que ha señalado que "cuando vas al médico, lo que quieres es que te diga la verdad".

En este sentido, Illa ha advertido de que todas las comunidades autónomas tienen que cumplir la orden que va a salir publicada fruto del acuerdo alcanzado con el CISNS, las cuales deberán realizar la trasposición de la normativa publicada en el BOE en sus propios boletines oficiales, si bien ha reconocido que el texto puede ser "mejorado, completado u ampliado".

DECISIÓN COLEGIADA

"Es una decisión colegiada, por lo que no contemplo el escenario de que alguna comunidad autónoma no cumpla una decisión colegiada y que afecta a la salud pública", ha apostillado. Así, ha avisado de que en la Comunidad de Madrid vienen semanas "muy duras", con una incidencia acumulada de 780 casos por 100.000 habitantes, y que hay que "estar a la altura".

Madrid había emitido un comunicado en el que pedía criterios "objetivos y claros" para todas las comunidades autónomas e instaba a Sanidad a que no se ciñera solo a esos indicadores. Tal y como habían remarcado desde esa región, en su caso "debería tenerse en cuenta el criterio de capacidad de elasticidad en camas de hospitalización y de puestos de UCI".

"La Comunidad de Madrid tiene la disponibilidad de ampliar la capacidad hospitalaria en caso necesario y está concluyendo además la construcción del nuevo hospital público Enfermera Isabel Zendal, que incrementará notablemente dicha respuesta asistencial. Además, se debe tener en cuenta que la ciudad de Madrid es un conjunto de 21 distritos, de los que 18 superan los 100.000 habitantes y, por tanto, los índices no se pueden aplicar, en su conjunto, a toda la ciudad", había dicho la Consejería de Sanidad.

MALESTAR EN LAS COMUNIDADES

Precisamente, otros gobiernos autonómicos, como el del País Vasco, Aragón, Cataluña, Asturias, Navarra, Extremadura y Andalucía habían mostrado a lo largo del día su malestar por el acuerdo que alcanzaron la noche del martes el Gobierno central y el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso, y que ha habría sido contemplado en cierta medida en el borrador debatido en el CISNS.

De hecho, el consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, había destacado que su comunidad no iba a "pactar las condiciones para Andalucía en ciudades de más de 100.000 habitantes", sino que eso debería acordarse entre la Junta y Sanidad en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Por su parte, horas antes de la reunión, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, había afirmado que los criterios propuestos para aplicar restricciones en grandes ciudades beneficiarían el control de la pandemia y reducirían "la tensión y la bronca política".

Igea había sostenido que Castilla y León estaba de acuerdo con los criterios que se presentaban en el Consejo Interterritorial de Salud: "La valoración solo puede ser positiva, porque era nuestra propuesta". "Creo que es un buen acuerdo", había añadido.

OTRAS MEDIDAS

Además de ese parcial confinamiento, otras medidas contempladas en el documento del Ministerio de Sanidad pasan por restringir a un máximo de seis personas las reuniones familiares y sociales, tanto en la vía pública como en los espacios privados, excepto en el caso de actividades laborales e institucionales; cerrar los parques infantiles de uso público; reducir aforos y horarios; y cerrar las barras de los bares.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, había afirmado este miércoles por la mañana que, entre los criterios a tener en cuenta para el confinamiento de una ciudad de más de 100.000 habitantes, debía constar también la tasa de ocupación hospitalaria general de esa localidad, no solo de las plazas disponibles en la UCI.

"Podemos estar de acuerdo en que haya un marco general que luego cada comunidad pueda adaptar a su situación, porque de eso trata la cogobernanza que siempre hemos estado defendiendo desde el minuto uno", había comentado.

La presidenta navarra había apuntado que también se debería tener en cuenta la forma en la que los nuevos casos están vinculados a brotes, porque "eso también es importante" y proporciona información sobre "el control que tienes o no de los casos".

INDICADOR MÁS BAJO EN NAVARRA

Respecto a la posibilidad de que Pamplona cumpliera los tres requisitos propuestos por el Ministerio de Sanidad, la presidenta había destacado que "desde luego, la tasa de ocupación de la UCI nosotros la tenemos bastante por debajo de lo que marca el indicador". En Navarra, había apuntado, está en torno al 20%, cuando la propuesta ministerial es de un máximo del 35%.

Por su parte, el Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha defendido este miércoles en la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad que las medidas ante la pandemia del Covid-19 deben seguir tomándose de manera localizada, tal y como viene realizándose desde julio y con "buenos resultados".

En un comunicado enviado tras el encuentro, la Consejería vasca de Salud ha expresado su "malestar" por las formas en las que se han desarrollado los hechos. "Una vez más, el contenido de la propuesta del ministerio se ha conocido a través de los medios de comunicación, antes de que fuera tratado en el Consejo Interterritorial de Sanidad", ha criticado.

Asimismo, ha recordado que el País Vasco ha abogado desde el principio por que las medidas relacionadas con el coronavirus fueran adoptadas de común acuerdo, y "no a través de propuestas hechas en mesas paralelas, que finalmente terminan siendo impuestas".

CARÁCTER ABIERTO

En cuanto a la propuesta del CISNS, ha solicitado que el documento sea de carácter "abierto" y que vaya actualizándose en base a criterios técnicos, para poder responder "de la mejor manera posible a situaciones futuras, en la medida en que haya un mayor conocimiento científico de la enfermedad". La propuesta del País Vasco ha sido bien acogida por las comunidades autónomas y aceptada por el Ministerio de Sanidad, por lo que el Gobierno Vasco ha votado a favor del documento.

Por otro lado, el Departamento de Salud de esa comunidad ha aclarado que actualmente no hay ningún municipio vasco mayor de 100.000 habitantes que se encuentre en los supuestos recogidos en el documento para tener que tomar medidas sobre movilidad.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Sanidad saca adelante, con el rechazo de cinco autonomías, el plan de confinamiento que podría afectar a Pamplona