PREMIUM  POLÍTICA

El cuatripartito pasa al ataque ante la falta de argumentos para romper el convenio con la CUN

El PSN expresa su acuerdo con la decisión de Barkos y Bildu de eliminar el convenio con la Clínica Universidad de Navarra.

El consejero de Salud, durante un pleno en el Parlamento de Navarra.
El consejero de Salud, durante un pleno en el Parlamento de Navarra.  

El propio portavoz de UPN, Javier Esparza, ha reconocido que la comparecencia de hoy del consejero de Salud, Fernando Domínguez, respecto al convenio con la Clínica Universidad de Navarra ha llegado cuando ya todo está decidido. Y lo cierto es que a falta de cosas nuevas que decir, los asistentes a la Comisión de Salud del Parlamento de Navarra han pasado al ataque.

Como comienzo, el consejero además de leer el informe que tardó seis días en presentar desde que fue solicitado, ha exigido a los parlamentarios de UPN que entreguen los informes en los que se basaron tanto para renovar el convenio con la CUN como para pasar a los asistidos por los montepíos a la Sanidad Pública. De ahí que el portavoz regionalista, Javier Esparza, le ha recordado “que no gobierna UPN, que gobiernan ustedes”.

Al mismo tiempo, Esparza ha recordado al consejero que “en noviembre reciben un informe de la Clínica Universidad de Navarra y lo asumen como suyo. Pero semanas más tarde presentan un informe que justifica la decisión”. En su opinión, lo que pasa entre medio es que tomaron la decisión política de suprimir el convenio y tenían que justificar de alguna manera la “decisión política”.

Para el regionalista, “el reto no es romper, agredir, el reto es ver cómo aprovechamos y optimizamos los recursos que tenemos, públicos y privados”, y en este sentido ha tendido la mano al Gobierno. “Se está a tiempo y ahí van a encontrar nuestro apoyo: valoren alternativas, busquen la forma de satisfacer a todos”.

Pero el cuatripartito no ha cogido el guante y todos se han mostrado favorables a eliminar el convenio con la CUN. Incluso la portavoz socialista, María Chivite, se ha postulado a favor de que el convenio no exista. Eso sí, ha reprochado al consejero las formas de tomar las decisiones.

Tampoco han sido muy relajadas las formas del resto de parlamentarios del cuatripartito. El portavoz en la comisión de Geroa Bai, Koldo Martinez, ha dedicado sus diez minutos de tiempo a criticar a UPN cuando el compareciente era el consejero de Salud. Martínez ha tildado la intervención de regionalista de “brutal” y ha acusado a los regionalistas de alimentar la crispación social.

El más virulento ha sido el portavoz de Podemos, Carlos Couso, quien incluso ha llegado a amenazar a la Universidad de Navarra por no tener una representación sindical entre sus trabajadores. “Si en esa empresa no se puede conformar una representación legal igual no puede ni trabajar en Navarra”, ha afirmado. Después le han aclarado incluso desde el mismo cuatripartito que no es obligatorio.

La portavoz de Bildu, Bakartxo Ruiz, al menos, ha reconocido que la atención que recibirán los trabajadores y beneficiarios de la Clínica Universidad de Navarra no será la misma cuando acudan al Servicio Navarro de Salud. “Yo entiendo que les moleste si van a pasar de ser atendidos en el mismo día a tener que esperar 4 ó 5 meses”.

El portavoz del Partido Popular, Javier García, también ha criticado la falta de argumentos a la hora de suprimir el convenio con la CUN y ha acusado al cuatripartito de “anteponer el interés político a cualquier interés para la ciudadanía”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cuatripartito pasa al ataque ante la falta de argumentos para romper el convenio con la CUN