POLÍTICA

Los socios de investidura dan la espalda a Pedro Sánchez y el estado de alarma depende del voto del PP

El voto de los dos diputados de UPN no será decisivo, pero el grupo navarro todavía mantiene la incógnita del sentido de su voto. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el pleno del Congreso celebrado este jueves para aprobar una nueva prórroga del estado de alarma, en un debate en el que también se abordará la nueva fase que se abrirá en las próximas semanas con el levantamiento progresivo de las restricciones a la movilidad por el coronavirus. EFE/Mariscal
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su intervención en el pleno del Congreso celebrado este jueves para aprobar una nueva prórroga del estado de alarma, en un debate en el que también se abordará la nueva fase que se abrirá en las próximas semanas con el levantamiento progresivo de las restricciones a la movilidad por el coronavirus. EFE/Mariscal

La Ejecutiva Nacional de Esquerra Republicana ha decidido este lunes que sus diputados votarán 'no' a la prórroga del estado de alarma en el Congreso de los Diputados el próximo miércoles. Los socios de investidura van dejando poco a poco a Pedro Sánchez sin apoyos y el estado de alarma puede ya depender de la decisión del PP y de Pablo Casado. 

Los dos diputados de UPN no son decisivos en esta votación, si bien la posición de su voto todavía no se ha decidido y podría encaminarse más hacia la abstención

Los independentistas de ERC venían absteniéndose en todas las prórrogas que ha autorizado hasta ahora el Congreso y en el último debate, su portavoz, Gabriel Rufián, ya advirtió de que cada vez estaban más cerca del 'no'.

El ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos, ha advertido del "caos" que puede suponer también en el plano económico el supuesto de que decaiga el estado de alarma, especialmente respecto a las distintas medidas aprobadas para atajar la crisis, como son los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) por causa de fuerza mayor.

"Ya no quedarían amparados por la causa de la fuerza mayor", indicó sobre los ERTEs el ministro, que insistió en que, en caso de que no se prorrogue de nuevo el estado de alarma "pueden aprobarse medidas económicas, pero no de la dimensión y la entidad de las que ampara el decreto que lo declaró".

Ábalos se refirió concretamente a los ERTEs, que se fundamentan en causa de fuerza mayor, porque es el Estado el que restringe trabajar.

"Si es el Estado el que dice que no se puede trabajar, debe compensar por ello, pero en caso contrario, el Estado puede aliviar la situación de los afectados, pero ya no será por una causa de fuerza mayor, porque ya no es responsabilidad del Estado", detalló el ministro.

"Quienes están en contra de este amparo jurídico deben explicarlo y, si se les ocurren, proponer alternativas", indicó en referencia a los grupos parlamentarios que están manifestando su rechazo a seguir prorrogando el estado de alarma.

Dirigentes del PP han respondido este lunes al Gobierno que el "caos" ya lo ha provocado Pedro Sánchez con su "negligente" gestión en la crisis del coronavirus, después de que los ministros José Luis Ábalos y Salvador Illa hayan alertado de que prescindir del estado de alarma puede llevar al "caos". En las filas del PP han criticado además que se esté "amenazando" al PP con culparle de los muertos si no apoya el estado de alarma y hay un rebrote por el Covid-19.

El Ejecutivo ha recalcado que la ampliación del estado de alarma es "imprescindible" en toda la fase de 'desescalada' y se ha dirigido sobre todo al PP para pedirle "responsabilidad". "Desentenderse es tanto como condenarnos al caos", ha advertido Ábalos a los 'populares', a los que pide que no se dejen arrastrar por la estrategia de Vox. "Mejor no hacer experimentos que nos pueden llevar al caos", ha añadido Illa.

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado que "no tiene sentido" prorrogar el estado de alarma y ha agregado que "a día de hoy" el PP no puede apoyar esa medida, un mensaje que ha trasladado a Pedro Sánchez en la conversación de una hora que han mantenido este mediodía. Al término de la misma, la dirección del partido no ha ofrecido más detalles asegurando que ha sido "una conversación privada" y no iban a añadir "nada más" a lo que ya había declarado públicamente Casado en su entrevista en Onda Cero.

ERC, DESCONTENTOS

Desde que se declaró el estado de alarma el pasado 14 de marzo, los de Oriol Junqueras han denunciado la utilización de esta figura constitucional porque implicaba la retirada de competencias a la Generalitat y los demás gobiernos autonómicos, pero hasta ahora siempre se habían abstenido "por responsabilidad" y para dar un voto de confianza al Gobierno.

Pero, según informan fuentes de ERC, visto que el Gobierno ha desoído todas sus reclamaciones para la devolución de las competencias autonómicas, ya no pueden seguir facilitando la aprobación de una nueva prórroga.

"Pedimos rectificación en la retirada de competencias y espacios de soberanía. No lo han hecho. No han escuchado", argumentan desde la formación republicana, que ha decidido virar al 'no' coincidiendo con el inicio de la denominada descalada.

Junts, socio de gobierno de ERC en el Cataluña, ya pasó de la abstención al no en la votación de la tercera prórroga, el pasado 22 de abril. Ahora los dos miembros del Ejecutivo de Quim Torra coincidirán en el 'no', posición que mantiene la CUP, el tercer partido soberanista catalán con presencia en el Congreso, desde que se votó la segunda ampliación del estado de alarma. También Vox repetirá el voto negativo que mantiene desde principios de abril.

Los republicanos argumentan que Cataluña debe tener plenas competencias para decidir cómo diseñar esta nueva fase de desconfinamiento e insisten en que los pasos a seguir serán mucho más "efectivos" si se adoptan desde la proximidad y con el máximo conocimiento de la realidad social de cada territorio.

NO NECESITAMOS UN MANDO ÚNICO

También demandan que se ponga fin a la "militarización y la restricción de derechos, libertades y competencias que impone el estado de alarma", incidiendo en que la pandemia no es una guerra. "No necesitamos un mando único del Ministerio de Defensa", reiteran, insistiendo en que esta crisis debe gestionarse con criterios médicos y políticos.

Es decir, son partidarios de que se prorroguen las medidas excepcionales que se han venido aplicando, pero no bajo el estado de alarma porque en esta nueva fase de desconfinamiento no se pueden repetir los errores que, a su juicio, se han venido cometiendo hasta ahora.

"Esta segunda fase requiere de la asunción de las competencias de gestión propias del Govern de la Generalitat", abundan los republicanos, que defienden que el Ejecutivo autonómico se ha anticipado y marcado el camino al Gobierno central, haciéndole incluso rectificar en algunos puntos.

NO SE PUEDE DECIDIR A 600 KM

Pero ya no les vale con que se corrijan decisiones que se adoptan "a 600 kilómetros" de Cataluña, sino que quieren que éstas las tome la Generalitat en función de la opinión de los expertos y con conocimiento de la realidad social de su territorio.

"Debemos poder gestionar esta segunda fase desde Cataluña, sin tener que esperar autorizaciones ni rectificaciones, sin duplicidades de trabajo y sin pedir permiso para hacer aquello por lo que la ciudadanía nos ha elegido", argumentan.

"Corresponsabilidad, empoderamiento ciudadano y decisiones basadas en datos. Esto es lo que toca a partir de ahora y creemos que sólo se puede hacer con las plenas competencias de Cataluña recuperadas", recalca la formación indepedentista.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los socios de investidura dan la espalda a Pedro Sánchez y el estado de alarma depende del voto del PP