POLÍTICA

Podemos e I-E aseguran su apoyo a la investidura de Chivite para alejar a la derecha del Gobierno foral

Podemos destaca que el apoyo a Chivite "está cargado de determinación" e I-E insta a trabajar por un Ejecutivo "social".

Reunión de PSN con Podemos e Izquierda-Ezerra en el marco de las negociaciones para el acuerdo de investidura de la socialista María Chivite.  Archivo / MIGUEL OSÉS
Reunión de PSN con Podemos e Izquierda-Ezerra en el marco de las negociaciones para el acuerdo de investidura de la socialista María Chivite. Archivo / MIGUEL OSÉS

Podemos e Izquierda-Ezkerra, dos de los partidos más castigados por los electores en las últimos comicios forales y que suman únicamente 3 de los 50 parlamentarios, han confirmado este jueves su apoyo a la investidura de María Chivite como presidenta del próximo Gobierno foral.

El portavoz de Podemos en el Parlamento de Navarra, Mikel Buil, ha destacado que el voto afirmativo de su grupo a la investidura de la socialista María Chivite "está cargado de determinación y de exigencia de lo firmado".

En este sentido, Buil ha reconocido que se formación "ha pagado en sufrimiento y en votos para conseguir una mayor madurez" si bien ha remarcado que "nadie confunda nuestra humildad con domesticación ni institucionalidad, ni nuestras dificultades por derrotas".

En su intervención en el debate de investidura, Buil ha destacado que "la mayoría navarra ha decidido que no quiere un gobierno autoritario ni monocolor" y ha puesto en valor la "actitud facilitadora" del PSN tras las elecciones del 26 de mayo que ha motivado, ha dicho, el voto afirmativo de Podemos a la investidura de la candidata socialista.

El portavoz de Podemos ha destacado que "Navarra debe estar orgullosa de no dejarse arrastrar por el maniqueísmo político" y "ha llegado a un momento irreversible de paz" para llegar a la "ansiada convivencia". Así, ha remarcado que su partido va "dar lo mejor de sí para esa reconciliación y convivencia".

Mikel Buil ha puesto en valor los "hitos punteros" del acuerdo programático de la anterior legislatura que "permite dar continuidad en los retos que la comunidad necesita afrontar" para trabajar "por la mayor igualdad, justicia y bienestar de nuestra población".

En este sentido, ha destacado que el actual acuerdo con PSN, Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra "evita caer en la autocomplacencia de los logros alcanzados en la anterior legislatura" que "no pueden ocultar la situación insostenible de algunos sectores de la sociedad".

Buil ha lamentado que "lo que ha estado a punto de lograrse a nivel estatal, con una vicepresidencia de Derechos Sociales, caiga en la estructura de gobierno actual" y que Vivienda "se haya desgajado de la vicepresidencia actual". En esta materia, ha recalcado que Podemos insistirá dentro del Ejecutivo foral para cumplir el desarrollo de medidas en materia de vivienda como un censo de vivienda vacía, un índice para limitar el precio del alquiler, una ley que "destierre la pobreza energética" o el impulso de "un parque digno de vivienda social".

También ha puesto en valor la "consolidación" y el "despliegue de la tercera fase" de la renta garantizada o "el mantenimiento del liderazgo público de las políticas activas de empleo" del acuerdo programático que conlleva también "una apuesta clara por mejorar las condiciones laborales y de intervención de los Servicios Sociales de Base".

Mikel Buil ha incidido en el "desacuerdo" con el PSN y Geroa Bai en cuanto al modelo fiscal y productivo y ha resaltado que "es urgente corregir la desigualdad allí donde se genera". En este sentido, ha afirmado que "nuestra competitividad se sustenta en una carga de empleo femenino no remunerado y no se puede crecer hasta el infinito sin chocar como hemos chocado con el medio ambiente".

Por ello, ha resaltado la necesidad de "impulsar un cambio en el modelo productivo que condicione el reparto de la enorme riqueza en el sistema industrial" y priorice la contratación de colectivos vulnerables. También ha abogado por "abandonar la teoría falaz del crecimiento sostenible" para pasar a un modelo de "decrecimiento".

Por otro lado, ha apostado por un "cambio de paradigma" para afrontar el "reto mayúsculo" de la sostenibilidad medioambiental y ha ofrecido como herramienta para ello la ley de cambio climático que Podemos presentó la legislatura pasada.

En educación, ha puesto en valor que el acuerdo del cuatripartito contempla una "apuesta más ambiciosa que la mera reversión de los recortes" hasta el compromiso de alcanzar el 5% del PIB. También ha destacado el "impulso renovado por la coeducación después de los intentos involucionistas de la oposición" para "seguir implantando en los diferentes centros financiados con recursos públicos" en programa Skolae.

También ha abogado por un sistema sanitario "de excelencia" basado en el nuevo grado de Medicina en la UPNA y la investigación biomédica.

Por otro lado, ha apostado por "asumir el enfoque de género y los principios políticos de la luchas feministas" para "caminar hacia la igualdad real". Por ello, ha reclamado un "proceso de despatriarcaclización de la política". "Navarra no puede desear un horizonte que no sea morado en el que las mujeres sean libres de las violencias machistas y vivan su sexualidad con libertad", ha subrayado.

Por este motivo, ha dicho, "hemos aceptado liderar el Instituto Navarro de la Igualdad" junto con el Instituto Navarro de la Juventud, ha dicho Buil que ha remarcado que Podemos quiere, a través de estas áreas, crear "espacios de trabajo donde empoderar a las personas"

De la misma manera, ha llamado a impulsar "la necesaria transformación de la justicia" y ha expresado el compromiso de Podemos para afrontar "el reto de garantizar la justicia gratuita, de favorecer los procesos de mediación" así como para conseguir "la concepción de una justicia reparadora que dé confianza a la ciudadanía".

CHIVITE: "EL ACUERDO NO PASA POR REIVINDICAR LO QUE ES MÍO"

La candidata socialista, María Chivite, ha contestado que "todos nos hemos dejado pelos en la gatera, eso es lo que significa acordar". "Si no lo hubiéramos hecho hoy no estaríamos aquí", ha subrayado.

Chivite ha destacado que el acuerdo programático "es de las cuatro formaciones políticas" firmantes y "no pasa por reivindicar qué es lo mío en el acuerdo".

"Las consejerías son del Gobierno de Navarra", ha destacado la socialista que ha pedido a Podemos que "no mezclemos el ámbito nacional con el navarro".

I-E DESTACA SU "COMPROMISO DE FACILITAR UN GOBIERNO SOCIAL"

Por su parte, la portavoz parlamentaria de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que, con el acuerdo programático que ha alcanzado con PSN, Geroa Bai y Podemos y el apoyo a la candidata socialista a la Presidencia de Navarra, María Chivite, su formación cumple su "compromiso de facilitar un Gobierno social" y ha asegurado que "trabajará para desarrollar el acuerdo programático, impulsando políticas progresistas y sociales".

Durante su intervención en el debate de investidura en el Parlamento de Navarra, Marisa de Simón ha reconocido los "fracasos" de sus objetivos "no alcanzados en las elecciones del pasado 26 de mayo". "Hemos obtenido un mal resultado y eso lo hemos de reconocer. Hemos obtenido un solo escaño cuando aspirábamos a reforzar el espacio de la izquierda transformadora en esta Cámara. Habíamos previsto mayor representación de Izquierda-Ezkerra, pero eso no ha sido así, la ciudadanía navarra no nos ha respaldado como habíamos previsto y el cuatripartito tampoco ha recibido el suficiente apoyo, hemos perdido la mayoría", ha afirmado.

La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra ha dicho que asume este resultado "con humildad y con mucha energía para trabajar cada uno de estos días para desarrollar el acuerdo programático al que hemos llegado entre fuerzas diferentes, impulsando políticas progresistas y sociales, empeñados en recuperar el espacio perdido y ampliando la influencia en las calles".

"Vamos a favorecer un gobierno alternativo a las políticas de las derechas, que tanto daño han hecho a la ciudadanía navarra durante años anteriores", ha asegurado.

Según ha señalado Marisa de Simón, "adquirimos el compromiso con la ciudadanía navarra, con nuestros votantes, con nuestra afiliación, de seguir avanzando en políticas sociales y en la construcción de la sociedad plural que pusimos en marcha en 2015, y aquí estamos cumpliendo ese compromiso facilitando un Gobierno social".

La parlamentaria foral ha afirmado que el programa pactado es "de mínimos" y "suficiente para dar continuidad a las políticas sociales que supusieron un cambio de rumbo fundamental en Navarra en 2015". "El acuerdo es un instrumento absolutamente necesario que posibilita el desarrollo de políticas sociales en beneficio de las personas y de un desarrollo equitativo y solidario", ha subrayado.

Marisa de Simón ha reconocido que el programa "no es nuestro programa" pero ha valorado que el pacto ha sido posible "por la capacidad de acordar entre cuatro grupos que son diferentes, se ha hecho sin imposiciones y tiene contenidos importantes para mejorar la vida de toda la ciudadanía".

Por otro lado, la parlamentaria de I-E ha advertido a María Chivite de que "con vetos y exclusiones no se construye una Navarra plural, no compartimos el veto a EH Bildu, creemos que ha sido un error político porque está negando una realidad social y política que está aquí, y ese veto no lo va a poder mantener este lunes". Por otro lado, ha subrayado que "la mayoría no se puede construir con el frente de derechas".

Marisa de Simón ha criticado que "le han dicho a Chivite que es amiga de asesinos, que va a imponer el euskera discriminando al que no lo conoce, que va a aceptar un Gobierno nacionalista excluyente e identitario" y ha asegurado que estará "al lado" de la candidata socialista cuando le lancen esas acusaciones. "Son viles mentiras rastreras que en muchos casos llegan a la difamación o al insulto", ha asegurado.

PSN CONSIDERA QUE NO HA HECHO EXCLUSIONES

Por su parte, María Chivite ha agradecido "el apoyo" de Marisa de Simón "ante la escalada de críticas, mentiras e insidias que lanza la derecha navarra y española".

También ha valorado "el trabajo de Izquierda-Ezkerra en todas las mesas de trabajo" para negociar el acuerdo programático. "La actitud ha sido muy buena. Lo importante es qué es lo que queremos hacer los próximos cuatro años. Tenemos un acuerdo que se compromete con la convivencia, la igualdad y el progreso de la Comunidad", ha señalado.

Respecto a EH Bildu, Chivite ha apuntado que "no se trata de exclusiones, se trata de posicionamientos políticos y de cumplir con la palabra, y dijimos en campaña que no íbamos a dar el Gobierno a Navarra Suma y que no gobernaríamos con EH Bildu también".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Podemos e I-E aseguran su apoyo a la investidura de Chivite para alejar a la derecha del Gobierno foral