POLÍTICA

Barkos y Urkullu reviven un órgano común permanente como el del fallido tripartito

Sobre la mesa, el desarrollo del euskera y la captación de la televisión vasca en Navarra.

Urkullu y Barkos en el Palacio de Navarra.
Urkullu y Barkos en el Palacio de Navarra.

Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca han creado un "cauce de relación permanente", con equipos de trabajo de ambas comunidades que tratarán cuestiones de interés común como la defensa del autogobierno o la entrada de la Comunidad Foral en una eurorregión con Aquitania (Francia) y Euskadi.

La creación de este cauce de relación se ha dado a conocer tras la reunión mantenida en Pamplona por la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, y el lehendakari Íñigo Urkullu, que en una comparecencia ante los medios han abogado por "normalizar" las relaciones entre ambas comunidades.

Navarra y Euskadi, ha explicado Urkullu, van a trabajar en una serie de ámbitos prioritarios como las infraestructuras de comunicación (trazado del tren de alta velocidad), educación, sanidad y reactivación económica, aspecto este último en el que ha dado especial relevancia a la política industrial, el turismo y la internacionalización de empresas.

También ha considerado prioritarios los ámbitos de la cultura y el euskera, las relaciones económico-financieras y, sobre todo, la defensa del autogobierno, especialmente del Concierto vasco y el Convenio Económico navarro.

En ese sentido, ha apuntado que, ante el "espíritu recentralizador" del Estado, ambas comunidades deben estar "ojo avizor" ante la posibilidad de que eventuales reformas constitucionales puedan afectar a Navarra o la CAV.

No se trata de hacer un "frente común" de ambas comunidades, ha matizado, sino mantener una "actitud proactiva" en defensa del autogobierno.

Urkullu ha recordado que Navarra y Euskadi han suscrito hasta 17 convenios, algunos de los cuales continúan en vigor, y ha apostado por profundizar en esa línea y por revisar y actualizar el Protocolo General de Colaboración existente entre ambas comunidades.

Un aspecto que también se ha analizado en la reunión de hoy es la captación en Navarra de la televisión pública vasca (ETB) y al respecto ha indicado que el obstáculo para hacerlo no era el coste económico, como alegaba el Gobierno de UPN, sino la "disposición política".

El lehendakari ha señalado que los equipos de trabajo van a analizar las alternativas técnicas para regularizar la captación de ETB en Navarra, cumpliendo el mandato que en ese sentido hizo el Parlamento foral la pasada legislatura.

Urkullu, que ya se reunió en Pamplona la pasada legislatura con la presidenta Yolanda Barcina, de UPN, ha lamentado que desde entonces no se haya profundizado en las relaciones entre Navarra y la CAV, lo que no ha impedido la firma de distintos convenios sectoriales, aunque ahora se pretende dar a esa relación un carácter "institucional".

El "conflicto" sobre la captación de ETB que existió con el anterior Gobierno de Navarra, ha dicho, es "un ejemplo de lo que podía haber sido y no fue" en la relación entre dos comunidades que mantienen importantes "lazos históricos y culturales".

La presidenta navarra, Uxue Barkos, de Geroa Bai, ha destacado que ésta ha sido una primera reunión entre ambos presidentes, que espera que tenga continuidad próximamente en la sede del Gobierno Vasco en Vitoria, para "recuperar unas relaciones que deberían ser normalizadas".

Barkos ha comentado que los equipos de trabajo de ambas comunidades empezarán a reunirse ya la próxima semana para tratar las cuestiones más urgentes y fijar una agenda de contactos.

Al ser preguntada sobre la propuesta del lehendakari de llegar a un nuevo pacto con el Estado para el reconocimiento del País Vasco como "nación foral", Barkos ha "saludado" la idea y ha abogado por que cada comunidad "tenga capacidad para hacer frente a su desarrollo político de la manera que la ciudadanía decida, es decir, de manera soberana".

Navarra y Euskadi, ha declarado, son dos comunidades forales con "lazos innegables" y planteamientos políticos que "llaman a ese encuentro", pero la decisión sobre el "destino político", ha insistido, es de la ciudadanía de la CAV por un lado y de Navarra por otro.

"Es una senda por la que sin duda nos vamos a encontrar en la normalidad de nuestras relaciones", ha subrayado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos y Urkullu reviven un órgano común permanente como el del fallido tripartito