PREMIUM  POLÍTICA

"Obedecen a Otegi": el constitucionalismo carga contra los socialistas navarros tras el 'pacto' de Huarte

Varios de los líderes políticos a nivel nacional y autonómico han cargado contra la decisión de los socialistas de regalar la alcaldía a EH Bildu en el municipìo navarro.

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, habla con el titular de los socialistas, Ramón Alzórriz, en el Parlamento foral. IÑIGO ALZUGARAY
La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, habla con el titular de los socialistas, Ramón Alzórriz, en el Parlamento foral. IÑIGO ALZUGARAY  

El acceso a la alcaldía de Huarte de EH Bildu, tras la dimisión de la socialista Amparo López, ha sido respondido a través de las redes sociales por dirigentes de PP, Ciudadanos y UPN con críticas al PSN, al que se acusa de "regalar" esa alcaldía a EH Bildu a cambio de su abstención en la investidura de María Chivite.

"Se confirma lo que todos sospechábamos, el pacto PSN-Bildu es innegable", ha sostenido en Twitter la vicesecretaria de Organización del PP y presidenta de los populares navarros, Ana Beltrán, que ha añadido que "Sánchez y Chivite demuestran su falta de integridad y escrúpulos cuando hay sillones de por medio, cediendo a las exigencias abertzales y regalando la alcaldía de Huarte a Bildu".

Por su parte, la secretaria general del PP vasco, Amaya Fernández, ha afirmado que "EH Bildu pone los deberes al PSOE y este acata", en referencia a la recuperación de la alcaldía de Huarte por parte de la coalición de la izquierda abertzale. Fernández ha calificado también de "insólito" que a una formación "capaz de justificar asesinatos se la trate como a uno más".

"Navarra es el ejemplo más visual de lo que les está pasando a PSOE y PNV, que prefieren como compañeros de viaje la división y la ruptura, en lugar de la estabilidad y el desarrollo", ha señalado Fernández en redes sociales.

Según la dirigente del PP vasco, una fuerza política progresista y moderna jamás se apoyaría en la izquierda abertzale para gobernar, porque "el progreso es incompatible con una visión del mundo que prefiere muros antes que puentes".

ESCÁNDALO

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, por su parte, ha considerado, en declaraciones a LaSexta, que con lo sucedido en Huarte, el PSN "ha pagado un precio político" a EH Bildu a cambio de la presidencia de la Comunidad foral. "Es un escándalo, una vergüenza y, además, un engaño al votante", ha dicho.

En su perfil de Twitter, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha indicado: "El 1 de agosto, Bildu le exigió al PSOE la alcaldía de Huarte como primer pago a cambio de la presidencia de Navarra. Hoy, Sánchez obedece a Otegi, rompe con el constitucionalismo también en Huarte y entrega a los batasunos esa alcaldía. Una vergüenza".

Y el regionalista Alberto Catalán ha apuntado que "por mucho que se empeñen algunos en justificarlo, es incomprensible que pudiendo gobernar Huarte desde una mayoría constitucionalista, se deje la alcaldía en manos del independentismo vasco más radical".

Desde el PSN se ha negado, no obstante, la existencia de un pacto para entregar la alcaldía de Huarte a EH Bildu a cambio de apoyos para el Gobierno de Navarra, pero este lunes, su secretario de Organización reconoció que tenían "una situación complicada" que iban a intentar solucionar" en el menor tiempo posible.

"UNA SITUACIÓN SURREALISTA"

Por su parte, la portavoz de EH Bildu en el Parlamento de Navarra, Bakartxo Ruiz, ha considerado que la elección de Alfredo Arruiz, político de su misma formación, como alcalde de Huarte “subsana una situación surrealista”.

En declaraciones a los periodistas tras el pleno de la localidad, en el que Arruiz ha revalido el cargo que ejerció la pasada legislatura, Ruiz ha considerado que “es evidente que se ha revertido una situación que jamás se tenía que haber producido”.

Así, ha lamentado que el PSN, en la constitución de los ayuntamientos del pasado mes de junio y tras las elecciones forales, “decidió dejar las alcaldías en manos de la derecha en Pamplona, en Estella, en Barañáin y en otros tanto pueblos”.

En concreto, en Huarte y en Sartaguda, ha dicho, los socialistas asumieron las alcaldías “gracias a los votos de la derecha”. Son estos dos ayuntamientos los que Ruiz exigió al PSN que entregue a los abertzales como primer pago por su respaldo a Chivite en forma de absteción. El primero de ellos ya se ha saldado este martes.

"POLÍTICAS DE IZQUIERDAS"

Ha tildado la líder de Bildu en Navarra como “surrealista que la fuerza menos votada en Huarte, con prácticamente nulo apoyo social, obtuviera la alcaldía”, en referencia al nombramiento el pasado mes de junio de Amparo López como alcaldesa de la localidad.

La socialista, en ese momento, contó con el apoyo de GIH y Navarra Suma, pero presentó su dimisión en fechas recientes al asumir el cargo de directora general del departamento de Interior del Gobierno de Navarra.

En cualquier caso, la portavoz parlamentaria de EH Bildu ha abogado por “seguir trabajando por Huarte y haciendo políticas de izquierdas”.

También desde Geroa Bai, la franquicia del PNV en Navarra, han mostrado su satisfacción por la elección de Arruiz como alcalde gracias al voto de su único concejal en Huarte. "Se ha reconducido la situación irresponsable e ingobernable a la que las formaciones de la derecha condujeron a la ciudadanía de Huarte", ha resaltado.

INGOBERNABILIDAD

La marca blanca del PNV ha considerado además que "partidos conservadores y formaciones de ámbito estatal están demostrando un total y absoluto desconocimiento de la
situación que se vive en Huarte y en el Ayuntamiento, y critica las manipulaciones vertidas durante las últimas semanas".

Geroa Bai ha afirmado que "en todo momento ha mantenido el compromiso adquirido tras las elecciones del pasado 26 de mayo, apoyando a la fuerza progresista más votada tanto en el Parlamento de Navarra como en los distintos ayuntamientos en los que tiene representación".

El partido liderado por Uxue Barkos ha valorado que "tras dos meses de parálisis e ingobernabilidad en el Ayuntamiento de Huarte, se ha aclarado por fin la incertidumbre creada a los vecinos, que cuentan ya con un gobierno progresista, sólido y estable".

Por último, Geroa Bai ha deseado suerte y acierto al nuevo alcalde de Huarte, Alfredo Arruiz, y ha asegurado que "trabajará, como viene haciendo desde que tiene representación en el Ayuntamiento de Huarte, para mejorar con propuestas en positivo la vida de los vecinos" de la localidad.

"¿VAN A SEGUIR DICIENDO QUE NO HAY PACTO?"

Desde Navarra Suma, sin embargo, se ha criticado duramente el acuerdo al que llegó el PSN con EH Bildu, como se ha demostrado con la cesión de este martes de la alcaldía de Huarte. El portavoz de la coalición de centro-derecha en el Parlamento de Navarra, Javier Esparza, ha manifestado que el PSN "le ha dado la alcaldía de Huarte a EH Bildu" y ha preguntado a varios dirigentes socialistas, entre ellos a Pedro Sánchez, si "van a seguir diciendo que no hay pacto" con la formación abertzale.

En un tuit, Esparza ha preguntado en concreto al presidente del Gobierno español, a Susana Díaz, a Guillermo Fernández Vara, a Javier Lambán y a Emiliano García Page si, "después de ver cómo el PSN le da la alcaldía de Huarte a EH Bildu en Navarra, van a seguir diciendo que no hay un pacto con EH Bildu". También les ha preguntado si "van a seguir mirando para otro lado" y si "no se dan cuenta que les han engañado".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Obedecen a Otegi": el constitucionalismo carga contra los socialistas navarros tras el 'pacto' de Huarte