POLÍTICA

Esparza alerta del sometimiento del Gobierno al nacionalismo vasco: "Preside Chivite pero gobierna Barkos"

El portavoz de Navarra Suma califica como un "castigo inaceptable" las medidas fiscales anunciadas por el Ejecutivo foral, del que ha criticado también el incremento de su estructura.

El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, hace valoración de los cien primeros días de gobierno de María Chivite. PABLO LASAOSA
El portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, hace valoración de los cien primeros días de gobierno de María Chivite. PABLO LASAOSA  

El presidente de UPN y portavoz parlamentario de Navarra Suma, Javier Esparza, ha opinado que en el Gobierno foral "hay un sometimiento claro de María Chivite y el PSN al nacionalismo y al independentismo vasco". "Chivite preside, pero lidera Barkos", porque "en lo fundamental se están haciendo las mismas políticas que hacía el cuatripartito", ha aseverado.

Esparza ha comparecido este sábado para hacer un balance de los cien primeros días de actividad del Ejecutivo foral, en los que, ha afirmado, se ha podido visibilizar las "renuncias, incumplimientos e incoherencias del PSN". Igualmente, ha criticado la "inacción" del Gobierno y su nueva estructura "con más de 100 nuevos cargos".

Por el contrario, ha afeado que, en estos tres meses, el Ejecutivo navarro "se ha apuntado como mérito aquellas cuestiones que simplemente son cumplir sentencias judiciales, desarrollar compromisos que venían de momentos anteriores, situaciones sobrevenidas o dar respuesta a cuestiones como las inundaciones en Tafalla", pero "no ha hecho nada más".

El portavoz de NA+ ha calificado el Gobierno de Chivite como una "agencia de colocación" y ha arremetido contra el incremento de la nueva estructura del Ejecutivo foral, que "no está justificada", sino que "viene a responder a las necesidades de los partidos". Esparza ha cifrado el coste de esta nueva estructura "en torno a los 20 millones de euros a lo largo de la legislatura", lo que supondrá, ha remarcado, "12.600 euros al día, que salen de los impuestos de todos los ciudadanos para que no se nos presten mejores servicios".

Frente a ello, Esparza ha destacado que la lista de espera en consulta o médico especialista "se ha incrementado en 1.864 personas", mientras que la lista de espera en cirugía "se ha incrementado en 691 personas". "En lugar de resolver problemas y necesidades de los ciudadanos, empeoramos los servicios, incrementamos en 100 cargos y se gastan a lo largo de la legislatura 20 millones de euros", ha rechazado.

El parlamentario de Navarra Suma Javier Esparza, durante su comparecencia de este sábado. PABLO LASAOSA

El presidente de UPN se ha referido, también, a las "continuas renuncias del PSN a sus compromisos, a su programa electoral, a sus principios, a sus valores y a lo que siempre había defendido en esta comunidad". Ha puesto como ejemplos la deducción del IRPF por las prestaciones por maternidad, "en lugar de una exención, que es a lo que se comprometió el PSN".

"CASTIGO INACEPTABLE"

También ha acusado a los socialistas de renunciar a "hacer del PAI un modelo educativo", a derogar la reforma del mapa local y el decreto del euskera, o a construir un tercer centro de salud en Tudela, y ha criticado su "repentino apoyo a la Fundación Pública de Servicios Sociales, que fue tremendamente criticada la legislatura pasada por el PSN".

Javier Esparza se ha referido asimismo a las medidas fiscales anunciadas este viernes por el Gobierno de Navarra, que ha calificado como "un castigo inaceptable" a las familias y a las empresas. Ha resaltado que estas iniciativas "consolidan la nefasta y dañina política fiscal que hizo el Gobierno de Uxue Barkos la pasada legislatura".

El regionalista ha criticado que Navarra "va a seguir manteniendo el tipo impositivo del Impuesto de Sociedades más alto de España, y eso no ayuda a generar empleo", y ha subrayado que las familias navarras van a tener "la mayor presión fiscal de España".

En otro orden de cosas, Esparza ha acusado al PSN de "dejar la política lingüística en manos del nacionalismo vasco", al poner en esta responsabilidad a Ana Ollo. A su vez, ha criticado que el proyecto de presupuestos del 2020 "no va a entrar en plazo", y ha remarcado las "discrepancias" entre los partidos que apoyan el Gobierno de Navarra.

Frente a ello, ha puesto en valor el "trabajo intenso de control al Gobierno, pero también de proponer cuestiones que mejoren la vida de los ciudadanos". "Vamos a seguir criticando al Gobierno cuando se lo merezca, y planteando iniciativas que tienen mucho que ver con nuestros compromisos, porque nosotros sí cumplimos", ha concluido.

"RESPETO INSTITUCIONAL"

Tras conocer el contenido de esta comparecencia, el secretario de organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha exigido al portavoz de Navarra Suma "respeto institucional y responsabilidad política".

En un comunicado, Alzórriz ha dicho entender la labor de un partido en la oposición, pero ha asegurado que la "actitud abatida" de Esparza "rebosa un límite inaceptable, como es la negativa a reconocer como presidenta del Gobierno de Navarra a María Chivite".

El secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, durante una rueda de prensa. IÑIGO ALZUGARAY

Según el socialista, Esparza intenta "salvar su figura debilitada en el entorno interno de UPN" y, "por eso y pese a todo, con el objetivo apuntando al congreso que celebrará su partido, no duda en atacar a Navarra y a su realidad institucional".

Para Alzórriz, el camino emprendido por Esparza "solo genera más crispación, más confrontación y más odio", por lo que le ha pedido que "cese en su empeño". En este sentido, ha añadido que, "como mínimo, debe respetar la realidad institucional y acatar el Gobierno de Navarra elegido democráticamente en las urnas, un equipo que representa a la pluralidad de una gran mayoría de navarros".

"ALEJADAS DEL INDEPENDENTISMO"

"Esparza sabe que miente", ha sentenciado Alzórriz, que ha defendido que "las políticas de los socialistas siempre han estado alejadas del independentismo". Por eso, el secretario de Organización socialista ha criticado la "falta de responsabilidad" de Esparza y le ha recordado que el Gobierno de Navarra "liderado por María Chivite tiene como objetivo prioritario responder a las necesidades de las personas".

"Si para Esparza, la cuestión fundamental son las políticas identitarias, para los socialistas es la mejora del empleo, el fomento de servicios sociales y la convivencia entre los navarros", ha zanjado Alzórriz.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Esparza alerta del sometimiento del Gobierno al nacionalismo vasco: "Preside Chivite pero gobierna Barkos"