POLÍTICA

Fin a la investigación de la planta de Ulzama: UPN defiende su administración y PSN critica la "nula gestión"

Los regionalistas entienden que "se ha cumplido la legalidad vigente" y los socialistas critican la poca "profesionalidad" de los dos últimos equipos de gobierno.

Sergio Sayas y Juan Luis Sánchez de Muniáin informan de las conclusiones de UPN sobre la comisión de investigación de la planta de biometanización de Ultzama (12). IÑIGO ALZUGARAY
Sergio Sayas y Juan Luis Sánchez de Muniáin informan de las conclusiones de UPN sobre la comisión de investigación de la planta de biometanización de Ultzama. IÑIGO ALZUGARAY

La comisión de investigación sobre la planta de biogás de Ulzama ha llegado a su fin en el Parlamento de Navarra y los grupos políticos han extraídos sus conclusiones después de que los responsables del Ayuntamiento y de la empresa hayan ofrecido su versión de los hechos relativa al cierre de esta planta que contó con ayudas públicas.

Por un lado, UPN considera que la empresa "estuvo bien concebida" y que "en todo momento se ha cumplido la legalidad vigente", una visión totalmente contrapuesta a la que ha expresado el PSN, que ha denunciado la "nula capacidad de gestión de UPN y Bildu para administrar el Ayuntamiento de Ulzama y la planta de biometanización".

Desde UPN han criticado una "persecución política" por las formaciones políticas del cuatripartito (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) con la comisión de investigación y ha censurado que "en ningún momento han tenido como objetivo conocer la verdad de lo que había ocurrido, sino tratar de fabricar un clima de sospecha con el fin de menoscabar a representantes de otras siglas políticas".

Los parlamentarios regionalistas Sergio Sayas y Juan Luis Sánchez de Muniáin han asegurado este viernes en rueda de prensa que la comisión de investigación ha sido "manipulada en su funcionamiento para instrumentalizarla a modo de campaña política con el objetivo de atacar a sus rivales políticos".

Para ello, han indicado los regionalistas, "han utilizado todas las instituciones públicas a su alcance, incluso el Gobierno de Navarra". "Los miembros del Ejecutivo foral han utilizado con engaño los procedimientos jurídicos para forzar una apariencia de ilegalidad que apoyase su interés político en el asunto de la planta de Ultzama", han afirmado.

Sayas ha criticado que "el origen de esta comisión de investigación fue un informe de la Cámara de Comptos plagado de errores, imprecisiones, cifras carentes de rigor e insinuaciones que ni se prueban ni se justifican".

UPN considera que la planta de Biometanización de la Ulzama "estuvo bien concebida" y que "en todo momento se ha cumplido la legalidad vigente, tanto en lo relativo a la contratación y ejecución de la planta, como a las subvenciones y al procedimiento puesto en marcha para la municipalización del servicio".

Según las conclusiones extraídas por la formación regionalista, esta infraestructura "tenía como objetivo resolver un problema de gestión de los purines sin coste para el Ayuntamiento, algo que no sólo es legal, sino que es legítimo desde el punto de vista de los intereses municipales y obligado desde la óptica de los responsables públicos".

Del mismo modo, la formación regionalista considera que el Gobierno de Navarra presidido por los regionalistas "cumplió con la legalidad a la hora de otorgar las subvenciones a la planta".

Para los regionalistas, el Ayuntamiento de Ultzama, desde noviembre de 2014 ("fecha en la que se aprueba el secuestro, derivado del concurso de acreedores en el que se encuentra Bioenergía") hasta junio de 2015, "actuó de manera responsable tratando de buscar alternativas al cierre de la planta y poder seguir solucionando el problema de purines".

Y han añadido que desde que EH Bildu accedió a la Alcaldía, "el Ayuntamiento optó por un cierre precipitado de la planta, sin tan siquiera esperar a los resultados de los estudios de alternativas que se estaban abordando". "Esta decisión provocó que el Ayuntamiento asumiera un riesgo económico derivado de la devolución de las ayudas y de la indemnización a Bioenergía por el valor neto de los activos que, de materializarse, haría quebrar las cuentas municipales", han afirmado.

A su juicio, "el Ayuntamiento gobernado por EH Bildu actuó por intereses políticos, sin tener en cuenta el interés general". "No sólo ocultó a la oposición las posibilidades existentes para mantener abierta la planta, sino que ha provocado, con su actuación, que hoy el problema de purines en el valle siga sin estar resuelto", han comentado los representantes de UPN.

PSN CRITICA LA "NULA CAPACIDAD" DE GESTIÓN DE UPN Y BILDU

El PSN considera que la investigación parlamentaria ha estado protagonizada por dos posicionamientos claramente enfrentados. Por una parte explican que "UPN ha salido en defensa de la Agrupación de Ultzama", que gobernó el Ayuntamiento durante la creación de la planta, y por otra que "Bildu protege la gestión actual".

Según señala Guzmán Garmendia, portavoz del PSN en la comisión de investigación, “ambos posicionamientos pueden tener razón parcialmente en sus argumentos, sin embargo, entendemos que no había contenido suficiente para la creación de esta comisión de investigación, que el grupo socialista firmó por sus convicciones de transparencia y de acceso a la información y en la que ha participado activamente”.

“Finalmente, y tras muchas horas de trabajo, lo que realmente podemos certificar es que ni UPN ni Bildu están en condiciones de gestionar con garantías una administración pública por muy pequeña o grande que sea”, añade Garmendia.

Una vez finalizada la comisión, el Grupo Parlamentario Socialista concluye que la construcción de la planta de Biometanización de Ulzama fue consecuencia de una necesidad consensuada y apoyada por unanimidad por todas las fuerzas políticas presentes en los diferentes ayuntamientos de la zona.

La necesidad respondía a un problema de gestión de los purines, problema que se resolvió durante el tiempo en que estuvo activa la planta, "pero que hoy, una vez cerrada, persiste", advierten los socialistas.

"Lo poco profesional de la gestión del Ayuntamiento de Ulzama, tanto durante el periodo en que gobernó Agrupación Ultzama (UA), como durante la actual legislatura con Bildu, ha llevado a este consistorio a una situación económica crítica de futuro impredecible", añaden en un comunicado.

Asimismo, el PSN considera que el Gobierno de Navarra no activó los protocolos precisos para evitar la duplicidad en las facturas, "cuestión de vigilancia que entendemos todavía hoy no está resuelta en el ejecutivo foral", añaden.

En cuanto al resto de cuestiones de relevancia que se han manifestado en la comisión, como por ejemplo la presentación de ofertas supuestamente usurpando identidades, o el también supuesto trato de favor de una empresa u otra, los socialistas entienden que "son materias que trascienden de lo político y que no deberían ser objeto de análisis de esta comisión".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fin a la investigación de la planta de Ulzama: UPN defiende su administración y PSN critica la "nula gestión"