PREMIUM  POLÍTICA

Uxue Barkos tras plantar al ministro y a la Policía Nacional: "Está dentro de la normalidad"

La presidenta presume de dejar en la estacada al ministro y dice que mandó a un par de policía forales como representación. 

Imagen del acto institucional de la Policía Nacional en Pamplona celebrado este martes. PABLO LASAOSA
Imagen del acto institucional de la Policía Nacional en Pamplona celebrado este martes. PABLO LASAOSA  

La presidenta del Gobierno de Navarra considera dentro de la "normalidad" dejar plantado al ministro del Interior a Pamplona dentro de su visita a la Comunidad foral. Barkos y su gobierno lo hicieron de forma consciente, al tratarse de un acto de la Policía Nacional, cuerpo al que no es la primera vez que la presidenta ningunea. 

Ya en la celebración del Día de la Policía Nacional en otoño la propia presidenta no acudió al acto. Ni ella ni la consejera de Interior nombrada por Bildu, que dejan siempre de lado a la Policía Nacional y a la Guardia Civil

Barkos, de una manera aún más cínica, ha dicho que acudieron representantes de la Policía Foral, si bien no estuvo el jefe y los que acudieron fueron advertidos para no utilizar sus uniformes de gala propios de estos actos. Acudió el jefe de coordinación de seguridad y un responsable de Seguridad Ciudadana, que no pudieron utilizar los uniformes de gala. 

La consejera tampoco delegó su presencia en el director general de Interior o en otros cargos de Policía Foral. 

Tampoco hubo representantes del Ayuntamiento de Pamplona (Bildu), ni del Parlamento de Navarra (Podemos). 

"Nosotros entendimos que el Gobierno de Navarra estaba representado por quien debía serlo que es un representante de la Policía Foral", ha dicho Barkos, que de esta manera sigue demostrando que sólo ejerce de presidenta del Gobierno cuando le interesa


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Uxue Barkos tras plantar al ministro y a la Policía Nacional: "Está dentro de la normalidad"