PREMIUM  POLÍTICA

El Gobierno foral carga contra la manifestación del 2-J: "Fue un error y sus argumentos no fueron válidos"

Por su parte, UPN y PPN han destacado el apoyo de "miles y miles" de navarros a la manifestación contra la política lingüística del cuatripartito.

María Solana y Manu Ayerdi informan de los acuerdos adoptados en la sesión semanal del Gobierno de Navarra (02). IÑIGO ALZUGARAY
María Solana y Manu Ayerdi informan de los acuerdos adoptados en la sesión semanal del Gobierno de Navarra (02). IÑIGO ALZUGARAY  

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, ha afirmado, sobre la manifestación que tuvo lugar el sábado contra la política lingüística del Ejecutivo foral, que "hoy es el día en que podemos ver que efectivamente era también una manifestación contra el euskera, leídas y oídas esas frases y esos lemas que no se ajustan a la realidad".

A preguntas de los periodistas antes de participar en un acto en el Palacio de Navarra, Solana ha afirmado que el Ejecutivo foral "no ha podido hacer una valoración" sobre la manifestación, si bien ha remarcado que "todo el mundo pudo ver finalmente en qué se tradujo, cómo sucedió la manifestación y cada quién ha hecho su valoración".

Ha afirmado Solana que como Gobierno entendían que el planteamiento de la marcha era "un error desde el inicio" con unos argumentos que, en su opinión, "no son válidos", que "no son ciertos o son medias verdades contadas de tal forman que lo único que hacen es conducir a error y confundir a la sociedad navarra en su conjunto". Y ha expresado su "preocupación" por "la parte de responsabilidad que no se está asumiendo con eso".

"Se pudo ver cuál fue la asistencia y devenir de la manifestación", ha expuesto la portavoz, quien preguntada por las consecuencias de la marcha, ha contestado que "si es que las tiene, tendremos que esperar a ver cuáles son".

Para Solana, los lemas de la manifestación "enredan cosas bien diferentes entre sí, que no dejan nada claro esa posición que se encargaban de defender supuestamente los convocantes". Y ha destacado, además, que "hubo una previa preocupante de la manifestación por aquellas declaraciones de los convocantes", sobre el modelo D, que "ya tuvimos ocasión de denunciar".

Por su parte, UPN y PPN han destacado el apoyo de "miles y miles" de navarros a la manifestación del sábado en Pamplona contra la política lingüística del Gobierno de Navarra, mientras Geroa Bai ha defendido que el Ejecutivo foral está aplicando una política "muy reflexionada y muy prudente" en esta materia.

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha agradecido a los miles de navarros que salieron el sábado a manifestarse "para decirle alto y claro a la presidenta Barkos que no comparten su política lingüística y sus derechos".

"No salieron a manifestarse frente al euskera, sino para defender la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos", ha indicado, para señalar que Navarra, en materia de euskera, "tiene que haber proporcionalidad, y esa proporcionalidad la ha pisoteado el Gobierno de Barkos".

En otro sentido, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha mostrado su "respeto a las personas convocantes y las que participaron en la manifestación", pero ha apuntado que "es peligroso jugar con las lenguas, que afectan al núcleo central de la convivencia".

"Seguimos apoyando la necesidad de un consensos social y político en torno al euskera. Todos oímos los lemas que se proclamaban en la manifestación, pues ya está. Capítulo pasado, seguimos adelante defendiendo como hasta ahora una política lingüística muy reflexionada, muy prudente, que no lleve al enfrentamiento. Creemos que es lo que está haciendo el Gobierno de Navarra", ha sostenido.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha considerado que "por encima del derecho que cualquiera tiene a manifestarse, ha quedado claro que el objetivo de la manifestación no solo era ir contra la política lingüística y contra el Gobierno, sino contra el cambio político y social de Navarra". "Nuevamente el régimen se ha manifestado y ha movilizado, no con demasiado éxito, a una parte de esta sociedad", ha señalado.

El portavoz de Podemos, Carlos Couso, ha señalado que "la derecha navarra parece que ha decidido que va a convocar todos los años a primeros de junio una asamblea contra el Gobierno del cambio" y ha indicado que "están en su derecho de hacerlo". No obstante, ha afirmado que en la manifestación hubo "cierta manipulación en el sentido de que no creemos que haya imposición del euskera, lo que está haciendo el Gobierno es quizá recuperar algunos espacios que con el anterior Gobierno había perdido el euskera".

Por último, el parlamentario del PPN Javier García ha mostrado su "satisfacción" por el desarrollo de la marcha, que ha calificado de "éxito". "Quiero remarcar que fue una manifestación contra la política lingüística y no contra el euskera, tal y como quedó claro en dicha manifestación pacífica, básicamente defendiendo la libertad y la no discriminación de los navarros", ha asegurado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral carga contra la manifestación del 2-J: "Fue un error y sus argumentos no fueron válidos"