PREMIUM  POLÍTICA

Los grupos concluyen que el periodista 'enchufado' en Cultura tenía un contrato encubierto y adjudicado a dedo

La oposición recrimina a la consejera Ana Herrera que haya permitido pagos simulando un contrato que han ascendido hasta los 90.000 euros a la misma persona. 

La consejera Ana Herrera comparece en comisión para explicar la contratación 'irregular' de un periodista por su departamento. IÑIGO ALZUGARAY
La consejera Ana Herrera comparece en comisión para explicar la contratación 'irregular' de un periodista por su departamento. IÑIGO ALZUGARAY  

Los grupos de la oposición han mostrado este martes sus claras sospechas de una posible ocultación de una relación laboral sin contrato y fraccionando pagos a un periodista conocido de la consejera de Cultura, Ana Herrera, en su mismo departamento. 

La consejera, por su parte, ha negado tener relación de amistad con Andrés García de la Riva, que sorprendentemente se llevó a dedo todas las adjudicaciones del departamento sin licitación pública y ha llegado a ingresar más de 90.000 euros en dos años y medio gracias a estos trabajos.

"Yo no he inducido ni he decidido las contrataciones que ha tenido esta persona en el departamento", ha señalado la consejera en una comparecencia parlamentaria. 

De la Riva y Ana Herrera coincidieron en el Festival Punto de Vista cuando ella era la directora y el periodista se encargaba de las relaciones con la prensa. Desde que Herrera accedió al departamento, todos los encargos periodísticos han recaído en la misma persona, hasta el punto de sumar 32 facturas sin que hubiera ninguna licitación pública

El grupo parlamentario de UPN solicitó la comparecencia de la consejera a raíz de las publicaciones de este medio, en las que se desvelaron no sólo los pagos permanentes y sistemáticos a la misma persona, sino que se comprobó que este periodista había tratado de acceder sin éxito a las listas de contratación del Gobierno foral, quedando en las últimas posiciones. A pesar de ello, Cultura sólo ha contado con él de manera permanente y todos los encargos han recaído en la misma persona.

"Nos parece que hay una ocultación evidente de una relación laboral sin contrato, fraccionando pagos, eludiendo procedimientos y publicidad", ha señalado el portavoz de UPN en la comisión de Cultura, Luis Zarraluqui. 

La consejera Ana Herrera ha hecho un alegato inicial sobre los "buen profesional" que es el periodista que se lleva todos los encargos de su departamento a dedo, aunque ha negado que sea su amigo y que fuera ella la que instaba a su contratación. 

De hecho, la consejera ha llegado a decir que ella no supervisa quién lleva la comunicación y la relación con los medios en su departamento, algo completamente incierto e imposible de creer. 

Durante casi tres años De la Riva ha hecho uso de las cuentas de correo electrónico del Gobierno foral y se presentaba como asistente y periodista del departamento sin formar parte de la estructura del departamento. 

Zarraluqui ha advertido que, además de las facturas emitidas por diferentes proyectos concretos, el periodista trabajaba "constantemente" por unas cantidades periódicas en 2016, 2017 y 2018 "sin ningún contrato", unos pagos "periódicos y constantes" de más de mil euros al mes a los que la consejera "no ha hecho alusión".

El socialista Guzmán Garmendia ha señalado que al PSN no le "gusta nada como está esto enfocado", ya que hay "una contratación continuada por unos importes siempre semejantes con unas justificaciones de lo más variopinto. No nos gusta, no nos parece correcto" porque "aquí se está contratando a una persona a dedo".

Javier García, del PP, ha advertido de que "no es ético ni estético", hay "algo que no cuadra", ha señalado, por lo que ha anunciado que pedirán más información sobre este asunto, en el que ha criticado el "cierre de filas" del cuatripartito.

Todos los grupos del cuatripartito, Geroa Bai, Bildu, Podemos e I-E, han cerrado filas en defensa de las contrataciones sospechosas en el departamento de Cultura. 

No el el único caso del departamento de Cultura donde el dinero público se utiliza al antojo o para interés propio de la consejera Ana HerreraEste periódico desveló que el Gobierno de Navarra abonó 14.000 euros a dos periódicos de Navarra a cambio de que se publicaran dos entrevistas falsas con la consejera de Cultura.

Las dos entrevistas a un miembro del Gobierno de Navarra y pagadas con el dinero de todos los ciudadanos se publicaron en Diario de Navarra y Diario de Noticias el 14 de noviembre de 2017 y tuvieron un coste de 7.300 euros cada una


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los grupos concluyen que el periodista 'enchufado' en Cultura tenía un contrato encubierto y adjudicado a dedo