POLÍTICA

El cuatripartito busca consuelo en el Defensor del Pueblo ante la 'rabia' de que la Cendea de Cizur pase a la zona no vascófona

Piden un informe a la institución al entender que "se podrían restringir derechos", sin embargo no piensan lo mismo cuando se trata de pasar de la zona no vascófona a la mixta.

Pleno de la Cendea de Cizur en el que se voto la propuesta de salir de la zona mixta. PABLO LASAOSA.
Pleno de la Cendea de Cizur en el que se voto la propuesta de salir de la zona mixta. PABLO LASAOSA.  

El Parlamento de Navarra,a instancias de los partidos que sustentan el Gobierno de Barkos, ha solicitado un informe urgente al Defensor del Pueblo sobre la aprobación en el pleno municipal de la Cendea de Cizur de una propuesta para incorporarse a la zona no vascófona.

Una decisión que parece no ser del agrado del cualtripartito, ya que entiende que "restringe derechos lingüístico, además de que podría ser contraria a la Ley del Euskera y la Carta del UE sobre las Lenguas Minoritarias".

La solicitud de este informe llega tan sólo cuatro días después de que la corporación de este municipio aprobara la propuesta de abandonar la zona mixta en la que se encontraba y que provocó tensos momentos en los que incluso pudieron escucharse gritos como: "Meteos el castellano por el culo".

No obstante, tras la decisión de solicitar el informe sobre este caso concreto al Defensor del Pueblo, UPN ha solicitado también estudiar los 43 otros casos que piden justamente lo contrario, pasar de la zona no vascófona a la mixta.

Sin embargo, la propuesta de los regionalistas navarros no ha tenido el mismo respaldo por parte de las cuatro formaciones que sustentan el Gobierno foral, aunque sí ha sido aprobada gracias el voto positivo de PSN y PPN y la abstención de Izquierda Ezkerra y Podemos. Por el contrario, EH Bildu y Geroa Bai han votado en contra.

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que existe "una persecución contra todos aquellos que no piensan como el cuatripartito" y ha lamentado que, por primera vez, "se lleve al Defensor del Pueblo una decisión política de un municipio".

Este ha sido el principal motivo por el que la formación regionalista ha decidido también estudiar los otros casos que pretender dejar de ser zona no vascófona para integrarse dentro de la mixta. "Si se solicita ese informe, hay que pedir todo. La libertad no sólo es cuando me interesa", ha espetado el portavoz de UPN.

En este sentido, ha invitado a todas las formaciones a "hacer un análisis, dejando de lado sus posiciones históricas" para dotar de "seriedad" a un tema como es la zonificación de la Comunidad foral de Navarra.

"Estas decisiones se tienen que adoptar de forma estratégica para dotarlas de estabilidad porque no puede ser que la política lingüística cambie con cada Gobierno porque es malo para el euskera, la política y los navarros", ha asegurado Esparza.

Por su parte, la socialista María Chivite se ha mostrado a favor de cualquier informe y ha criticado de "sectarios" a los partidos que sustentan el Gobierno de Barkos por "rechazar ampliar ese informe".

Misma opinión compartida por la portavoz del PPN, Ana Beltrán, quien ha asegurado que el cuatripartito ha pedido "sin vergüenza" un pronunciamiento sobre esta cuestión y ha criticado la "radicalidad con el euskera", además de tachar a las cuatro formaciones de "sectarias y totalitarias".

EL CUATRIPARTITO: RECTIFICACIONES Y DIVISIONES 

La solicitud de UPN de ampliar el informe pedido a instancias del cuatripartito ha calado de diferentes maneras a las formaciones. Mientras que Izquierda Ezkerra y Podemos se han abstenido, permitiendo que el Defensor del Pueblo estudie también los casos en los que los municipios navarros quieren dejar la zona no vascófona para integrarse en la mixta, EH Bildu y Geroa Bai han votado en contra.

No obstante, todos ellos han coincidido en que se trata de una decisión política que se tendrá que adoptar en el seno del Parlamento de Navarra a pesar de que los ayuntamientos, en sus plenos municipales, fijen su postura. 

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha descrito una "reacción encendida" de UPN y PPN y ha expresado que su grupo "tiene dudas de si un pleno puede restringir derechos lingüísticos". En este sentido, ha avisado de que la formación "no se posicionará a favor de restringir ningún derecho", aunque ha pedido tiempo hasta tener el informe solicitado al Defensor del Pueblo.

Por su parte, Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha sostenido que su voto en contra se debe a "una cuestión formal" ya que ha destacado que el reglamento del Parlamento dice que la cuestión se debe solicitar por escrito y no de forma oral como los regionalistas la han planteado. 

Tecnicismos a un lado, la coalición abertzale ha asegurado que los dos informes hablan de cosas diferentes y que la oposición ha querido aprovechar ese "tótum revolútum contra el euskera". En este sentido, su portavoz también ha añadido que EH Bildu "rechazará todo lo que sea dar pasos hacia atrás".

Una posición que dista bastante de la defendida por Podemos. La formación morada ha sostenido que su postura será la de "respetar lo que salga en el ámbito municipal". Su portavoz, Carlos Couso ha asegurado "no tener ningún miembro a solicitar informes al Defensor del Pueblo".

Respecto a la posición de Izquierda Ezkerra, la portavoz Marisa de Simón ha tenido que salir a rectificar la postura que anteriormente había dejado clara en su intervención.

En un primer momento, ellos también se había mostrado favorables de mantener las "soberanas" decisiones municipales, pero después han mostrado su negativa, sumándose en su futura postura a Geroa Bai y EH Bildu. "Quiero dejarlo claro", ha recalcado De Simón.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cuatripartito busca consuelo en el Defensor del Pueblo ante la 'rabia' de que la Cendea de Cizur pase a la zona no vascófona