PREMIUM  POLÍTICA

Bildu se sale con la suya y el cuatripartito vuelve a unirse para aprobar su reforma del mapa local

Las comarcas pasarán a ser las nuevas entidades locales y se suprimirán los distritos administrativos, el consorcio y las agrupaciones de servicios administrativos.

La consejera de desarrollo rural, medio ambiente y administracion local Isabel Elizalde durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS
La consejera de desarrollo rural, medio ambiente y administracion local Isabel Elizalde durante el pleno parlamentario. MIGUEL OSÉS  

El pleno del Parlamento ha aprobado este jueves, con el voto en contra de la oposición, la Ley Foral de Reforma de la Administración Local de Navarra, que plantea la reorganización territorial de la comunidad a partir de la creación de 12 comarcas y un nuevo modelo de financiación. 

Con el apoyo de los grupos que sustentan el cuatripartito y el rechazo de UPN, PSN y PPN, el hemiciclo ha dado luz verde a la reforma que plantea un nuevo modelo de financiación y una novedosa organización supramunicipal a través de la comarca.

Las comarcas pasarán a ser las nuevas entidades locales y se suprimirán los distritos administrativos, el consorcio y las agrupaciones de servicios administrativos. Cada entidad local afectada por un proceso de comarcalización deberá realizar un censo de los puestos de trabajo, aprobar su plantilla orgánica y convocar una oferta pública de empleo. 

Si se opusieran las dos quintas partes de los municipios propuestos, siempre que representen al menos la mitad del censo electoral del territorio, se archivará el procedimiento de creación de la comarca.

La ley, además, plantea un nuevo modelo de financiación “acorde con los principios de suficiencia financiera, sostenibilidad presupuestaria y autonomía local”. 

Para ello, antes de diciembre, el Gobierno remitirá al Parlamento una propuesta de financiación para sustituir progresivamente las actuales subvenciones finalistas que contienen los presupuestos de Navarra por módulos de financiación. 

Unai Hualde (Geroa Bai) ha considerado que la oposición mantenida por UPN, PSN y PPN responde a que querían “evitar a toda costa que esta legislatura del cambio pudiera finalizar con un primer texto legal a partir del cual poder desarrollar una nueva estructura local en Navarra más racional y eficiente”. “Son conscientes de que es un escalón no conseguido desde hace casi 30 años que podrían exhibir las fuerzas del cambio”, ha advertido. 

Tras subrayar que ha sido una “batalla encarnizada” entre “el modelo del régimen contra el modelo del cambio”, ha trasladado la “inquietud” de su formación al ver que “estos tentáculos del régimen pudieran haber alcanzado con sus argumentos” al propio cuatripartito, haciendo referencia a Oran Bai y su inicial reticencia a la ley. 

También el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha destacado la “frustración política” de los tres grupos que se han opuesto “frontalmente” a esta ley, pues este gobierno ha conseguido “lo que no fueron capaces de hacer durante 30 años”. 

Rubén Velasco, parlamentario de Orain Bai dentro de Podemos-Orain Bai, ha justificado el “sí crítico” de la formación morada afirmando que “lo más sensato hubiese sido presentar esto al inicio de la siguiente legislatura, con un nuevo gobierno que sepa darle el impulso necesario”. 

“De habernos abstenido, nos hubieran acusado de incumplir el Acuerdo Programático –ha advertido-, y lo que me hubiese reído, porque daría para un monográfico”. Tras subrayar que el Acuerdo recoge “aspectos esenciales que no se han incluido” en la ley, ha reivindicado que hubiese sido “perfectamente legítimo valorar esta ley y votar en contra o abstenerse de considerar que no cumple los requisitos que el propio Acuerdo establecía”.

José Miguel Nuin (I-E) ha desmentido “el cúmulo de falsedades” vertido por la oposición y ha reivindicado que esta “es una buena reforma”. 

La regionalista Carmen Segura, que ha asegurado que en la próxima legislatura “esta ley se derogará”, ha denunciado que “no soluciona los problemas de las entidades locales” y “no es buena para ellas”.

La socialista Conchi Ruiz ha advertido que “no va a satisfacer a nadie” y que “crea inseguridades para los trabajadores de la Administración Local”. 

El popular Javier García ha calificado como “nefasta y demoledora” esta reforma, que a su juicio “únicamente satisface a EH Bildu” y que “trata de imponer los intereses nacionalistas”. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu se sale con la suya y el cuatripartito vuelve a unirse para aprobar su reforma del mapa local