PREMIUM  POLÍTICA

Chivite ordena que ningún miembro del Gobierno de Navarra arrope a las víctimas de ETA en Pamplona

Ni representantes institucionales del Ejecutivo ni primeros espadas del PSN han participado en la concentración celebrada en Pamplona en memoria de los asesinados por la banda terrorista.

Pancarta mostrada en el acto de homenaje a las víctimas del terrorismo de ETA celebrado en la plaza de Baluarte de Pamplona. MIGUEL OSÉS
Pancarta mostrada en el acto de homenaje a las víctimas del terrorismo de ETA celebrado en la plaza de Baluarte de Pamplona. MIGUEL OSÉS  

El Gobierno de Navarra comandado por la socialista María Chivite ha confirmado este domingo el rechazo mostrado a las víctimas del terrorismo de ETA, una actitud ya revelada tras sus pactos con los herederos políticos de la banda terrorista, pero que ha sido subrayada durante la concentración en recuerdo a los asesinados, extorsionados y perseguidos por ETA.

Ningún miembro del Ejecutivo foral ha aparecido este domingo a las 12 horas en la plaza Baluarte durante el acto organizado por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (Anvite), Vecinos de Paz de Berriozar, la Fundación Tomás Caballero, Sociedad Civil Navarra, Libertad Ya, Recuperar Navarra, Doble 12, Asociación Cultural Pompaelo y Asociación por la Tolerancia.

Durante el mandato de Uxue Barkos en la anterior legislatura, a esta concentración anual acudían la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, y el director general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, ahora Martín Zabalza, pero a ninguno de los dos se los ha visto entre los participantes.

Desde el PSN tampoco han acudido los primeros espadas del partido, como la propia Chivite, el secretario de Organización, Ramón Alzórrriz, o el diputado Santos Cerdán, secretario de Coordinación Territorial del PSOE. Tampoco la portavoz de Pamplona Maite Esporrín, que colabora con Bildu en su oposición en Pamplona.

Quienes sí que han acudido han sido los parlamentarios Inma Jurío y Jorge Aguirre (que no se han puesto en las primeras filas), y dos de los concejales de Pamplona, Silvia Velászquez y Juan Luis García.

Alrededor de 300 personas han participado en este acto de recuerdo y homenaje a las víctimas de ETA, que se ha llevado a cabo con motivo de la celebración, el pasado 11 de febrero, del Día en memoria de los desplazados forzosos por ETA y de todas sus víctimas de crímenes contra la humanidad, establecido en virtud de una declaración del Parlamento de Navarra el 11 de febrero del 2015.

Silvia Velásquez y Juan Luis García, concejales del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, durante la concentración. MIGUEL OSÉS

En el homenaje, que ha tenido lugar a las 12 horas junto al monumento a las víctimas del terrorismo, se ha realizado una ofrenda floral, se ha guardado un minuto de silencio  y ha finalizado con los himnos de Navarra y de España. Se ha desplegado una pancarta con el lema "Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia", el mismo mensaje que se ha podido leer en los carteles que han portado un gran número de los asistentes.

"SILENCIO CÓMPLICE"

Entre los asistentes se ha podido ver a representantes de UPN, como su presidente, Javier Esparza, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, o el diputado Carlos García Adanero. También han participado el portavoz de Ciudadanos en Navarra, Carlos Pérez-Nievas, la senadora de esta formación, Ruth Goñi, la senadora del PPN, Amelia Salanueva, y el senador de Navarra Suma, Alberto Catalán.

Eduardo López-Doriga, de la Asociación por la Tolerancia y en representación de los convocantes, ha leído un comunicado en el que se ha lamentado que la celebración de este día haya "pasado desapercibida para el Parlamento de Navarra".

Ha criticado a la izquierda abertzale, que "aún no ha condenado los asesinatos de ETA", así como a los representantes de partidos políticos que, "con su silencio cómplice", ha opinado, "se aprovecharon de la actuación de la izquierda abertzale para conseguir réditos políticos". Representantes, ha incidido, que "vienen a aparentar su apoyo a las víctimas de ETA pero que, simultáneamente, pretenden diluirlas en un conglomerado de víctimas de todo tipo".

Ofrenda floral realizada junto al monumento de las víctimas del terrorismo en Pamplona. MIGUEL OSÉS

"Esos cuyos verdaderos jefes en la Comunidad Autónoma Vasca negocian directamente con el Gobierno de España para expulsar a la Guardia Civil de Navarra y que acuden a las manifestaciones de apoyo a los violentos de Alsasua", ha reprochado, en referencia a Geroa Bai, la marca blanca del PNV en la Comunidad foral.

"QUEREMOS SEGUIR TENIÉNDOLOS AQUÍ"

En este sentido, ha destacado que la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Ejército "fueron el primer objetivo de los crímenes de la banda ETA, para aniquilarlos o, al menos, expulsarlos". Y ha remarcado que "queremos seguir teniéndolos aquí con nosotros".

López-Doriga ha asegurado que "el problema actual de Navarra no radica solo en la izquierda abertzale y sus 'recoge nueces'", y ha manifestado que "el mayor dolor reciente lo han ocasionado" quienes, "teniendo compañeros que sufrieron los zarpazos de ETA, han mentido sobre sus verdaderas intenciones para alcanzar el poder".

Así, ha recordado declaraciones del presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, negando que fuera a negociar con EH Bildu, así como de la presidenta del Ejecutivo navarro, María Chivite, "negando por activa y por pasiva sus pactos, y luego sentándose a negociar los presupuestos con los herederos del brazo político de ETA".

Pancarta con las fotografías de todos los asesinados por la banda terrorista ETA. MIGUEL OSÉS

Al respecto, se ha preguntado en su intervención por el sentido de las muertes de las víctimas de la banda terrorista, si "se convierten en los cómplices necesarios para el blanqueamiento de sus asesinos".

SIN COHERENCIA

Eduardo López-Doriga ha considerado una "buena noticia" el anuncio del departamento de Paz y Convivencia sobre la inclusión de unidades didácticas sobre el terrorismo de ETA. Sin embargo, se ha preguntado "cómo puede ser compatible y coherente desde un gobierno explicar la maldad de unos actos, cuando se comulga y se pacta a conveniencia con los que no los condenan".

Finalmente, ha llamado a "recapacitar y a recordar que, aunque ETA haya dejado las armas, ha dejado una herencia ideológica y de intolerancia incompatibles con la libertad y la democracia", que "todos los demócratas tenemos la obligación de ver para poder rechazarla y combatirla".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite ordena que ningún miembro del Gobierno de Navarra arrope a las víctimas de ETA en Pamplona