• domingo, 28 de noviembre de 2021
  • Actualizado 01:36

 

 
 

POLÍTICA

Remírez frena a Podemos por el medio público en Navarra: no es una "prioridad"

Según un estudio, la creación necesitaría 400.000 euros de inversión y entre 7,5 y 9 millones de euros para gastos y producción de contenidos.

El vicepresidente Remírez(i) junto a Mikel Buil, de Podemos. PABLO LASAOSA
El vicepresidente Remírez(i) junto a Mikel Buil, de Podemos. PABLO LASAOSA

El consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha señalado que no hay "nada decidido" sobre la creación en Navarra de un medio audiovisual público, una medida pensada a "medio o largo plazo" y que no es una "prioridad" del Gobierno foral.

Remírez, que ha comparecido en comisión parlamentaria a petición de Podemos, ha destacado que este debate "debe partir del análisis del interés y del servicio que un ente de estas características puede suponer para la sociedad navarra" y ha remarcado que "si fuera una iniciativa medida desde el interés político y entendida como una herramienta de control estaría avocada al fracaso desde su origen".

Asimismo, ha destacado que debe ser un proyecto que parta de la "pluralidad" y que cuente con una "sólida base de acuerdo e interés común alejado de rentabilidades y cálculos partidistas" por parte de todas las formaciones.

Por otro lado, ha explicado que cualquier desarrollo en materia de comunicación audiovisual de Navarra debe aguardar a la aprobación de la nueva ley general de Comunicación Audiovisual.

Según ha explicado, el Gobierno de Navarra ha abierto un periodo de reflexión y estudio de la situación actual y escenarios posibles, tal y como venía recogido en el acuerdo programático. En este marco se han encargado varios estudios en los que se analiza la situación actual del sector audiovisual y las distintas opciones que podrían presentarse para valorar "a medio o largo plazo" el impulso de un medio de comunicación público. Además, se han realizado visitas institucionales tanto a Aragón Televisión como a Euskal Telebista

Según ha indicado, en septiembre de 2020 se encargó un estudio a la Asociación de Productoras Audiovisuales de Navarra (NAPAR) que proponía la constitución de una sociedad pública para administrar el presupuesto y los recursos para el nuevo medio, y planteaba "un modelo innovador de televisión nativa digital sobre un repositorio que ejerza como agregador de contenidos audiovisuales a la carta".

En un segundo informe, NAPAR apostaba por que Navarra opte por un modelo innovador que incluya una plataforma OTT o agregador de contenidos "pero con soporte de un canal autonómico de titularidad pública". De este modo "se respondería a las especificidades de la demanda actual de consumo" de la población joven y a la vez se atendería a la demanda de "información, entretenimiento y servicio público de las personas mayores". Una propuesta con la que "se estaría impulsando el sector audiovisual" de la Comunidad foral dando salida a productos ya realizados sin plataforma de exhibición y, por otro lado, "completando con la creación del medio público el hábitat idóneo para facilitar e impulsar la creación".

Según este estudio, el impulso de una canal de TV supondría una inversión inicial de 3 millones de euros al que se añadirían entre 7,5 y 9 millones de gastos de explotación, frente a la creación de una plataforma OTT que necesitaría 400.000 euros de inversión y entre 7,5 y 9 millones de euros para gastos y producción de contenidos. Por su parte, señala que la apuesta por un modelo híbrido que sume plataforma OTT con canal autonómico costaría entre 15 y 18 millones de euros anuales.

El consejero ha señalado que lo que se plantea ahora es si el Parlamento considera que "a largo plazo hay que apostar por otro modelo" e impulsar un servicio audiovisual "auspiciado e impulsado por presupuestos públicos con el fin de reforzar y mejorar el servicio publico a la ciudadanía". "A partir de ese consenso, se podría pensar en ir más allá y trazar una hoja de ruta con objetivos medibles y reconocibles que en todo caso estaría avalada por la ciudadanía a través de sus representantes parlamentarios", ha concluido.

Además, ha señalado que, actualmente, el Ejecutivo foral destina 450.000 euros para el fomento de las distintas televisiones locales y tiene un convenio con Navarra Televisión dotado con 1.3 millones  para "impulsar los contenidos y programas que ofrece como único operador que emite en toda la comunidad" con el que "estamos muy satisfechos".

NA+: "NI NECESIDAD NI PRIORIDAD"

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha expresado su "satisfacción con los pasos que se han dado" en esta cuestión y ha abogado por "ir dando pasos para contemplar la información como un servicio público y mejorar con ello nuestra calidad democrática". Asimismo, ha considerado una "irresponsabilidad" no ejercer la competencia que tiene Navarra para impulsar un medio público. Ha reprochado, además, las "reacciones abyectas" a este proyecto que intenta "coartar el debate" antes de que se produzca.

Por su parte, el representante de Navarra Suma, José Suárez, ha acusado al Gobierno foral de "generar confusión con este tema" y ha criticado las "contradicciones" entre los diferentes socios del Ejecutivo. "No sabemos si es motor de desarrollo o para combatir las fake news, si es a corto o a largo plazo, si es una televisión o una plataforma digital", ha reprochado. Ha remarcado, además, que "no vemos ni la necesidad ni la prioridad" de este medio.

La socialista Inma Jurío ha destacado que el Gobierno de Navarra "está cumpliendo" el compromiso recogido en el acuerdo programático de estudiar la posibilidad de implantar un medio público. Cuestión que está en "fases preliminares" con "todo por analizar" y en el que "lo deseable" sería alcanzar un "acuerdo mayoritario". Jurío ha destacado las "bondades de un servicio público de comunicación" y ha llamado a "no hacer griteríos con el coste que puede tener" porque, ha opinado, un servicio público no puede medirse por la regla del coste-beneficio.

Blanca Regúlez, de Geroa Bai, ha abogado por realizar un "debate sosegado sobre un nuevo medio de comunicación público para Navarra" si bien ha señalado que para poder tomar una posición "cabal y adecuada a los tiempos en que vivimos" es necesario primero analizar los informes elaborados por NAPAR.

En los mismo términos se ha pronunciado la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, que ha expresado su malestar por recibir estos informes "hoy a las dos de la tarde", apenas una hora antes del inicio de la comisión y después de haberlos solicitado el 23 de agosto. Algo que ha considerado "una falta de respeto". "Flaco favor se hace si se quiere hacer un debate serio y riguroso", ha reprochado Ruiz, que ha evitado pronunciarse sobre el tema hasta haber analizado estos informes.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Remírez frena a Podemos por el medio público en Navarra: no es una "prioridad"