PREMIUM  POLÍTICA

García Tejerina, en Navarra: "Hay un mayor control de la riada respecto a la sufrida en el año 2015"

La ministra visita Ribaforada y Buñuel, donde insta a que se mantenga una vigilancia permanente de los caudales del Ebro.

La Ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado este sábado en su visita a las inundaciones en Buñuel que hay un "mayor control" de la riada del Ebro respecto a la vivida en el 2015, aunque la complejidad "no es menor".

García Tejerina ha visto esta tarde los efectos de la crecida del río a su paso por las localidades de Buñuel y Ribaforada, donde ha estado acompañada de la consejera de Desarrollo Rural del Gobierno de Navarra, Isabel Elizalde.

También ha estado presente la delegada del Gobierno en Navarra, Carmen Alba, la directora general de Agua del ministerio, Liana Ardiles, y el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

A las visitas también han asistido algunos concejales y los alcaldes de ambos municipios, José Antonio Lasheras (Buñuel) y Jesús Mari Rodríguez (Ribaforada), además de agricultores de la zona.

García Tejerina ha instado a que se mantenga "una vigilancia permanente" de los caudales del Ebro para "poder actuar como se está actuando hasta ahora, reforzando motas o abriendo cauces para realizar la mejor gestión de esta situación".

"Las inundaciones están a niveles similares a las del 2003 o el 2015, pero el hecho de contar con planes de gestión por riesgo de inundaciones desde el año 2016 nos está permitiendo realizar actuaciones de prevención y de recuperación para evitar en la medida de lo posible cualquier afección para las personas que viven en el entorno del Ebro", ha dicho.

INFRAESTRUCTURAS HIDRÁULICAS

La ministra ha destacado también la "importancia de las infraestructuras hidráulicas" en momentos como el que se está viviendo, poniendo el ejemplo de Yesa e Itoiz.

"Ambos embalses nos están permitiendo gestionar de manera más eficaz estas inundaciones. Si hoy en día ambas infraestructuras no existieran en Navarra, hoy el caudal sería un 25% o un 30% mayor y, por lo tanto, aumentaría el riesgo", ha expresado.

Asimismo, García Tejerina ha recordado que las obras del recrecimiento de Yesa "avanzan a muy buen ritmo" y que los trabajos han alcanzado "el 93% de la construcción del cuerpo de la presa".

"Esta obra nos permitirá duplicar la capacidad de regulación de la presa y evitar estas grandes avenidas que traen tantos daños a la población y a su patrimonio", ha añadido la ministra.

Por último, García Tejerina ha asegurado que el Gobierno de España declarará las áreas afectadas por estas inundaciones "zonas de actuación urgente", con el objetivo de habilitar una recuperación de los daños "con la mayor celeridad".

VOLUMEN ALTO DE CAUDAL

"Ese es nuestro compromiso, aunque para valorar los daños primero tendremos que esperar a que las aguas vuelvan a su cauce", ha matizado la titular de Medio Ambiente.

Por otro lado, el alcalde de Buñuel, José Antonio Lasheras, ha confesado que en el municipio hay ahora "algo más de tranquilidad", debido a que la crecida está descendiendo y a que los diques han aguantado "bastante bien" la fuerza del caudal.

No obstante, ha asegurado que "queda todavía mucho agua por bajar" y se mantiene la alerta, ya que los 1.900 metros cúbicos por segundo siguen suponiendo "un volumen alto de caudal" para lo que puede soportar el municipio.

El alcalde de Ribaforada, Jesús Mari Rodríguez, ha confirmado por su parte que la mota de contención del municipio se ha roto por la misma parte en la que lo hizo en la riada del 2015.

"La previsión es que, como hemos vuelto a sufrir la rotura de la mota, las consecuencias sean parecidas a las del 2015, cuando tuvimos 600 hectáreas anegadas, la carretera cortada, daños a infraestructuras agrícolas y parcelas que costará mucho dinero recuperar", ha lamentado el alcalde.

MEDIDAS NUEVAS

Rodríguez ha reclamado que se tomen "medidas nuevas", al considerar que la situación con las inundaciones "siempre se repite". "Estamos haciendo todos los años lo mismo: gastar mucho dinero en reparar para encontrar que el problema es exactamente el mismo y que nos damos siempre golpes contra la misma pared", ha afirmado el regidor de Ribaforada.

"Somos conscientes de que las inundaciones son impredecibles y es difícil hacer previsiones, pero más allá de a quién competa la responsabilidad, creo que deberíamos buscar soluciones diferentes a las habituales", ha sentenciado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
García Tejerina, en Navarra: "Hay un mayor control de la riada respecto a la sufrida en el año 2015"