• lunes, 25 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:59

 

 
 

TERRORISMO

El PSN de Chivite asume los objetivos de Bildu y reclama ya el acercamiento de presos etarras a Navarra

La iniciativa ha sido presentada conjuntamente por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra y ha sido apoyada por el PSN.

La Presidenta del Gobierno de Navarra, Maria Chivite, habla con el portavoz del PSN, Ramón Alzorriz, durante el Pleno en el Parlamento de Navarra. MIGUEL OSÉS
La Presidenta del Gobierno de Navarra, Maria Chivite, habla con el portavoz del PSN, Ramón Alzorriz, durante el Pleno en el Parlamento de Navarra. MIGUEL OSÉS

El pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves una moción para instar al Gobierno de España a que facilite a los presos cuyo origen, residencia habitual o entorno familiar se encuentre en Navarra el cumplimiento de las penas en la cárcel de Pamplona.

La iniciativa ha sido presentada conjuntamente por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra, y ha recabado el apoyo del PSN, mientras que Navarra Suma ha votado en contra. Si bien la moción no hacía referencia expresa a los presos de la banda terrorista ETA, el debate de los grupos sí ha girado en torno a este asunto. Así, mientras Navarra Suma ha considerado que esta moción responde a una "estrategia" de EH Bildu por conseguir la libertad para los presos de ETA, el resto de partidos han enmarcado su posición en el cumplimiento de la legislación penitenciaria.

En concreto, la moción aprobada consta de dos puntos. En el primero, se pide al Gobierno de España, "teniendo en cuenta los principios de reinserción y resocialización establecidos en la ley general Penitenciaria y el contexto motivado por la pandemia del Covid-19", que "aplique una política penitenciaria que facilite a las personas presas que así lo deseen el cumplimiento de penas cerca de sus lugares de arraigo social y familiar".

En segundo lugar, el Parlamento reclama al Gobierno de España que "elabore un plan que permita estudiar todas las posibilidades que ofrece el centro penitenciario de Pamplona para acoger, siempre bajo criterios de voluntariedad de las mismas, a todas las personas presas cuyo origen, residencia habitual o entorno familiar se encuentre en Navarra".

El parlamentario de Geroa Bai, Jabi Arakama, ha considerado que "se debe tener en cuenta el esfuerzo que los familiares y allegados de las personas presas deben realizar para ir a visitarles a los centros penitenciarios, en muchas ocasiones a cientos de kilómetros, esfuerzo y riesgo para su salud física y mental que además se ve multiplicado en el contexto de pandemia".

Arakama ha señalado que la mayoría de iniciativas anteriores sobre este tema en el Parlamento "se han centrado en los presos de ETA, algo que esta moción pretende superar en positivo al hacer referencia al conjunto de las personas presas con vinculación con Navarra, independientemente del delito que les haya llevado a prisión". Además, ha dicho que "todas las víctimas merecen verdad, justicia y reparación, pero nada de ello desaparece con el cumplimiento de la moción".

La parlamentaria del PSN, Inma Jurío, ha señalado que su partido "apoyó la política penitenciaria de alejamiento de los presos de ETA cuando ETA existía y fue una política avalada por los tribunales". "Hoy ETA ya no existe y a partir de ese momento empezamos a sostener que era necesario iniciar cambios en la política penitenciaria de alejamiento, conforme establecía la legalidad penitenciaria. Nosotros estamos apoyando eso, cumplir las leyes", ha dicho, para acusar a los partidos de Navarra Suma de "utilizar este tema para crispar, confrontar y deslegitimar a quien ocupa el Gobierno; se creen unos salvapatrias, se apropian del dolor de las víctimas para hacer política en contra del Gobierno".

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha expresado su "enorme decepción" con la intervención de la parlamentaria socialista, que ha calificado de "intervención infame". "Nosotros siempre hemos tenido un absoluto respeto a las víctimas del terrorismo", ha dicho.

Sobre la moción, ha asegurado que Navarra Suma "nunca ha estado en contra de que se produzcan acercamiento de presos si se hace conforme a la legalidad, pero si los acercamientos se producen como consecuencia de negociaciones políticas, como pago a favores prestados o a apoyos recibidos, entonces nos parece indecente". "La política penitenciaria no se negocia, la tiene que decidir el Estado en cada momento en el ámbito de sus competencias y no puede responder a presiones políticas", ha afirmado, para señalar que EH Bildu "trabaja para poner en libertad a los asesinos de ETA". Además, ha dicho a la presidenta María Chivite que "ningún sillón justifica esta indignidad" y ha señalado que "el PSN ha entregado su alma al diablo".

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, ha asegurado que lo que plantea la moción "es muy simple, lógico y muy importante al mismo tiempo". "Se trata de cumplir la legislación penitenciaria que está vigor, es decir, que se cumpla el derecho de cualquier preso a que las penas se cumplan cerca de su lugar de residencia o de arraigo familiar, y en el caso de los presos navarros debería ser la cárcel de Pamplona", ha afirmado, señalando que "hay presos que cumplen sus penas a cientos de kilómetros por motivos políticos". "Se están dando algunos pasos, es verdad, pero se tienen que dar más pasos", ha asegurado.

Por parte de Podemos, Ainhoa Aznárez ha afirmado que "si nos consideramos demócratas debemos transitar hacia la demanda social de una cultura democrática que respete todos los derechos políticos, civiles y sociales, y esté basada en una cultura de diálogo y no violencia como píldora necesaria para la resolución de cualquier conflicto". "Esta moción va de eso, de finalizar con la excepcionalidad y la necesidad de definir un plan de reintegración para las personas presas", ha dicho.

Finalmente, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha señalado que con esta moción se trata de que "por fin se produzca el acercamiento de presos que están en cárceles lejos de Navarra y tienen su familia y su arraigo en la Comunidad foral, en definitiva, se trata de evitar el desarraigo de esas personas, se trata de promover la inclusión y reinserción social de estas personas que están cumpliendo justamente su pena". "Es una pena añadida estar lejos de tus familias, de tus amigos y conocidos, y una pena añadida para esos familiares y personas cercanas a los presos. Esto no tiene nada que ver con avalar los delitos que hayan cometido estas personas presas", ha indicado.

RESPALDO DE LOS SINDICATOS

Los sindicatos UGT, CCOO, ELA y LAB han respaldado la moción.

Tras el debate, la Comisión Ejecutiva de la UGT de Navarra ha manifestado, en un comunicado, su apoyo y ha afirmado que comparte "los motivos esgrimidos por la Cámara, tanto de carácter jurídico, evitar el desarraigo social e impulsar la rehabilitación y reinserción social de las personas presas, que establece la Ley General Penitenciaria, como de carácter sanitario y humanitario, salvaguardar la salud pública, especialmente en medio de esta pandemia, y posibilitar el contacto con las familias, condicionado por las restricciones de movilidad a las que obliga la situación actual".

En opinión del sindicato, "esta iniciativa contribuirá a asentar en nuestra sociedad una cultura de paz y convivencia imprescindible para encarar el futuro".

Por su parte, CCOO ha pedido "el acercamiento de los presos a la cárcel de Pamplona y terminar así con una legislación extraordinaria que añade una pena supletoria a familiares y amigos".

El sindicato, que el año pasado también pidió "humanizar las condiciones de vida de las personas presas", ha considerado que "en el nuevo tiempo abierto tras la desaparición definitiva y real de ETA es momento de dar pasos en el acercamiento de los presos a sus lugares de origen".

Según ha expuesto en una nota, "es momento de dar pasos para quebrar una anomalía legal como el alejamiento de los presos de ETA" y ello, ha subrayado, "no implica avalar o justificar los delitos cometidos por estas personas ni adherirse a su causa, sino que supone defender los Derechos Humanos en todas las circunstancias".

"Promocionar la paz y la convivencia, el reconocimiento del daño injusto causado por parte de quienes han ejercido la violencia, concretar un relato contrastable con el pasado y que fije una ética universal, deslegitimar el uso de la violencia y eliminar espacios de vulneración de derechos humanos e impunidad son algunos de los retos del fututo", ha sostenido.

A juicio de CCOO "es fundamental que aquellos que han ejercido la violencia o la han defendido aborden de forma honesta y hasta el fondo todas las consecuencias de la misma".

Además, ha considerado necesario que "los tímidos avances en la reparación a las víctimas, que deben contribuir a la promoción de una verdadera justicia restaurativa, referenciado en el reconocimiento del injusto daño causado y en la vía Nanclares, se promuevan de forma decidida desde el colectivo de presas y presos de ETA, y desde su entorno, evitando, por ejemplo, recibimientos y homenajes públicos a las personas presas por terrorismo, que nos alejan de dicho objetivo".

También ELA se ha sumado al contenido de la resolución y ha compartido, asimismo, que se solicite al Gobierno foral elaborar un plan que permita estudiar las posibilidades que ofrece la cárcel de Pamplona para acoger, a las personas presas de Navarra siempre que lo soliciten.

Igualmente, LAB ha saludado y compartido la moción aprobada por la Cámara y ha destacado, en un comunicado, que "el objetivo de reintegración de las personas presas así lo exige, la ley así lo establece y las condiciones técnicas lo hacen perfectamente factible".

"No existe ninguna razón para no trasladar a todos los presos navarros a la prisión de Pamplona de manera inmediata", ha defendido LAB, para quien "dicho traslado debe realizarse independientemente de la pena impuesta, puesto que la dispersión es un castigo añadido de manera injusta y arbitraria".

Para el sindicato abertzale, "en el caso de los presos condenados por motivos políticos, la dispersión es parte de una política penitenciaria de excepción, con objetivos políticos concretos, como romper el colectivo de presos y presas políticas o quebrar la voluntad de cada uno de ellos".

"Esta política ha generado y sigue generando sufrimiento, tanto para las personas presas como para sus allegadas, expuestas semanalmente al peligro que supone realizar largos viajes. La política de dispersión, aplicada durante 30 largos años, ha sido siempre injusta; ahora es, además, anacrónica. Ya han pasado casi diez años desde que ETA puso fin a su actividad armada", ha señalado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El PSN de Chivite asume los objetivos de Bildu y reclama ya el acercamiento de presos etarras a Navarra