• viernes, 27 de enero de 2023
  • Actualizado 08:32
 
 

POLÍTICA

Chivite y sus socios se alían de nuevo para rechazar la bajada del precio de la electricidad

Navarra suma e I-E han votado a favor con el fin de "reducir el enorme impacto en las familias y los consumidores vulnerables".

Javier Esparza y Alberto Bonilla en el pleno del Parlamento de Navarra. PN
Javier Esparza y Alberto Bonilla en el pleno del Parlamento de Navarra. PN

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves, con los votos en contra de PSN, Geroa Bai, EH Bildu y Podemos y los votos a favor de Navarra Suma e I-E, una moción que llamaba a "adoptar todas las medidas necesarias para reducir el enorme impacto de la subida del precio de la electricidad en las familias y los consumidores vulnerables".

La moción hablaba de la incidencia de esa carestía energética "en plena ola de frío, con cuarentenas sanitarias, un toque de queda que obliga a permanecer muchas horas en los hogares y una grave crisis económica para los autónomos y pymes derivada de la pandemia de la covid-19".

El parlamentario de Navarra Suma, Alberto Bonilla, se ha dirigido al resto de partidos políticos tras el rechazo a la moción presentada en el pleno. En primer lugar, ha apelado a Uxue Barkos (Geroa Bai) recordándole el debate sobre el estado de la nación del año 2015 en el que la parlamentaria se dirigió al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para incidir en que "con la macro en una casa no se paga ni la luz, ni el agua, ni el gas".

"Ustedes ya no hablan ni de luz, ni de agua, ni de gas. Se les ve muy nerviosos, no sé si están muy ocupados con la formación de su nuevo partido político. Les deseo mucha suerte pero, de momento, ni social ni verde ni nada", ha defendido

"EH Bildu, qué cara, votan ustedes en contra de esta moción. Forman parte ya del 'pentapartito', son el socio preferente, el PSN les ha puesto la alfombra roja. Están ustedes contentos", ha alegado dirigiéndose a Adolfo Araiz.

En el caso de la enmienda presentada por I-E ha querido dejar claro que hubiera votado a favor en el caso de haber incluido un punto en el que instaran al Ministerio de Consumo a que "haga algo".

Por último, ha querido criticar a Podemos por "tener una excusa para todo". "Usted señor Buil el 10 de noviembre de 2019 subió un tuit en el que decía 'Votamos para bajar el precio de la luz'. Ustedes viven bien fuera, pero dentro no saben qué hacer. Quieren estar en la pancarta y en el sillón y las dos cosas no se puede", ha afirmado.

La iniciativa incluía un segundo punto en el que, a su vez, se emplazaba al Ejecutivo foral a "elaborar con carácter urgente un Plan de Garantía de Suministros Básicos dirigido a prevenir, detectar e intervenir ante situaciones de carencias en el acceso a los suministros básicos (luz, gas, agua) por parte de los consumidores y familias de la Comunidad foral".

Entre las medidas que, según se precisaba, debería contemplar el citado plan se encontraban las "ayudas económicas directas, complementarias a las ayudas de emergencia social, a consumidores y familias vulnerables para financiar los costes de los suministros básicos".

También se demandaba "acuerdos con las compañías suministradoras para garantizar que siempre exista un preaviso antes de acometer interrupciones de suministro, con la finalidad de poder detectar posibles situaciones de vulnerabilidad".

Del mismo modo, ya en un tercer apartado sólo avalado por Navarra Suma, se conminaba al Gobierno de España a, entre otras medidas, "acabar con la doble imposición establecida en las facturas de la luz y el gas natural, sacando los impuestos de electricidad e hidrocarburos de la base imponible del IVA, rebajando enormemente los precios de la electricidad a las familias y empresas españolas y haciendo más competitiva nuestra economía, al situar estos costes en línea con los de nuestros socios europeos".

Asimismo, se pedía establecer un tipo de IVA reducido (10 %) para las facturas de la luz y el gas natural, "como mínimo, mientras dure la situación de excepcionalidad derivada de la pandemia de la covid-19".

También a impulsar, en colaboración con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, una reforma de la tarifa eléctrica en relación con los elementos que determinan su coste actual (primas a las energías renovables, compensación de costes extra-peninsulares, amortización de la deuda por déficit tarifario, etc.) "para que los consumidores no tengan que soportar los que no están asociados al coste de la generación y distribución de la electricidad".

Finalmente, se pedía "impulsar las iniciativas legislativas precisas para regular una garantía social de acceso a los suministros básicos para todos los consumidores y familias en situación de vulnerabilidad, especialmente en los meses de invierno".

PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E se han posicionado en contra de este tercer epígrafe.

ENMIENDAS DE LOS GRUPOS PARLAMENTARIOS

Izquierda-Ezkerra ha presentado una enmienda de sustitución, no aceptada por Navarra Suma, titular de la iniciativa, solicitando una "profunda reforma del mercado eléctrico", partiendo de una "investigación dirigida a aclarar cualquier sospecha de actuaciones anticompetitivas".

Además, se requería una "intervención transitoria del mercado interior de electricidad hasta el final del estado de alarma", así como el "diseño de una tarifa regulada real que sustituya a la actual PVPC".

Tampoco se ha aceptada una enmienda de modificación de EH Bildu, demandando "capacidad normativa en materia de impuestos indirectos" y "priorizar el desarrollo de los programas contenidos en el Plan de Autoconsumo y Almacenamiento Eléctrico".

En la exposición de motivos, la moción impulsada por Navarra Suma hablaba de una subida "desproporcionada y a destiempo" del precio de la electricidad en un contexto de "reducción generalizada de ingresos que no sólo supone una enorme carga para el bolsillo de la ciudadanía, sino que erosiona también la competitividad del tejido empresarial, incluidos los autónomos".

Así las cosas y dado que la factura eléctrica de España pasa por ser "una de las más caras de la Unión Europea", se planteaba la posibilidad de establecer un "tipo reducido de IVA para los suministros básicos, con el ánimo de limitar la pérdida de tejido productivo y la proliferación de situaciones de vulnerabilidad social debido a impagos y cortes de suministros".

En ese contexto de "abrupta y peligrosa crisis económica" que, según prevé el Banco de España, "podría abocar al cierre al 10% de empresas del país", se subrayaba el alcance de la coyuntura pandémica en Navarra, donde "el 85% de autónomos ha visto reducida su facturación -superior al 50% en más de la mitad de los casos...- y gran parte del comercio y de los sectores hostelero y cultural sufren paradas o restricciones importantes".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite y sus socios se alían de nuevo para rechazar la bajada del precio de la electricidad