• martes, 28 de septiembre de 2021
  • Actualizado 10:29

 

 
 

POLÍTICA

Laparra viaja a Barcelona para explicar la nueva ley foral de conciertos sociales, "un modelo más estable y garantista"

NAVARRA.-Laparra presenta en Barcelona la ley foral de conciertos sociales

Comparecencia de Miguel Laparra, consejero de Derechos Sociales, para explicar los pliegos para el contrato de asistencia técnica para la gestión de un Centro de Día (35). IÑIGO ALZUGARAY
Comparecencia del vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, en una imagen de archivo. IÑIGO ALZUGARAY

El vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Miguel Laparra, ha explicado este lunes en una jornada celebrada en Barcelona los contenidos de la ley foral de conciertos sociales.

En una jornada titulada De la contratación pública a la acción concertada con la iniciativa social sin ánimo de lucro, el vicepresidente navarro ha participado, junto con representantes de los gobiernos de las Islas Baleares y la Comunidad Valenciana, en la mesa denominada De la imaginación a la práctica. Experiencias territoriales de la regulación del concierto social.

El evento ha sido organizado por la organización empresarial catalana La Confederació, en el que representantes de diferentes comunidades autónomas y personas expertas en el ámbito de los servicios sociales han explicado sus experiencias y propuestas, ha destacado el Gobierno foral.

Según ha indicado, la ley foral de conciertos sociales es una alternativa a la ley de contratos y a la de subvenciones en los ámbitos de salud y servicios sociales. Está dirigida a entidades de iniciativa social sin ánimo de lucro y en la misma se definen las características que deben cumplir para ser consideradas como tales.

Asimismo, en opinión del Gobierno navarro, esta ley ofrece a las entidades sociales "un modelo de relación más estable y garantista". De esta forma, se pretende "reconocer la enorme aportación de recursos humanos, económicos y materiales, además de la experiencia en la atención que las entidades de iniciativa social han venido realizando".

La duración de los conciertos es, con carácter general, de tres años, pudiendo ser prorrogados por otros períodos de hasta tres años, con un máximo total de nueve años, siempre que la evaluación de la prestación de los servicios haya resultado positiva. En este sentido, una comisión paritaria evaluará cada concierto: cumplimiento de las condiciones, objetivos de calidad y grado de consecución de los mismos.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Laparra viaja a Barcelona para explicar la nueva ley foral de conciertos sociales, "un modelo más estable y garantista"