• martes, 07 de diciembre de 2021
  • Actualizado 16:04

 

 
 

POLÍTICA

El socialista Remírez matricula a su hija en la educación diferenciada que prohíbe su Gobierno

El vicepresidente de Navarra escoge la exitosa educación diferenciada para su hija, mientras desde su gobierno se les amenaza con retirarles el concierto. 

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite junto al consejero de Interior y vicepresidente, Javier Remírez. PABLO LASAOSA
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite junto al consejero de Interior y vicepresidente, Javier Remírez. PABLO LASAOSA

El vicepresidente del Gobierno de Navarra, el socialista Javier Remírez, ha escogido la educación diferenciada (sólo chicas) para la enseñanza de su hija, a pesar de que desde su propio Ejecutivo se persigue y se ataca a este tipo de educación y se ha decidido no concertar a los dos colegios que la imparten en Navarra: Miravalles-El Redín e Irabia-Izaga. 

Javier Remírez matriculó a su hija en el colegio Miravalles-El Redín hace ya unos años en Primaria y la ha mantenido en este centro académico, a pesar de que él mismo actúa desde el Ejecutivo contra estos colegios de educación diferenciada, donde se imparte la enseñanza obligatoria separada para chicos y chicas.

De hecho, el socialista Remírez, que llegó a la vicepresidencia gracias a un acuerdo con los proetarras de EH Bildu, ostenta la dirección de Igualdad del Ejecutivo foral, desde donde se persigue este tipo de enseñanza y se quiere impedir que cualquier otro ciudadano pueda escoger en libertad esta educación para sus hijos. 

No en vano, las familias que, como Remírez, hubieran querido escoger la educación diferenciada en Navarra este curso no han podido hacerlo, ya que Chivite y el departamento de Educación les extorsionaron con no renovarles el concierto. De esta manera, ambos centros han tenido que renunciar a la educación que el propio Remírez escoge para su hija y han tenido que eliminar la educación diferenciada en el primer curso de Primaria. 

Actualmente, de los 6 cursos de Primaria y 4 de Secundaria, en 9 de ellos se mantiene la educación diferenciada, mientras que en primero de Primaria se ha tenido que eliminar ante la amenaza de Chivite, Remírez y Gimeno de perder el concierto. Educación ha abierto un expediente por el resto de los cursos de Primaria y amenaza con eliminar el concierto para el próximo curso. La situación será la misma en Secundaria, cuando toque renovar el concierto. 

El socialista Javier Remírez aprovechó la libertad  de los padres para escoger colegio que permitían en su momento los gobiernos de UPN y el PP y decidió que la educación diferenciada (sólo chicas) era la mejor para su hija, pero pretende ahora desde el Gobierno que nadie más pueda acceder a esta educación legal y reglada y que consigue cada año los mejores resultados en todos los niveles en Navarra. 

Este periódico ha contactado con el departamento de Interior para poder preguntar sobre el tema al vicepresidente Javier Remírez, pero ha declinado hacer cualquier tipo de declaración sobre sus arremetidas de su Gobierno contra la educación diferenciada que escoge para su hija. 

Hay que tener en cuenta que el ataque de los socialistas contra la educación diferenciada comenzó ya con el acuerdo programático que firmaron con el PNV y Podemos para repartirse Navarra con el visto bueno de EH Bildu. En ese acuerdo de 2019 ya se contemplaba la eliminación del concierto a los colegios de educación diferenciada, pero, aún así, Remírez ha mantenido a su hija matriculada en este modelo educativo, a pesar de impulsar él mismo el descrédito de estos colegios y el modelo desde el propio Ejecutivo. 

La coartada para atacar la libertad de elección de las familias en Navarra se la ha servido en bandeja al Gobierno nacionalista de Chivite la controvertida y criticada ley de Educación de la ya exministra Celaá (Lomloe), que abrió la puerta a no concertar con los centros de educación diferenciada, un modelo refrendado ya por el Tribunal Supremo y el Constitucional, que han considerado que es un modelo plenamente legal y que merece ser concertado. 

A pesar de la legalidad de esta educación, de su exitoso modelo con los mejores resultados académicos y de ser una elección libres de las familias, el Partido Socialista de Navarra ha emprendido una campaña de acoso y hostigamiento contra estos centros, aunque sin contar a los ciudadanos que es el modelo que en realidad sí escogen para educar a sus hijos, como es el caso de Javier Remírez.

En los colegios de educación diferenciada de Navarra no existe ningún tipo de discriminación entre chicos o chicas, ya que se matricula por igual y se acepta a ambos sexos, que cursan de manera conjunta los tres cursos de educación Infantil. Es a partir de Primaria donde comienza la educación diferenciada, algo que se mantiene hasta Bachillerato. Ambos centros, Miravalles-El Redín e Irabia-Izaga, aparecen de manera frecuente entre los mejores centros de enseñanza de España por sus resultados académicos. 

Este modelo educativo no es obligatorio para ninguna familia, pero es cada año más demandado, como lo demuestran las últimas matriculaciones en la Comunidad foral. Ambos colegios han tenido más demanda que la oferta que podían ofrecer.

Son familias, como la de Javier Remírez, las que quieren libremente matricular a sus hijos en estos centros sin sufrir el acoso del Ejecutivo foral. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El socialista Remírez matricula a su hija en la educación diferenciada que prohíbe su Gobierno