PREMIUM  POLÍTICA

Navarra se recupera de la crisis y rebasa los 4.000 millones de gastos en el año 2018

Las cuentas generales de 2018 establecen un cumplimiento del presupuesto de gastos del 95,33% y las sociedades públicas cierran balance en positivo.

El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, durante una rueda de prensa. Archivo / IÑIGO ALZUGARAY
El consejero de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, durante una rueda de prensa. Archivo / IÑIGO ALZUGARAY  

El Gobierno de Navarra en funciones ha aprobado este miércoles el proyecto de Ley Foral de Cuentas Generales de 2018 y su remisión al Parlamento de Navarra para su aprobación definitiva, previo informe de la Cámara de Comptos.

En la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, el consejero en funciones de Hacienda y Política Financiera, Mikel Aranburu, ha destacado que “el nivel de gasto supera por primera vez tras la crisis la barrera de los 4.000 millones de euros y que la mayor parte de ese gasto se ha destinado a políticas sociales”.

Según el consejero en funciones del cuatripartito, “en comparación con 2014 se han destinado casi 350 millones de euros más a cuestiones como Sanidad, Educación, Políticas Sociales o Cultura. Y todo sin comprometer la estabilidad presupuestaria porque Navarra ha cerrado sus cuentas con el cumplimiento de todos los indicadores”.

Este proyecto de Ley abarca las cuentas de la Administración de la Comunidad Foral, de sus organismos autónomos, fundaciones y empresas públicas, además de las cuentas del Parlamento de Navarra y la Cámara de Comptos. Para el conjunto del sector público incluye también información sobre el cumplimiento de las reglas fiscales: objetivo de estabilidad presupuestaria, endeudamiento y Regla de Gasto, así como del Periodo Medio de Pago a proveedores.

En 2018 el Gobierno de Navarra consolidó un presupuesto de 4.384 millones de euros, un 5,29% más de lo presupuestado inicialmente. De esta cantidad, se ha ejecutado el 95,33%, es decir, 4.179 millones.

1,2 MILLONES VAN A PERSONAL

La mayor parte de este gasto lo acumula el personal (1.253,17 millones de euros, el 29,98% del total) y las transferencias corrientes (1.513 millones, el 36,22%) donde se agrupan la Aportación al Estado, las transferencias a familias e instituciones o a entidades locales.

Por políticas, la mayor parte es gasto social. En concreto, el 55,44%, 2.317 millones de euros. Tres cuartas partes de esta cantidad se destinan a Sanidad, Educación y Cultura, y el resto a actuaciones de protección social.

El gasto relacionado con las actividades económicas, como las infraestructuras o las ayudas a empresas suponen el 8,66% del gasto, 361 millones de euros. 1.368 millones, el 32,9%, corresponden a las actuaciones de carácter general cuyas mayores partidas son para la Aportación al Estado (529 millones), el pago de la deuda pública (467 millones) y las transferencias a entidades locales (254 millones). Por su parte, los servicios públicos básicos han requerido un gasto de 132 millones, el 6,04% del total, para sostener áreas como la justicia o la seguridad ciudadana.

En comparación homogénea con los datos recogidos en la Ley Foral de Cuentas Generales de 2014, el gasto global de la Administración foral ha aumentado un 9,9% durante este periodo. Por políticas, el gasto social ha crecido un 17,8%. Lo destinado a actividades económicas un 13,3% y los servicios públicos básicos un 14,5%. En cambio, los recursos destinados a gastos generales se han reducido un 2,3%, fundamentalmente por la menor Aportación al Estado tras el acuerdo alcanzado en la última actualización del Convenio.

La ejecución de 4.179 millones de euros supone un gasto por habitante de 6.454,54 euros. Aun teniendo en cuenta el aumento de población desde 2014 (6.764 personas más), el gasto per cápita ha crecido durante el periodo en 518,81 euros, un 8,7%.

Las Cuentas Generales muestran un remanente de Tesorería para gastos generales de 158,14 millones de euros. Esta cantidad es la resultante de añadir al saldo de caja de final de año los derechos pendientes de cobro y de restarle tanto las obligaciones pendientes de pago como otras partidas ya comprometidas. En 2014 esta cantidad fue de menos 184,08 millones de euros, por lo que hay una diferencia de 342,23 millones de euros.

Estos datos de gasto pueden ser sostenidos gracias a los ingresos registrados durante el ejercicio, que ha presentado unos derechos liquidados de 4.102,7 millones de euros. Se cumple de este modo con la perspectiva de ingreso presupuestada, llegando a una ejecución del 93,57%. En comparación con 2014, los derechos liquidados han aumentado un 6,4%.

CUMPLIMIENTO DE LAS REGLAS FISCALES

Además de analizar la ejecución de los Presupuestos Generales de 2018, el proyecto de ley foral recoge un análisis del cumplimiento de las reglas fiscales recogidas en la normativa de estabilidad presupuestaria. Estas reglas afectan al conjunto del Sector Público, es decir, además de los datos correspondientes a Gobierno de Navarra, incluyen instituciones, empresas y fundaciones públicas y la UPNA.

El conjunto de las cuentas públicas muestran un superávit en 2018 de 104,17 millones de euros, que suponen el 0,51% del PIB de la Comunidad Foral. Esta cifra implica un amplio cumplimiento del objetivo, puesto que Navarra había acordado con el Estado que para 2018 se podría haber alcanzado un déficit de hasta el -0,4%.

La deuda pública a 31 de diciembre de 2018 se situaba en 3.421 millones de euros. Son 186 millones de euros menos que la deuda del año anterior, una reducción inédita en las cuentas públicas de la Comunidad Foral desde hace 10 años. En términos de PIB la deuda queda en el 16,64% cumpliendo el objetivo acordado con el Estado de no alcanzar el 17,7%.

La tercera medida de estabilidad recogida es la regla de gasto, que impide que el gasto público aumente por encima de la tasa de crecimiento del PIB. La variación recogida por el proyecto de ley foral es del 1,8%, cifra recogida en el informe del Ministerio de Hacienda y que confirma su cumplimiento al estar por debajo del 2,4%.

En último lugar, el periodo medio de pago es un indicador que refleja cuántos días se tarda en abonar las facturas a los proveedores. Según la ley, la cifra debe estar por debajo de los 30 días, algo que, con carácter general se cumple en el sector público foral puesto que en 2018 los 937 millones de euros en facturas fueron abonados, de media, a los 28 días. El indicador oficial a 31 de diciembre, que también tiene en cuenta las facturas pendientes de pago, rebaja la cifra a 23 días.

LAS SOCIEDADES PÚBLICAS CIERRA EN POSITIVO

Por otra parte, el Gobierno de Navarra en funciones ha conocido en su sesión de este miércoles las cuentas consolidadas de la Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN) que, a su vez, se integran dentro del Proyecto de Ley de Cuentas Generales de 2018.

CPEN, sociedad matriz del sector público empresarial de la Comunidad Foral, presenta unas cuentas anuales consolidadas positivas de 2,39 millones de euros. Con ello se afianza la senda del equilibrio financiero y la sostenibilidad del conjunto de las sociedades públicas navarras. Cabe recordar que en 2016 las pérdidas fueron de 5,07 millones de euros, disminuyendo un 86% hasta los 0,73 millones negativos en 2017, y superando los números rojos en 2018 con los casi 2,4 millones positivos actuales.

Este cierre en positivo de las cuentas consolidadas supone un hito que se repite por segunda vez en la historia de la Corporación, tras los 4,6 millones de euros presentados en el ejercicio 2014 consecuencia del impacto extraordinario de la venta de acciones de Iberdrola por 30 millones.

La causa principal de la evolución positiva experimentada en el resultado consolidado proviene de la mejora de la eficiencia de la operativa y por los resultados de la sociedad Navarra de Suelo y Vivienda, S.A. (NASUVINSA). A nivel operativo (EBITDA), la mayoría de sociedades presentan resultados positivos, con más de 21,6 millones de euros positivos, reflejo de que, sin el efecto de amortizaciones y la imputación de resultados financieros, la actividad de las sociedades públicas navarras está saneada y es sostenible en el tiempo.

El importe total de activos consolidados del sector público empresarial asciende a 904,8 millones de euros. Estos activos están financiados principalmente por un patrimonio neto de 645,5 millones y un endeudamiento bancario de 102 millones, lo que supone un 11,27% sobre el total de activos.

Durante el año 2018, se ha producido una cancelación de deuda bancaria de 17 millones de euros, habiéndose realizado, además, inversiones por 48,7 millones bajo criterios de eficiencia en la gestión de los recursos públicos.

MÁS DE 1.200 EMPLEADOS EN LAS SOCIEDADES PÚBLICAS

La plantilla media del Grupo consolidado en 2018 fue de 1.265 profesionales. Supone un incremento de 77 personas respecto al ejercicio anterior. Del total del personal al cierre del ejercicio, el 76% era de carácter indefinido y existe un equilibrio en términos de género: 46% son mujeres y 54%, hombres.

En la actualidad, el sector público empresarial de Navarra está integrado por 16 sociedades públicas que se erigen como centros de excelencia técnica del Gobierno de Navarra. Su objetivo consiste en ofrecer un servicio público de calidad bajo criterios de profesionalidad y eficiencia en la gestión de recursos públicos.

Está compuesto por más de 1.200 profesionales de variados perfiles que desarrollan sus actividades en un amplio abanico de sectores: asesoramiento, innovación e investigación en el sector primario; soluciones tecnológicas; apoyo al tejido empresarial mediante préstamos, inversiones y concesión de avales; infraestructuras de telecomunicaciones e informáticas; impulso del emprendimiento; promoción de viviendas para compra venta o alquiler; depuración de las aguas que se vierten en los ríos; servicios de información territorial (cartografía); desarrollo lingüístico; gestión de infraestructuras culturales, de ocio y deportivas; gestión forestal y medioambiental; sistemas de información; promoción de suelo industrial; comunicación y atención a la ciudadanía; laboratorio; catastro; gestión de deudas tributarias, etc.

El Gobierno de Navarra participa a través de Corporación Pública Empresarial de Navarra (CPEN), sociedad matriz del grupo empresarial público de la Comunidad Foral, en 15 sociedades públicas y en más de 70 sociedades con participación minoritaria.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Navarra se recupera de la crisis y rebasa los 4.000 millones de gastos en el año 2018