• miércoles, 14 de abril de 2021
  • Actualizado 07:51

 

 
 

EMPLEO

El Gobierno foral cambia su discurso y ahora se muestra "preocupado" por los empleos de Gamesa en Navarra

El vicepresidente Ayerdi aseguró este pasado miércoles que esperaba que el impacto en la Comunidad foral no fuera muy "relevante".

Imagen de la sede de la compañía Siemens Gamesa de Sarriguren (Navarra) EFE
Imagen de la sede de la compañía Siemens Gamesa de Sarriguren (Navarra) EFE

 La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha señalado este jueves que "no cabe ocultar" la "preocupación enorme" del Ejecutivo foral ante el anuncio de la empresa de Siemens Gamesa de un posible recorte de 6.000 empleos en tres años para paliar unas pérdidas de 135 millones de euros.

Barkos se ha comprometido por ello en declaraciones a los periodistas "a trabajar" para que los efectos sean "lo menormente perjudiciales para Navarra".

Y en este sentido ha añadido que el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, mantuvo este miércoles una reunión "de la que dará cuenta en el momento en que sea pertinente". No obstante, la segunda reunión que se iba a desarrollar por la tarde fue cancelada.

El propio Ayerdi destacó que confía en que los planes de Siemens Gamesa tengan en la Comunidad Foral un impacto "no muy relevante".

RECHAZO DE UGT

El sindicato UGT ha rechazado los despidos en Siemens Gamesa y criticado que tras haber convocado dos veces a los representantes de los trabajadores, la dirección no ha aportado ninguna información al respecto, por lo que ha pedido la dimisión del consejero delegado, Marcus Tacke.

La dirección de esta compañía ha anunciado un plan de reestructuración que afectará a un máximo de 6.000 empleados en 24 países para paliar las perdidas de 135 millones de euros en el segundo semestre de su año fiscal (entre abril y septiembre), el primero de actividad conjunta tras la integración de la vasca Gamesa y la división eólica de la alemana Siemens.

En un comunicado, UGT ha recordado que Gamesa ya sufrió una fuerte reestructuración antes de la fusión, lo que le llevó a una plantilla muy ajustada, y también ha subrayado que los trabajadores procedentes de Siemens en Alemania pactaron una garantía del empleo de 3 años de cara a esta fusión.

A esto, según UGT, se une a un trato discriminatorio en cuanto a las percepciones salariales, "estableciendo trabajadores de primera y de segunda según su origen geográfico".

Ante estos hechos, UGT ha criticado que la dirección de Siemens Gamesa proponga como única solución dejar a 6.000 familias en la calle, por lo que ha solicitado la dimisión de Marcus Tacke como máximo ejecutivo de la compañía y por tanto también "responsable de esta mala gestión". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral cambia su discurso y ahora se muestra "preocupado" por los empleos de Gamesa en Navarra