TERRORISMO

PSN condena la exaltación del asesino de Caballero, pero autorizó dos de los tres actos celebrados

El delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, permitió que se concentraran los que jalean el terrorismo sin que hubiera identificaciones por parte de la Policía Nacional.

Detalle de una pancarta durante la concentración en el barrio de la Chantrea de Pamplona en favor de Patxi Ruiz, el asesino de Tomás Cabellero. EUROPA PRESS
Detalle de una pancarta durante la concentración en el barrio de la Chantrea de Pamplona en favor de Patxi Ruiz, el asesino de Tomás Cabellero. EUROPA PRESS  

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha aprobado este lunes una declaración para rechazar las concentraciones que se han producido en los últimos días en Pamplona en apoyo al preso de ETA Patxi Ruiz, condenado por su participación en el asesinato del concejal de UPN Tomás Caballero y que se encuentra en huelga de hambre.

El texto ha sido presentado por Navarra Suma y ha recibido el voto favorable de PSN y de Geroa Bai. EH Bildu ha votado en contra y Podemos e Izquierda-Ezkerra han respaldado un punto y han rechazado los otros tres de los que constaba la declaración.

En primer lugar, la declaración aprobada muestra "la máxima repulsa por las acciones de exaltación y apoyo del asesino del concejal pamplonés Tomás Caballero, organizadas por la izquierda abertzale el pasado fin de semana en Pamplona".

A continuación, rechaza "el silencio cómplice de formaciones políticas y sindicales que se niegan a repudiar estas demostraciones públicas de odio y fascismo en las que se homenajea a criminales de la banda terrorista ETA". Además, exige a todos los partidos políticos y organizaciones sociales que condenen y rechacen "todo lo que representa la historia de terror de ETA".

Por último, expresa la "solidaridad y cariño con la familia de Tomás Caballero que, de nuevo, tiene que comprobar cómo la izquierda abertzale se sitúa al lado de los asesinos y se olvida de la víctima".

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha expresado su "máxima repulsa" por estas concentraciones y ha dicho que el preso de ETA es "un asesino de personas que defendían la libertad y democracia en esta tierra para todos". Por ello, ha considerado que este tipo de concentraciones deberían estar prohibidas y, si para ello es necesario modificar leyes, "que se modifiquen".

Esparza ha pedido al delegado del Gobierno en Navarra, José Luis Arasti, que explique porque las dos primeras concentraciones se autorizaron y por qué la tercera se denegó, y "por qué una vez se prohíbe, se permite que estas personas se agrupen y se manifiesten sin que nadie les diga nada, sin que haya detenciones ni identificaciones, sin que la Policía Nacional intervenga y les disuelva".

Además, el portavoz de Navarra Suma ha agradecido el apoyo del PSN y de Geroa Bi a la declaración, pero ha dicho que les quiere "recordar lo que ocurre en esta tierra". "Con Bildu no se puede pactar un Gobierno ni en España ni en Navarra. El Gobierno de España no puede estar en manos de esta gentuza porque no tiene ningún tipo de legitimidad democrática", ha dicho, afirmando que "Bildu está en la defensa de los asesinos.

Por parte del PSN, Ramón Alzórriz ha rechazado las concentraciones a favor del preso de ETA, "un asesino de un concejal de UPN que luchó democráticamente por los derechos y libertades en nuestra tierra".

"No se puede ni se debe permitir que haya este tipo de manifestaciones en un momento como el que democráticamente estamos. Este tipo de manifestaciones se deben repudiar, rechazar y condenar. Este no es el camino que necesita la sociedad, que ha dicho en reiteradas ocasiones alto y claro que quiere reparación, justicia y memoria para las víctimas del terrorismo de ETA. Apoyamos sin paliativos y sin ningún tipo de duda esta declaración", ha afirmado.

También se ha mostrado a favor de la declaración la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, quien ha precisado que hubiera "matizado algunas expresiones". Barkos ha señalado que "no deja de ser compatible la defensa de los derecho de cualquier preso con la defensa de la democracia, con el reconocimiento a las víctimas y con el respeto a Tomás Caballero".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha afirmado que en estas concentraciones "no ha habido exaltación, ni ha habido apoyo de ningún preso, ni se han planteado demostraciones públicas de odio y fascismo como dice la declaración, ni se ha homenajeado a ningún preso".

Refiriéndose a Patxi Ruiz, ha señalado que "hay que tener en cuenta la situación de esta persona y mas allá de los hechos que la llevaron a la cárcel, también tiene unos derechos, creemos que su situación es preocupante y la situación en general en las cárceles es muy preocupante". Ha dicho que estos presos, "ni siquiera en la fase 2 de la desescalada van a poder tener visitas".

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha respaldado que las instituciones condenen a la banda terrorista pero ha rechazado que "se ligue directamente toda la violencia terrorista y todo el sufrimiento ocasionado por ETA a una ideología política de la izquierda abertzale". "Dentro de la izquierda abertzale hay diferentes colectivos y dinámicas y muchas de ellas han sido fundamentales para llegar a un proceso de paz como el que hemos vivido, y cuando se generaliza de esta manera hacemos un flaco favor a la convivencia", ha dicho.

En los mismo términos se ha pronunciado la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, que ha rechazado que en la declaración se vincule "lo ocurrido a todo un sector social que denomina izquierda abertzale, no nos parece ni justo ni correcto". En todo caso, ha expresado su rechazo a "cualquier tipo de exaltación del terrorismo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
PSN condena la exaltación del asesino de Caballero, pero autorizó dos de los tres actos celebrados