POLÍTICA

Chivite quiere hablar sobre "memoria democrática" mientras suplica los votos de los proetarras de Bildu

Los socialistas aseguran que ven ya "mimbres" para gobernar con los partidos a los que hacías oposición hace 30 días. 

El PSN ha convocado este jueves en la sede del Parlamento Foral una segunda reunión para continuar las negociaciones con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra con el objetivo de lograr un acuerdo de gobierno para esta legislatura. En la imagen el secretario de organización del PSN, Ramón Alzorriz, Javier Remírez y los representantes de Geroa Bai, Koldo Martinez e Itziar Gomez, en el inicio de la reunión. EFE/ Jesús Diges
El PSN ha convocado este jueves en la sede del Parlamento Foral una segunda reunión para continuar las negociaciones con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra con el objetivo de lograr un acuerdo de gobierno para esta legislatura. En la imagen el secretario de organización del PSN, Ramón Alzorriz, Javier Remírez y los representantes de Geroa Bai, Koldo Martinez e Itziar Gomez, en el inicio de la reunión. EFE/ Jesús Diges  

El Partido Socialista sigue con el blanqueamiento del terrorismo y el horror de ETA y su brazo político Batasuna-Bildu, sobre el que quiere construir el próximo gobierno de Navarra junto a al Partido Nacionalista Vasco y sus directrices desde Bilbao. 

Los socialistas siguen con sus conversaciones con los proetarras a través de intermediarios, tal y como confirmó Adolfo Araiz, y esperan tener sus votos para que María Chivite sea la próxima presidenta del nuevo pentapartito nacionalista en la Comunidad foral. 

Tanto el PNV como Bildu se frotan las manos después de haber perdido las elecciones y encontrarse a un PSN rendido por el poder, dispuesto a proseguir con las políticas que tanto había criticado desde la oposición, a pesar de que los partidos constitucionalistas sumaron mayoría absoluta. 

Mientras mantienen el paripé de las negociaciones entre los socialistas, PNV, Podemos e IE para un acuerdo de 23 a la espera de los votos Bildu, el PSN se ha sacado de la manga una trabajo en "mesas sectoriales" entre las que quiere hablar de "regeneración y memoria democrática" mientras espera con ilusión los votos del partido que justifica matar a sus oponentes políticos. 

Ramón Alzórriz, del PSN, ha afirmado que a partir de este viernes comienza "un trabajo intenso" en las siete mesas sectoriales que han acordado. En concreto, van a negociar sobre educación, cultura y deporte; igualdad, Navarra social y juventud; salud; política lingüística; empleo, programa económico y fiscal; regeneración, memoria democrática y función pública; y administración local, medio ambiente, sostenibilidad y energía verde. Posteriormente, habrá una mesa dedicada a "autogobierno y normas de funcionamiento".

El secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, ha afirmado tras reunirse durante una hora con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra, que ve "mimbres suficientes" y una "firme convicción" para acordar la formación de un Gobierno foral presidido por la socialista María Chivite.

Tras la reunión, celebrada esta tarde en el Parlamento de Navarra, las cuatro fuerzas han acordado poner en marcha la negociación en siete mesas temáticas y han decidido que este viernes pondrán en común los nombres de las personas de cada partido que integrarán esas mesas.

Finalizado el encuentro de este jueves, Ramón Alzórriz ha afirmado que "salimos de una manera positiva de la reunión y se confirma el compromiso de los diferentes grupos para llegar a un acuerdo de programa de gobierno que nos lleve a la próxima investidura de María Chivite como presidenta del Gobierno de Navarra".

En todo caso, el dirigente socialista ha trasladado un mensaje de "tranquilidad" y ha afirmado que "hay que ir paso a paso, llegando a los diferentes acuerdos con paso firme y seguro, pero la ciudadanía tiene que saber que vamos a llegar". "Tenemos confianza en llegar a un acuerdo a 23 parlamentarios (PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E) para posibilitar ese futuro Gobierno", ha señalado.

Según Alzórriz, "hay unidad en la creencia de que hay que llegar a ese final que entendemos nos ha mandatado la ciudadanía para ese Gobierno de 23 y sobre todo hay optimismo". "Creo que hay los mimbres suficientes como para llevarlo a cabo. Creo que la ciudadanía navarra tiene que estar tranquila y confiada de que así lo vamos a hacer y las fuerzas políticas que nos hemos sentado en la mesa tenemos la firme convicción de llegar hasta el final", ha asegurado.

Preguntado sobre la necesaria abstención de EH Bildu, Alzórriz ha afirmado que "nosotros podemos hablar de lo que estamos trabajando los cuatro grupos, que somos los que vamos a llevar el programa de Gobierno hacia delante, ese es el compromiso que tenemos y el trabajo que estamos realizando".

Este viernes, Geroa Bai, Podemos e I-E enviarán a su vez sus propuestas al documento que el PSN les entregó el pasado lunes y con todo ello prepararán un documento que aglutine los planteamientos de los cuatro partidos.

Sobre la posibilidad de que la formación de Gobierno en España condicione el Gobierno foral, Ramón Alzórriz ha afirmado que "Madrid no tiene fecha tope, nosotros sí, por lo tanto son dos cuestiones diferentes". Si no hay Gobierno en Navarra antes del 26 de agosto, se convocarían nuevas elecciones.

EL PNV, ENCANTADO 

Por su parte, el parlamentario de Geroa Bai Koldo Martínez ha dicho que "la música nos gusta pero hay que añadir algunas estrofas" y ha hecho un "resumen positivo" de la reunión. "Vamos avanzando y espero que seamos capaces de llegar a un acuerdo en la letra. Si no se llega a acuerdos, seguiremos trabajando los días de San Fermín porque lo importante es llegar a un acuerdo serio y con bases sólidas", ha indicado.

Así, ha señalado que hay que "intentar combinar las prisas con la seriedad y la profundidad del acuerdo programático que estoy convencido que las cuatro fuerzas deseamos". "La apuesta es por conseguir un acuerdo lo antes posible y lo más serio posible. Si es la semana que viene, bienvenido sea, si es en San Fermín, bienvenido sea y si es en la tercera semana de julio, bienvenido sea. Queremos un acuerdo serio", ha señalado.

Además, Koldo Martínez ha afirmado, sobre el veto del PSN a EH Bildu, que Geroa Bai "no hace de mediador" entre ambas fuerzas. "Defendemos lo que consideramos debe ser un acuerdo programático para un gobierno progresista y estable. La relación con EH Bildu no le corresponde a Geroa Bai sino al PSN", ha asegurado.

Sobre la posibilidad de que el PSN pudiera aprobar determinados proyectos con Navarra Suma, Koldo Martínez ha hecho una apuesta por "un acuerdo global e integral". "Hace cuatro años también quedaron temas en desacuerdo y también lo pretendemos abordar ahora cuando llegue el momento. Estamos trabajando los acuerdos, primer paso esencial, y llegado el momento veremos cómo se abordan las diferencias", ha indicado, para señalar que espera que para el próximo jueves la negociación en las mesas "haya avanzado mucho y tengamos un documento lo más acordado posible".

En cuanto a la influencia en Navarra de la formación del Gobierno de España, el parlamentario de Geroa Bai ha indicado que "el mundo está interconectado y podría tener su repercusión en Navarra", pero ha defendido que no sea así. "Estamos diciendo que lo que vaya a ocurrir en Madrid no tiene por qué influir en un acuerdo para la gobernabilidad de Navarra", ha señalado.

Por parte de Podemos, Mikel Buil ha indicado que están "satisfechos" con "haber dado el paso a una negociación más concreta y sectorial y podamos abordar diferentes cuestiones".

Ha señalado que "con la fuerza que tenemos, que es reducida, vemos amplio margen de influencia política a través del trabajo sectorial". "La próxima semana vamos a ir avanzando en acuerdos y desacuerdos", ha dicho.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite quiere hablar sobre "memoria democrática" mientras suplica los votos de los proetarras de Bildu