• jueves, 15 de abril de 2021
  • Actualizado 20:35

 

 
 

POLÍTICA

Duras críticas al decreto para imponer el euskera en la Administración: "Atropella la igualdad de oportunidades"

UPN asegura que "discrimina" a la mayoría de navarros que no saben euskera y PPN critica que "desprecia a los castellanohablantes".

El consejero Mikel Aranburu visita la oficina de Hacienda en el primer día de campaña que se puede presentar la declaración de la renta de 2016 de forma presencial (14). IÑIGO ALZUGARAY
Una trabajadora en la oficina de Hacienda en el primer día de campaña de la declaración de la renta de 2016. IÑIGO ALZUGARAY

La oposición ha criticado la decisión del Ejecutivo de Barkos de aprobar su polémico decreto foral con el que regula el uso del euskera en la Administración pública. Desde UPN han asegurado que derogarán la norma en cuanto tengan ocasión y el PPN ha adelantado que está valorando la posibilidad de recurrir la nueva norma.

UPN ha calificado de “ligeros retoques que no evitan la imposición del euskera en el acceso a la función pública” las modificaciones efectuadas por el Gobierno al borrador de decreto de uso del euskera en la administración.

La formación regionalista ha anunciado que derogará la norma que se ha aprobado este miércoles cuando vuelva al gobierno “porque ésta va en contra del sentido común y de la realidad sociolingüística de Navarra”.

“El gobierno no rectifica en su apuesta por imponer el euskera ni hace caso a la filosofía del dictamen del Consejo de Navarra”, señalan los regionalistas, para quienes “con la aprobación del decreto se consuma un atropello a la igualdad de oportunidades de los navarros y navarras, que en su gran mayoría no saben euskera y se sienten discriminados”.

UPN señala que el decreto “mantiene los porcentajes para la valoración del euskera en todas las zonas, algo que no solo es abusivo, sino que impedirá de facto que los navarros que no sepan euskera puedan trabajar en la administración”.

Además, agregan, “no se corrige la generalización subjetiva de los puestos bilingües, que requieren necesariamente el conocimiento de euskera y cuya regulación es tan amplía y ambigua que casi cualquier puesto de servicios centrales puede considerarse bilingüe, lo que impediría que alguien que no habla esta lengua pueda obtener una plaza, independientemente de la zona en la que vaya a desarrollarse el trabajo”.

Los regionalistas también critican que “la valoración que se hará del euskera en aquellas plazas donde no sea obligatoria se incrementa en todas las zonas de Navarra respecto a la normativa vigente”. “Incluso en la zona no vascófona, donde el 97% no habla euskera, el incremento es de 7 puntos porcentuales”, denuncian.

“Esta sobrevaloración del euskera que no ha sido corregida respecto al borrador hará que la mayoría de ciudadanos navarros que no hablan euskera no puedan trabajar en la administración, pues la valoración del euskera será en algunos casos mayor que la de un máster, otros estudios universitarios o los años de experiencia laboral”, explican.

Para UPN, “el Gobierno trata con esta medida de imponer el euskera y de convertirlo en obligatorio, por la vía de los hechos, para aquellos que quieran trabajar en la administración”. Finalmente, reprochan al Ejecutivo foral que obvie la crítica del Consejo de Navarra a la figura de los servicios centrales, “donde se va a imponer el euskera sin tener en cuenta la zonificación y la realidad sociolingüística”.

PPN: "BARKOS VUELVE A DESPRECIAR A LO MAYORÍA DE CASTELLANOHABLANTES"

Por su parte, el PPN ha anunciado que está valorando la posibilidad de recurrir el decreto que regula el uso del euskera en la Administración aprobado hoy por el Gobierno de Navarra.

“Seguimos considerando que este decreto es injusto y que barema excesivamente el conocimiento del euskera para ser funcionario”, ha manifestado la presidenta del PPN, Ana Beltrán. “El Consejo de Navarra, máximo órgano consultivo de nuestra comunidad, ya alertó de que suponía una discriminación palpable hacia una mayoría de castellanohablantes pero, a pesar de ello, el Gobierno ha seguido adelante con él, sin hacer modificaciones sustanciales. Por lo tanto, sigue ignorando descaradamente la realidad sociolingüística de nuestra comunidad”, ha dicho.

“El Gobierno de Barkos vuelve a despreciar a una mayoría de castellanohablantes, introduciendo el mérito del euskera en zonas donde no es oficial y apenas se conoce. En definitiva, vuelve a ejercer una imposición en toda regla”, ha censurado el PPN.

“Esto demuestra que el Gobierno sigue dando la espalda a la mayoría de navarros y que juega con el pan de los funcionarios”, ha apostillado. “El Gobierno de Barkos olvida que lo que hace falta es tener en la Administración a los mejores; para ellos solo importa que estén los vascoparlantes”. “Por eso estamos valorando la posibilidad de recurrir este decreto”, ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Duras críticas al decreto para imponer el euskera en la Administración: "Atropella la igualdad de oportunidades"