PREMIUM  POLÍTICA

Piden la dimisión de la consejera Elizalde por frenar las obras en el Canal de Navarra

Para Esparza (UPN) "se está jugando con la renta de los agricultores, familias que viven del campo". 

Javier Esparza en el Pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY.
Javier Esparza en el Pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY.  

El Gobierno de Barkos ha vuelto a demostrar su falta de compromiso con el futuro de Navarra, según ha criticado el presidente de UPN, Javier Esparza, al afirmar que "Bildu, con el permiso de la presidenta Uxue Barkos, ha conseguido su objetivo: parar el Canal de Navarra".

El presidente de los regionalistas ha señalado en una nota que "la consejera Isabel Elizalde, nombrada por Bildu, y el director general, Ignacio Gil, anterior secretario general del sindicato EHNE y conocido por su animadversión al Canal de Navarra, han conseguido frenar su desarrollo y paralizar las obras de la ampliación de la primera fase, todo ello con la aquiescencia de la presidenta". "Una vez más queda demostrado que a Barkos y al nacionalismo esta tierra no les importa nada", ha añadido.

Por ello, Esparza ha exigido "la dimisión inmediata de la consejera y del director general de Agricultura por su irresponsabilidad y por los daños que han causado". UPN ya solicitó su comparecencia el pasado 5 de febrero.

Según el presidente de los regionalsitas, "el Gobierno de Barkos ha paralizado una obra que supone oportunidades, desarrollo y empleo para Navarra, mostrando con hechos su verdadera cara". "Han causado un grave daño a centenares de agricultores, que se han sentido engañados y perjudicados económicamente y a quienes se les ha estado mareando durante mucho tiempo con mentiras y falsas promesas", ha añadido.

Para Esparza, "se está jugando con la renta de los agricultores, estamos hablando de familias que viven del campo y que han hecho sus previsiones con lo que el Gobierno de Navarra les ha ido diciendo". "Ahora ven que les han engañado. No van a cumplir los plazos y eso para ellos significa perder ingresos", ha asegurado.

UPN ha afirmado que "desde hace 14 meses no se ha aprobado un proyecto de ejecución real de obra y, mientras tanto, han mentido en el Parlamento y han mentido a los regantes una y otra vez".

También ha apuntado que "no han dejado que se hiciera el ramal que une Falces con Funes, aprobado en 2016". "En cuanto al ramal del Ega, han utilizado una excusa para reiniciar todo el expediente, con el consiguiente retraso, de manera que no han dejado construir nada", ha criticado.

ADJUDICACIÓN SEGUNDA FASE

Por otra parte, el presidente de UPN ha mostrado su "satisfacción con el avance que sí se está produciendo en relación con la segunda fase del Canal de Navarra", una vez conocida la adjudicación para redactar el proyecto, a falta de que sea aprobado por Canasa.

Para Esparza, "si la segunda fase va a avanzando es porque UPN se la exigió al Gobierno de España y lo incluyó en el pacto para apoyar los presupuestos del Estado, de otro modo, no se haría". "Al igual que ha pasado con el TAV, queda claro que en todo aquello que depende únicamente del Gobierno de Navarra, la respuesta es la inacción y la paralización. Por el contrario, allí donde UPN está pudiendo influir, se van dando los pasos necesarios para que ambas infraestructuras se hagan realidad", ha considerado.

ELIZALDE NIEGA QUE HAYA PARALIZADO EL CANAL

Por su parte, la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, ha negado que el Ejecutivo foral haya "paralizado" el Canal de Navarra.

Por el contrario, ha sostenido que está "reconduciendo una complicada situación" que ha achacado a la gestión del presidente de UPN, Javier Esparza, durante su etapa como consejero la pasada legislatura.

Isabel Elizalde ha afirmado que "hablar de irresponsabilidad y daños causados por parte de quien era consejero de Desarrollo Rural cuando se firmó el contrato que rige el proyecto de ampliación de la primera fase del Canal se puede calificar cuando menos de osadía y descaro político".

La consejera ha asegurado que "es necesario insistir en que el método de retribución del contrato es el de peaje en la sombra decidido por el anterior Ejecutivo" y ha afirmado que "este proyecto se adjudicó con una baja del 25% en canon y de casi un 40% en inversión, baja sobre la que no se analizó su temeridad".

Isabel Elizalde ha afirmado que "desde el inicio de la legislatura hemos centrado nuestros esfuerzos en gestionar el contrato desde la responsabilidad con los regantes y los contribuyentes y en base a ello se están abordando las modificaciones precisas para reconducir el contrato y superar las graves deficiencias del mismo que podrían poner en peligro su viabilidad".

Según la consejera, "se está haciendo todo lo que el anterior Gobierno y sus responsables deberían haber hecho y no hicieron: avanzar en la necesaria modificación del proyecto tanto en lo que se refiere a trazado como a incorporación y exclusión de zonas regables, y esto lleva su trámite, plazos y procedimientos administrativos correspondientes".

"Así que de paralización nada, es más", ha afirmado la consejera, "la irresponsabilidad del señor Esparza es lo que está haciendo que este Gobierno esté dedicando todos sus esfuerzos a reconducir esta complicada situación y poder abordar lo que resta del proyecto con las máximas garantías técnicas y jurídicas y atendiendo al interés general".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piden la dimisión de la consejera Elizalde por frenar las obras en el Canal de Navarra