• lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:57

 

 
 

POLÍTICA

Oposición y socios de Gobierno de Chivite critican duramente su gestión en esta crisis del Covid-19

´Tanto Navarra Suma como los socios de Gobierno de la propia presidenta han critica varios de los aspectos gestionados durante la crisis del Covid-19.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, durante su intervención en el pleno de la Cámara foral. PARLAMENTO DE NAVARRA
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, durante su intervención en el pleno de la Cámara foral. PARLAMENTO DE NAVARRA

El líder de Navarra Suma, Javier Esparza, ha indicado en el Parlamento de Navarra que en la Comunidad Foral “no se ha liderado la crisis sanitaria” y ha pedido que ahora “se lidere la crisis económica que vamos a tener”.

Durante una intervención en el Pleno celebrado este martes, Esparza ha criticado al portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, por que “lo único que ha hecho es aplaudir la gestión” del Gobierno con un “tono triunfalista” incapaz de reconocer errores.

En este sentido, ha denunciado a que se están haciendo mal los test a los profesionales sanitarios, que no se hicieron desde el principio en las residencias de ancianos y que sigue habiendo carencia de EPIs.

Esparza ha cuestionado también la monitorización de las residencias de ancianos preguntándose qué resultados se ha obtenido con ello ya que “todos sabemos lo que está pasando” allí.

“Cuando nos escuchan están acertando, pues háganos más caso”, ha insistido el regionalista, echando en cara al Gobierno que “no puede ser que estemos esperando a que otros tomen decisiones”.

Ha recordado además que en 2015 Navarra tenía el mejor sistema sanitario y educativo del país y uno de los mejores de protección social, siendo “la comunidad donde menos impuestos pagaba la clase trabajadora” y una “comunidad envidiada donde se generaba empleo y donde más empleo había”.

Cuatro años después, ha asegurado, Navarra es “la comunidad que más impuestos paga” y desde el punto de vista sanitario “no somos la mejor” a pesar del tiempo y de 500 millones de euros más para gastar.

Esparza también se ha dirigido a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, indicándole que “la soberbia no es buena compañera” y subrayando que “lealtad no es decir que nos estamos aprovechando del dolor ajeno”, algo que ha tildado de “disparate”, “falso” y “mezquindad”.

En este sentido, ha insistido en que van a seguir hablando, enmendando y presentando iniciativas “les parezca bien, mal o regular”, asegurando que esto “no es una deslealtad” al Gobierno.

Por último ha cuestionado si no debería la presidenta “pedir unidad a sus propios socios” cuando Geroa Bai cuestiona que Navarra deba ser cabeza en la desescalada y su portavoz María Solana solo menciona los logros de sus compañeros de partido, y Podemos “dice que ni de casualidad” hay diálogo social.

En respuesta a sus palabras, el socialista Ramón Alzórriz ha recomendado a Esparza viajar al muro de las lamentaciones asegurando que “a parte de lamentarse y de criticar al Gobierno no hace más que propuestas que ya están implementadas por el Ejecutivo Foral”.

Solana por su parte ha señalado que cuando en 2015 llegaron al Gobierno e encontraron la caja vacía, “con una deuda milmillonaria” y con una sanidad que ha seguido dando servicio de calidad gracias a sus profesionales “después de padecer recortes voraces”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Oposición y socios de Gobierno de Chivite critican duramente su gestión en esta crisis del Covid-19