PREMIUM  POLÍTICA

Barkos, sobre su decreto del Euskera, niega que el Gobierno foral "criminalice a los navarros que no lo hablan"

 Javier Esparza, de UPN, ha recordado que con este decreto "se dobla los puntos para ser funcionario a las personas que lo saben".

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, informa sobre la inclusión de municipios en la Zona Mixta del uso del euskera. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, informa sobre la inclusión de municipios en la Zona Mixta del uso del euskera. IÑIGO ALZUGARAY  

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha asegurado que "de ninguna manera" su Ejecutivo está "quitando ninguna oportunidad a quien no habla euskera" y ha defendido que con el borrador de decreto foral por el que se regula el uso de las lenguas propias en la Administración se quiere "responder a los más de 80.000 navarros vascohablantes que en estos momentos no pueden ser atendidos".

En este sentido, la jefa del Ejecutivo foral ha remarcado que en la actualidad hay "menos de 160 plazas con perfil de euskera en un cuerpo de algo más de 16.000 funcionarios", una "realidad que avergonzaría a cualquier con un mínimo de seriedad".

En una comisión parlamentaria, solicitada por UPN y PPN, Barkos ha defendido que "de ninguna manera" el Gobierno que preside "se ha posicionado en criminalizar a los navarros que no hablan euskera" y también ha negado que el Ejecutivo tenga "la vocación o amenaza de que vayamos a sustituir a profesionales de ámbitos técnicos por técnicos de euskera".

Ha lamentado "profundamente" el "mal tono" de UPN cuando habla de que el borrador de decreto es "sectario" y ha considerado que "sólo desde una posición de prejuicio puede llamarse a dar explicaciones redactando en la petición la conclusión final". "Como ejercicio de parlamentarismo deja bastante que desear", ha sostenido.

Barkos ha defendido en todo momento que con el proyecto de decreto el Ejecutivo quiere atender al porcentaje de navarros que hablan euskera y ha recordado que, según la última encuesta sociolingüística, el 12,9% de la población navarra es euskaldun, a los que se suman más de 10,3% de euskaldunes pasivos.

PERFIL BILINGÜE

Según ha indicado, "en la actualidad se responde a la ciudadanía euskaldun, salvo en Educación, con un 0,9% de las plazas de la administración foral con perfil bilingüe", una cifra que, en su opinión, evidencia "la falta de interés y desidia con la que los gobiernos de UPN han tratado esta cuestión". "Esto no es escudarse ni esconderse en porcentajes, es una realidad", ha planteado.

Por todo esto, la jefa del Ejecutivo foral ha incidido en la idea de que con el borrador de decreto sobre el uso del euskera en la Administración el Gobierno busca "dar cumplida respuesta y satisfacer al porcentaje de ciudadanos que quieren verse atendidos en euskera", así como "hacer del derecho algo acompasado al hecho".

En cuanto al contenido del decreto, ha explicado que fija que cada departamento tendrá un plazo de un año para planificar dónde fijarán esas plazas de perfil bilingüe, que "en nada van a vulnerar los derechos" de las personas funcionarias. Y ha asegurado que el decreto "se va a negociar con los sindicatos antes de ser aprobado por el Gobierno".

"Lejos de imposición, las plazas bilingües se van a negociar", ha argumentado Barkos, para insistir en que "se respetarán los derechos adquiridos por las personas que empeñan los puestos" y negar que "no vayan a ser funcionarios quienes no sepan euskera".

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

En el turno de réplica de los grupos, el portavoz de UPN, Javier Esparza, ha considerado que "es falso que el decreto no perjudique" a quienes no saben euskera, cuando "se dobla los puntos para ser funcionario a las personas que lo saben" y ha acusado a la jefa del Ejecutivo foral de ser "una profesional de la demagogia política". Además, le ha exigido "una disculpa" por afirmar en una sesión plenaria que UPN quiere que "desaparezca" el euskera.

La jefa del Ejecutivo foral le ha contestado que no le va a pedir disculpas mientras "siga lanzando que tratamos de quitar trabajo a los navarros que no hablan euskera". "Deje de utilizar el argumento del euskera para confrontar a los ciudadanos", le ha dicho a Esparza, quien ha contestado a Barkos que "cada día tiene una actitud más prepotente". "Por muy presidenta que sea, hay que ser más humilde", le ha recriminado.

Por su parte, la parlamentaria del PPN Ana Beltrán ha reprochado a la presidenta que "tenga el valor de decir que defiende la convivencia, cuando se la está cargando" y ha asegurado que el decreto "sí que va a quitar oportunidades a quienes no hablan euskera". "Esto es política e ideología pura y dura, no hable de realidades, con esto lo único que van a conseguir es que no entren en la administración los mejores", ha apuntado Beltrán, que ha avanzado que si el Gobierno aprueba definitivamente el decreto "lo denunciaremos por discriminatorio".

También la socialista María Chivite ha sido crítica con el borrador de decreto foral del Gobierno de Navarra, una norma que, según ha dicho, "no favorece el interés general, vulnera la igualdad de oportunidades" y que, además, "no hay ningún sindicato que esté a favor del mismo, por unas cosas o por otras". "No vemos que esta norma sea ni razonable ni equilibrada", ha comentado la parlamentaria del PSN.

EL CUATRIPARTITO APOYA EL DECRETO

Por el contrario, el parlamentario de Geroa Bai Unai Hualde ha afirmado que siente "vergüenza ajena" al escuchar a UPN y PPN "semejante sarta de afirmaciones malintencionadas" y ha enmarcado esta estrategia en "una cruzada de lo identitario y de reconquista al Palacio de Navarra, en la que todo vale en el intento". Además, ha defendido el decreto del Gobierno que plantea "una planificación realista y ajustada a la realidad sociolingüística".

En representación de EH Bildu, Dabid Anaut ha valorado que el borrador de decreto recoge "avances", aunque ha considerado que "se queda corto". Ha criticado que la oposición se "escandalice" y hable de que se "discrimina" a parte de la sociedad y se ha preguntado "cómo entendemos lo que ha hecho hasta ahora UPN" con los euskaldunes.

Desde Podemos, Rubén Velasco ha apoyado que los ciudadanos "puedan ser atendidos en la Administración en el idioma que deseen" y ha asegurado que "nosotros no vamos a dividir ni tensionar". "Lo único que nos preocupaba de este tema es el acceso a la función pública", ha expuesto, para plantear una serie de dudas sobre la baremación de méritos.

Finalmente, José Miguel Nuin, de Izquierda-Ezkerra, ha calificado como "equilibrado y razonable" el borrador del decreto con el que, según ha señalado, la coalición está "cómodo". A su juicio, la propuesta "se inscribe en una política lingüística ajustada a la realidad de Navarra". "Esto no es una hoja de ruta nacionalista", ha afirmado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos, sobre su decreto del Euskera, niega que el Gobierno foral "criminalice a los navarros que no lo hablan"