• jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:25

 

 
 

POLÍTICA

Ana Beltrán (PP): "Navarra languidece con este Gobierno, ya no es la envidia como era antes"

"Los socialistas pactan con Bildu, un partido que sigue sin condenar secuestros y extorsiones, es decir que son absoluta escoria", mantiene la presidenta del PPN. 

Ana Beltrán, presidenta del PP de navarra y diputada, posa para un retrato en Pamplona. PABLO LASAOSA
Ana Beltrán, presidenta del PP de navarra y diputada, posa para un retrato en Pamplona. PABLO LASAOSA

Ana Beltrán vive a caballo entre Pamplona y Madrid. Presidenta del PP de Navarra, es diputada en el Congreso y vicesecretaria de Organización, una de las personas del entorno de Pablo Casado. 

Tras la cita de Valencia, asegura que el partido sale convencido de que pronto llegará la oportunidad de demostrar, desde el poder, cuáles son las mejores recetas del PP para gobernar el país. Por lo pronto, anuncia nuevas citas estratégicas en diferentes comunidades, una de ellas Navarra. 

¿Por qué creen que ha sido un éxito la convención del partido celebrada en Valencia?

El partido sale reforzado, pero con la idea clara de que queda mucho por hacer, mucho trabajo por delante, para convencer a todos los españoles de que somos la alternativa, la única alternativa seria ante un Gobierno incapaz de gobernar este país. Creemos que hay que sacar a Sánchez para volver a recuperar los pilares del Estado, que se están tambaleando con este Gobierno. Se ha puesto en duda la Corona y se ha puesto en duda el Estado de derecho, además de otras instituciones.

¿Cómo se pone en práctica ahora todo lo acordado?

Vamos a hacer convenciones por toda España en diferentes provincias y comunidades autónomas en las que estamos en la oposición para trasladar a toda la gente cuáles son las propuestas del Partido Popular y la reformas para cuando gobernemos. Queremos evidenciar que somos un equipo preparado para gobernar este país y que tenemos claro lo que hay que hacer ante los asuntos que de verdad le quitan el sueño a los ciudadanos: el empleo, su libertad personal, la educación de sus hijos, la unidad de este país o el respeto a las instituciones. Van a ser convenciones basadas en los tres pilares centrales: institucional, económico y social. 

¿Preocupa Navarra a Pablo Casado?

Tiene una preocupación máxima por Navarra, una Comunidad que languidece, una Comunidad gobernada por un Partido Socialista que se ha echado en brazos de los herederos de ETA. Hay que sacarles del Gobierno porque nadie conoce ya a esa Navarra próspera, que era envidiada por su creación de empleo, envidiada por tener empresas innovadoras. El gobierno socialista está dejando perder los principales activos que ha tenido nuestra comunidad, como es ser motor de desarrollo en toda España y que era ejemplo de buena gestión en todo el país.

¿Por ejemplo?

Hay puntos clave que sigue sin abordar este gobierno de María Chivite. No sabemos cuándo va a llegar el TAP que dejamos preparado con el anterior Gobierno de Mariano Rajoy. Lo mismo ocurre con la segunda fase del canal de Navarra que tanto necesita la Ribera, una zona próspera en agroalimentación con empresas punteras que ven cómo se retrasa la llegada del agua cuando más se necesita. 

¿Qué ocurre con Volkswagen Navarra, en el centro del debate político?

Hay mucha preocupación por la planta de Volkswagen Navarra, que es generadora de empleo. Pedimos que tenga el mismo trato que otras plantas de Cataluña. Es decir, que Sánchez haga caso a Navarra y no priorice a sus socios nacionalistas para llevar el empleo a otros lugares y dejar a Navarra como una comunidad de segunda. que es lo que nos tememos. Chivite se tendría que estar dejando la piel para exigir a Sánchez que el coche eléctrico tiene que estar en Navarra, pero prefiere que se pierda mientras mantenga el apoyo de sus socios. 

¿Por qué los pactos de Sánchez y Chivite con nacionalistas si hay otras opciones?

Los acuerdos con los nacionalistas se suceden por interés de Sánchez y por interés de Chivite. Recordemos que el acuerdo con Bildu comenzó en Navarra. A Sánchez se le preguntó si iba a pactar con Bildu y dijo tres veces "no". Vemos como para Chivite, Bildu es socio preferente muy por encima de Navarra Suma, un partido constitucionalista. Le ofrecimos, por ejemplo, unos puntos clave para los presupuestos. Una reforma fiscal tendente a mejorar la competitividad de las empresas, a que los navarros vivan mejor y tengan mejor calidad de vida. El dinero y los ahorros de los navarros no tienen porque estar en manos del Gobierno. La gente trabaja no solo para pagar impuestos, para mantener los servicios de educación o sanidad, también una parte debe quedar para consumir y activar la economía y tener la libertad de que cada uno haga con su dinero, después de pagar sus impuestos, lo que considere más adecuado.

Tras las palabras de Otegi, el pacto con el PSN se ha materializado. 

A Sánchez y a Chivite se les ha visto el plumero. Otegi les ha quitado la careta. Otegi, que es un terrorista, ha reconocido que quiere sacar a 200 presos etarras a la calle. Se ha comprobado que Chivite y Otegi se necesitan mutuamente para seguir manteniéndose en el poder, para que les aprueben los presupuestos y las leyes que consideren. Además, se ha demostrado que las primeras declaraciones de Otegi estaban pactadas con el gobierno de Sánchez y con el gobierno de Chivite para ser blanqueado y pasar a ser un socios homologado. Hay que recordar que en Navarra, por miedo y por presión, hay partidos que seguimos sin poder presentar lista electoral o que no podemos hacer un acto político porque nos tiran estiércol. 

¿Cómo afecta entre los ciudadanos este pacto de Chivite con Otegi?

Espero que tengan en cuenta lo que es pactar con Bildu, que sigue sin condenar asesinatos, secuestros y extorsiones. Son absoluta escoria. Pero es que, además, los navarros tienen que ver que Navarra cada vez está peor, en infraestructuras, en libertad, es que los padres ya no pueden elegir la educación de sus hijos por culpa de un gobierno radical. 

¿Se refiere al ataque a la educación diferenciada?

Sí. Los socios de María Chivite lo único que quieren es politizar la educación y por esa razón ven en los colegios de educación diferenciada interés político. No les importa nada lo que los padres consideramos que es una educación magnífica. Y que no nos vengan con cuentos de que los niños tienen mejor desarrollo en otros centros. El Constitucional dio la razón a este tipo de educación, que es perfectamente compatible. Entiendo que las familias se sientan desamparadas, pero cuando el PP llegue al Gobierno lo primero que hará será derogar la Ley de Educación. 

¿Cuáles son las relaciones con el PSN? ¿Se ha deteriorado tanto cómo parece?

En la legislatura pasada, el PSN, el PP y UPN hacíamos causa común contra el nacionalismo ante el Gobierno de Barkos. Ahora, el PSN se ha echado en manos de los radicales, nadie lo reconoce. Por encima de todo defendían una Navarra foral y española, orientada a la creación de empleo, echando el freno a los nacionalistas. Se han dejado llevar por el interés de Gobernar y han perdido su alma. Pero Chivite tiene en Sánchez un buen maestro. 

¿La presencia de Santos Cerdán en Madrid ha sido clave para estos pactos?

Santos Cerdán imagino que lleva la voz cantante, pero han colaborado todos los que están en Navarra. Querían coger el Gobierno a costa de los que fuera, traicionando incluso sus principios. Y Sánchez accedió a la presión. 

¿Seguirá la coalición Navarra Suma para las elecciones de 2023?

Consideramos que ha sido un éxito y un ejemplo para el resto de España de anteponer un interés común por encima de las siglas. Se consiguió recuperar la alcaldía de Pamplona para sacar a Bildu, se consiguió Tudela para sacar a I-E, además de mejorar el resultado en el Parlamento, aunque no ha sido posible gobernar. Los navarros creen que la fórmula debe continuar, porque ir solos es peor. Tenemos que esperar a la decisión de UPN. En el caso de Ciudadanos, ha perdido mucha fuerza por sus propios errores, sus votantes están yendo al Partido Popular. 

¿Puede gobernar Navarra Suma sin mayoría absoluta?

El PSN debería estar en la línea del constitucionalismo, nos unen más temas de los que nos separan. Lo de Navarra es una situación excepcional, pero nosotros tenemos que optar al mejor resultado, ojalá un gobierno en solitario. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ana Beltrán (PP): "Navarra languidece con este Gobierno, ya no es la envidia como era antes"