• sábado, 25 de junio de 2022
  • Actualizado 09:58
 
 

POLÍTICA

CCOO se encierra en la sede de Gobierno para denunciar la indiferencia de Barkos hacia los 24.000 funcionarios

El sindicato ha remitido una carta a la presidenta de Navarra para exigirle que atienda las demandas de los trabajadores públicos.

Concentración de CCOO frente a la sede del Gobierno Foral, en Pamplona.
Concentración de CCOO frente a la sede del Gobierno Foral, en Pamplona.

CCOO de Navarra ha denunciado que el Gobierno foral "ni revierte los recortes en los servicios públicos ni recibe a los representantes de sus trabajadores". Para denunciar "su indiferencia", representantes del Área Pública del sindicato se han encerrado el mediodía de este miércoles en la sede del Gobierno.

Exigían una reunión con la presidenta Uxue Barkos para denunciar "el ninguneo al que se ven sometidos los trabajadores públicos". Finalmente una persona del gabinete de presidencia les ha recibido, a quien han entregado una carta dirigida a la presidenta. Así, CCOO ha subrayado a través de un comunicado que "seguirá con las movilizaciones hasta que el Gobierno de Navarra se siente a negociar la reversión de los recortes, empezando por la inmediata devolución de la paga extra de 2012".

DEVOLUCIÓN DE LA EXTRA

El acto de protesta ha venido precedido de una concentración que bajo el lema “en defensa de los servicios públicos y la negociación colectiva”, que ha congregado a delegados y trabajadores del sector público. En palabras a los medios, el coordinador del área pública de CCOO, Cecilio Aperte, ha denunciado “el incumplimiento” de las promesas electorales y del propio Acuerdo Programático “en relación a la paga extra y a la recuperación del poder adquisitivo perdido”. Según Aperte “seguimos teniendo los mismos problemas de eventualidad, parcialidad de jornada, escasez de personal, etc., que desde CCOO siempre hemos criticado”. 

El responsable sindical ha censurado la actitud de la consejera Beaumont: “Sigue sin convocar la mesa general para negociar las plataformas presentadas en septiembre, hurtando así a los trabajadores de la administración su derecho a la negociación colectiva, y sigue sin respondernos a todas las peticiones de reunión que le hemos trasladado para tratar asuntos de interés del personal”. Aperte ha exigido “el comienzo de una negociación, en la que, partiendo del reconocimiento de los derechos arrebatados y el empleo perdido durante la crisis, se acuerde el establecimiento de un calendario de recuperación de los mismos, con el objetivo de dignificar el empleo público y recuperar el nivel de calidad de los servicios públicos”.

Esta es la carta que han remitido a la presidenta del Ejecutivo foral, Uxue Barkos:

Sra. Presidenta:

La negociación colectiva en el ámbito de la Función Pública no ha pasado por sus mejores momentos en estos años de crisis. La falta de una negociación real con el gobierno de UPN, los flagrantes incumplimientos de alguno de los pocos acuerdos conseguidos (Acuerdo sobre condiciones de empleo 2010-2011) y las decisiones unilaterales de los gobiernos de Navarra y de España, han supuesto la rebaja salarial, la disminución de plantillas, el empeoramiento de las condiciones laborales y la disminución de la calidad de los servicios públicos.

Contra estas políticas y sus consecuencias, desde Comisiones Obreras, en solitario o en unidad con otros sindicatos, hemos impulsado decenas de acciones reivindicativas en estos años: huelgas en la Administración; paros sectoriales; dos huelgas generales convocando al conjunto de trabajadores y trabajadoras de todo el Estado; manifestaciones en Pamplona y en Madrid; decenas de concentraciones por el derecho a la negociación colectiva, por los servicios públicos y por los derechos del personal que los presta; y también nos hemos apoyado en el Parlamento y hemos recurrido a los tribunales para frenar y revertir los recortes.
Desde CCOO, que siempre adoptamos nuestras decisiones basándonos exclusivamente en lo que es mejor para el conjunto de las trabajadoras y los trabajadores, también depositamos, parte de nuestras esperanzas en un gobierno de cambio que, sustentado por aquellos partidos que en el Parlamento y en la campaña electoral nos habían mostrado su apoyo, realizase políticas diferentes, opuestas a las que habían venido realizando los gobiernos anteriores.
  
El 7 de agosto, usted, acompañada de la Consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, se reunía con los sindicatos de la Administración Foral para presentarnos el Acuerdo Programático en lo referente a Función Pública. En aquella reunión, manifestó su intención de mantener un diálogo fluido con la representación sindical para intentar alcanzar amplios consensos en la acción de gobierno y resolver los problemas de las personas que trabajan en la Administración. 

No obstante, esa imagen dialogante se contradice con la actitud de la Consejera BEAUMONT que, no sólo no atiende las legítimas reivindicaciones planteadas por la representación sindical de CCOO, sino que ni siquiera cumple el compromiso, adquirido en enero, de iniciar la negociación de las plataformas presentadas en septiembre, hurtando así a los trabajadores y trabajadoras de la administración su derecho a la negociación colectiva. También, desde CCOO, hemos emplazado a la señora Consejera para tratar asuntos de interés del personal sin que, en ningún caso, hayamos obtenido respuesta. 

Los cuatro partidos que sustentan su Gobierno firmaron un Acuerdo Programático en el que se comprometían en materia de función pública a la “reducción de los niveles de precariedad y eventualidad, a aumentar las plantillas recortadas durante los últimos años, … y convocatoria de las oportunas OPEs”. Igualmente acordaron “proceder de forma gradual a favorecer la recuperación del poder adquisitivo perdido en los pasados años de crisis y revisar las privatizaciones de servicios realizadas en la Administración Foral”. 

El incumplimiento de las promesas electorales ha llevado a que el personal de la Administración Foral no verá recuperada la paga extra hasta el año 2018. La recuperación del poder adquisitivo perdido, auspiciada en el Acuerdo Programático, se ha limitado a copiar la raquítica subida del 1% aprobada en el Estado, por el gobierno del Partido Popular. Seguimos teniendo los mismos problemas de eventualidad, parcialidad de jornada, escasez de personal, etc., que desde CCOO siempre hemos criticado. 

Hoy, nos hemos concentrado para exigirle a usted la devolución de la paga extra de 2012 y el comienzo de una negociación, en la que, partiendo del reconocimiento de los derechos arrebatados y el empleo perdido durante la crisis, se acuerde el establecimiento de un calendario de recuperación de los mismos, con el objetivo de dignificar el empleo público y recuperar el nivel de calidad de los servicios públicos.


Atentamente.

Pamplona a 27 de abril de 2016".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
CCOO se encierra en la sede de Gobierno para denunciar la indiferencia de Barkos hacia los 24.000 funcionarios