POLÍTICA

Exigen el cese de Beaumont por mediar en la apertura de un expediente a un policía foral que identificó a un etarra

UPN denuncia que la consejera envió un correo trasladando una queja realizada por el sindicato LAB contra una intervención policial.

La consejera de Presidencia, Justicia e Interior, María José Beaumont. MIGUEL OSÉS
La consejera de Presidencia, Justicia e Interior, María José Beaumont. MIGUEL OSÉS  

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha exigido el "cese inmediato" de la consejera de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, María José Beaumont, "después de conocerse que remitió un correo electrónico al director general de Interior, Agustín Gastaminza, que a su vez había recibido del sindicato LAB, trasladando una queja por lo sucedido tras la intervención policial efectuada el pasado 27 de septiembre contra el portavoz del mencionado sindicato, y que motivó que se abriera procedimiento disciplinario a un agente", ha explicado la formación. Gaztaminza transmitió ese correo al jefe de la Policía Foral, Torcuato Muñoz, quien ordenó a Asuntos Internos investigar el caso.

Para Esparza resulta "inadmisible que se le abra expediente disciplinario a un policía foral tras identificar a una persona con antecedentes de pertenencia a banda armada y, por tanto, con una requisitoria judicial, actuación por la que recibió graves insultos, después de recibir un correo electrónico remitido por la propia consejera en el que se daba cuenta del malestar con lo sucedido de las personas identificadas, pertenecientes al sindicato LAB".

"Todo ello teniendo en cuenta que la valoración de la actuación del agente por parte de sus superiores inmediatos se consideró correcta", ha remarcado.

El expediente (por una presunta infracción leve) se abrió por el "malestar" de LAB ante la intervención de un cabo de la Unidad de Intervención. Según publica Diario de Navarra, la resolución del Jefe de la Policía Foral considera que dio “un manotazo” al portavoz de LAB, un gesto “excesivo, inoportuno y desproporcionado”. El agente negó ese manotazo y sostiene en cambio que solo le “apartó” la mano, debido a que le estaba “dando con el dedo en el pecho” mientras le insultaba con frases como “sois una banda armada” y “lleváis una chulería que da asco”.

El jefe de su unidad consideró que su actuación había sido “correcta”. La obligación de identificar al portavoz y sus acompañantes, indica el rotativo, figuraba en una requisitoria judicial “por pertenencia a banda armada”, ya que en 2013, fue detenido en la operación de la Guardia Civil contra Herrira, la plataforma de apoyo a presos de ETA.

"Además de la gravedad de este incidente en sí mismo, la consejera Beaumont ha hecho más que méritos suficientes en estos dos años y medio de legislatura para que no pueda permanecer en su puesto ni un minuto más, y la responsabilidad es de la presidenta Uxue Barkos", ha afirmado.

CONSECUENCIA DE PONER A BILDU AL FRENTE DE LA POLICÍA FORAL

Por ello, Esparza ha solicitado la comparecencia urgente de la presidenta del Ejecutivo foral, Uxue Barkos, para que "dé cuenta de lo sucedido". Asimismo, UPN también va a solicitar la remisión por parte del Departamento de Interior de "todos los informes sobre la intervención policial del día 27 de septiembre en la Avenida de Carlos III, los relativos al procedimiento disciplinario contra el cabo de la Policía Foral y los correos electrónicos que se intercambió sobre este asunto la consejera Beaumont con el sindicato LAB, con el director general de Interior y con el jefe de la Policía Foral, así como los que se intercambiaron estos últimos entre sí".

Para el regionalista, "esta es la consecuencia de poner a una persona nombrada por EH Bildu al frente de la Policía Foral". "En lugar de proteger al conjunto de los ciudadanos, se dedica a proteger a miembros del sindicato LAB y a intentar coartar a los policías forales en el ejercicio de su labor", ha aseverado.

Javier Esparza ha trasladado "el apoyo de UPN a la Policía Foral, en especial al cabo expedientado", y ha reconocido y agradecido "el trabajo de todo el cuerpo".

PREOCUPACIÓN DE CC OO

La sección sindical de CC OO en la Policía Foral ha mostrado su "preocupación" por "la deriva que puede imponerse" con el actual equipo de Interior, tras la apertura de un expediente a un agente por el "uso partidista y político" del cuerpo.

"Independientemente del hecho en cuestión, nos sorprende sobremanera que se pueda expedientar a un policía del cuerpo autonómico tras un mensaje recibido por la consejera de Interior", señala CC OO, que advierte del "uso totalmente partidista y político que se está visualizando de cara a la opinión pública", en este caso "inaudito", que "crea un preocupante precedente".

"No es de recibo que la actuación policial, a todas luces correcta y proporcionada, tal y como ha dejado reflejado el responsable de la unidad de intervención en su correspondiente informe, se vea puesta en entredicho bajo la lupa de Interior", manifiestan desde el sindicato.

Añaden que CC OO "defenderá siempre y en todos los foros la profesionalidad de los miembros" del cuerpo "en el ejercicio de sus funciones y bajo los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad".

"No vamos a tolerar que se 'politice' la función policial en beneficio de unos pocos, y que, por extensión, se dañe la imagen de la institución mejor y más valorada por los navarros, pese a la campaña de menosprecio que se ha llevado a cabo en los últimos tiempos", advierten, para apelar al "sentido común" de la jefatura del cuerpo, para que "no caiga en esta trampa".

Le instan además a que "defienda con más ahínco el trabajo de sus agentes desde la imparcialidad, la justicia y el compromiso con la sociedad navarra".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Exigen el cese de Beaumont por mediar en la apertura de un expediente a un policía foral que identificó a un etarra