PREMIUM  POLÍTICA

El Parlamento tumba la ley de Policías de Beaumont: Geroa Bai y Bildu se quedan solos en su defensa

Podemos e Izquierda-Ezkerra, socios del cuatripartito, no han apoyado el proyecto por la falta de acuerdo con los sindicatos.

La consejera del interior Maria José Beaumont en el pleno parlamentario de este jueves que ha rechazado su ley de Policías. MIGUEL OSÉS
La consejera del interior Maria José Beaumont en el pleno parlamentario de este jueves que ha rechazado su ley de Policías. MIGUEL OSÉS  

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado este jueves el proyecto de ley foral de Policías de la consejera María José Beaumont al aprobar una enmienda a la totalidad y, por tanto, ha devuelto el texto al Gobierno de Navarra.

El Ejecutivo no ha conseguido el apoyo necesario a su ley dado que Podemos e Izquierda-Ezkerra, socios del cuatripartito, no le han dado su apoyo por la falta de acuerdo con los sindicatos. Además toda la oposición, con UPN, PSN y PPN, también han rechazado la ley. Todo ello ha hecho insuficiente el apoyo de Geroa Bai y EH Bildu, que se han quedado solos en su posición de defender el polémico proyecto.

El Parlamento foral ha debatido este jueves sendas enmiendas a la totalidad presentadas por UPN, PSN y PPN, además de la que han presentado conjuntamente Podemos e Izquierda-Ezkerra. Sólo ha sido necesario votar una enmienda a la totalidad, la presentada por el PSN, que ha prosperado y ha hecho innecesario votar las demás. UPN, PSN, PPN e Izquierda-Ezkerra han votado a favor, Podemos se ha abstenido y Geroa Bai y EH Bildu han votado en contra.

LA PATALETA DE BEAUMONT: "ES UN JUEGO SUCIO"

En la defensa de la ley, la consejera de Interior, María José Beaumont, ha defendido que durante meses ha mantenido reuniones con los sindicatos para tratar de alcanzar un acuerdo sobre la ley foral de Policías, algo que finalmente no ha conseguido, y ha criticado que ninguno de los grupos parlamentarios que han enmendado a la totalidad su ley no han presentado un texto alternativo.

"Se nos podrá acusar, y yo asumo la responsabilidad, de no haber llegado a acuerdos con sindicatos, pero no de no haberlo intentado", ha afirmado Beaumont. La consejera ha indicado que "negociar es una cosa y llegar a acuerdos es otra". ¿Qué más puede hacerse desde la Administración? ¿Es posible llegar a acuerdos? Solicité sugerencias y no he recibido ninguna", ha reprochado dirigiéndose a los parlamentarios.

Tras ello, Beaumont ha afirmado que "la devolución del proyecto al Gobierno sería una bofetada a la sociedad", como dijo la propia presidenta Uxue Barkos, y ha añadido que supondrá también "una pérdida de oportunidad en el sentido de lo que pudo haber sido no fue y dudo que sea posible en muchísimo tiempo si no cambian determinadas actitudes".

Durante su intervención, la consejera ha asegurado que el Gobierno ha realizado todo un trabajo participativo con diferentes sectores implicados, incluidos los sindicatos, con los que ella misma y la propia presidenta han venido manteniendo reuniones. Beaumont ha afirmado que este asunto "exige responsabilidad en la búsqueda del máximo consenso para una solución serena de un problema que heredamos del anterior Gobierno", pero ha afirmado que algunos han hecho "juego sucio" para que "no fuera este Gobierno el que diera solución" a esta cuestión.

Además, la consejera ha criticado que ninguno de los grupos que ha presentado enmienda a la totalidad ha propuesto un texto alternativo o "alguna aportación constructiva".

PODEMOS E I-E LAMENTAN LA FALTA DE ACUERDO CON LOS TRABAJADORES

Sin embargo, Beaumont no ha convencido a la mayoría de la Cámara. Sus propios socios del cuatripartito, Podemos e Izquierda-Ezkerra no han apoyado el texto al denunciar que no ha habido un consenso con los sindicatos de los trabajadores, los principales afectados de este intento de ley.

Por parte de Podemos, Carlos Couso ha afirmado que el proyecto de ley "contiene aspectos fundamentales sobre derechos y condiciones de trabajo de los policías y nadie ha sabido darnos una razón hasta ahora de por qué eso es así". "Esto se ha de negociar y pactar con los sindicatos, y a día de hoy no hay pacto con los sindicatos, y este es el motivo fundamental por el que no podemos apoyar el proyecto. Hemos facilitado prórrogas en los plazos para ver si se alcanzaba ese acuerdo, pero ese acuerdo no se ha producido", ha afirmado, para señalar que "a partir de aquí el Parlamento se tiene que dedicar a hacer una ley que establezca el modelo policial".

El portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha afirmado que "desde el minuto uno" su grupo ha defendido que, "como esta ley regula aspectos que tienen que ver de forma esencial con las condiciones de trabajo de los policías forales, debería requerir de un apoyo de la mayoría de la representación sindical". "Le dijimos al Gobierno que remitió este proyecto sin el acuerdo sindical y a día de hoy sigue contando con el rechazo de todos los sindicatos, menos uno", ha añadido, para justificar la enmienda a la totalidad.

BILDU ASEGURA QUE HABRÁ UN "REPLIEGUE DE LA POLICÍA FORAL"

El parlamentario de Geroa Bai Patxi Leuza ha defendido la labor que ha realizado su grupo negociando en los últimos días con APF y SPF para tratar de alcanzar un acuerdo y ha subrayado que "el Gobierno sí ha querido negociar y lo ha hecho con quien ha querido negociar". "Lo hemos intentado hasta el último minuto", ha señalado, para criticar "actitudes de cerrazón y negación del diálogo". Además, ha considerado "incomprensible que un sindicato como CCOO ilustre con imágenes estereotipadas y sexistas su rechazo a esta negociación".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha afirmado que, con el rechazo a la ley, "el panorama no es halagüeño para un desarrollo integral y armonioso que debería tener la Policía Foral". "Lo que lamentamos es que de ahora en adelante lo que vamos a ver es un repliegue de la Policía Foral, no un despliegue de la Policía Foral", ha señalado Araiz, para quien Podemos e I-E con su votación a favor de una enmienda a la totalidad "no sólo están devolviendo el proyecto de ley al Gobierno, sino sobre todo están dando apoyo político a esa situación".

LA OPOSICIÓN CRITICA EL INTENTO DE "CREAR UNA POLICÍA POLITIZADA"

El parlamentario de UPN Sergio Sayas ha afirmado que la consejera ha mantenido una actitud "terca y prepotente hasta el final" y ha añadido que "la única manera que tiene de asumir su responsabilidad es dimitiendo, que es lo único que puede hacer tras el rechazo de la ley". "Esta ley no va de billetes, va de modelo policial, de organización, de competencias, y de dignificar a las Policías de Navarra, algo que la consejera no ha conseguido entender. La consejera, lejos de dignificar a las policías, lo que ha hecho es arrasarlas", ha censurado.

La parlamentaria del PSN Inma Jurío ha afirmado que su grupo "ha tenido la mano desde el principio al Gobierno para tratar de corregir la ley", pero ha criticado que el Ejecutivo ha tenido "falta de capacidad en la negociación y falta de confianza de los trabajadores". Así, ha acusado a la consejera de actuar con "imposición y autoritarismo" y ha considerado que al Gobierno "le importa muy poco la Policía Foral, no la respeta y no la valora". "De EH Bildu lo espero, pero esto a la presidenta del Gobierno le deja en muy mal lugar. Los policías forales no han confiado en ustedes", ha advertido.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha afirmado que el Gobierno "ha presentado una ley sin el más mínimo consenso" y ha considerado que Beaumont "nunca ha tenido una voluntad real de negociar". "Seguramente la consejera cree que lo ha hecho, pero los demás pensamos que no y el colectivo afectado piensa que no. Se ha burlado de todos, de los policías y de los parlamentarios", ha censurado, para afirmar que "el trasfondo de todo este proyecto es crear una policía politizada y sacar de aquí a la Guardia Civil y a la Policía Nacional". Tras ello, ha pedido la dimisión de la consejera Beaumont.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Parlamento tumba la ley de Policías de Beaumont: Geroa Bai y Bildu se quedan solos en su defensa