PREMIUM  POLÍTICA

"Preparaban un búnker para resistir": Barkos reconoce las intenciones de los okupas de Rozalejo

La presidenta del cuatripartito ha respondido a las preguntas de sus socios de Orain Bai, que consideran legítima la okupación de un edificio público en riesgo de derrumbe.

La Policía Foral vuelve a cerrar el Palacio Marqués de Rozalejo tras la última okupación. MIGUEL OSÉS
La Policía Foral vuelve a cerrar el Palacio Marqués de Rozalejo tras la última okupación. MIGUEL OSÉS  

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, ha afirmado que "el diálogo ha sido imposible" con los okupas del Palacio del Marqués de Rozalejo en Pamplona y ha argumentado que "es imposible el diálogo con quien no quiere hablar".

De hecho, Barkos ha señalado que, tras la entrada de la Policía Foral y técnicos de Patrimonio en el inmueble, se comprobó que "se estaba preparando un búnker perfectamente pertrechado con material para estar un tiempo, con colchones, agua, unos walkie talkie, y un bidón relleno de cemento con el habitáculo para meter las manos y ejercer un momento de resistencia".

"Es bastante expresivo de la voluntad de diálogo de quienes han decidido hacer de este caso un pulso al Gobierno", ha afirmado Barkos, durante una comparecencia en el Parlamento de Navarra a petición de Orain Bai, el grupo defensor de los okupas.

La jefa del Ejecutivo, que ha negado que hubiera un "desalojo" en Rozalejo, ha afirmado que entiende "el malestar de vecinos y del colectivo de hosteleros y comerciantes" por el despliegue policial y ha lamentado las "molestias" ocasionadas, pero ha señalado que "el Gobierno tenía como prioridad garantizar la seguridad por encima de todo y cualquier otro debate es secundario".

"MUCHAS COSAS NO SON CIERTAS"

Del mismo modo, ha asegurado que "muchas cuestiones que se han dicho no son ciertas, como por ejemplo que la Policía Foral había utilizado pelotas de goma, o que se disparó a ventanas, lo que se hizo fue lanzar una salva a lo alto para evitar el cuerpo a cuerpo".

Uxue Barkos ha señalado que "el Gobierno ha recibido críticas por parte de unas posiciones y las contrarias". "En esta vida la respuesta con más sentido común no suele estar ni en el blanco ni en el negro, sino en una gama de matices, pero hay una cuestión innegable, y es que la prioridad para el Gobierno está en la seguridad del edificio, que se había comprometido muy seriamente", ha indicado.

En ese sentido, Barkos ha señalado que las conclusiones del informe emitido por los técnicos de Patrimonio "son determinantes para que el Gobierno decida clausurar el edificio y el Gobierno pone por delante a cualquier otra cuestión la seguridad, no solo de las personas que pueden estar dentro del edificio, sino también de los bienes del edificio, de los vecinos y de los edificios colindantes".

La jefa del Ejecutivo ha explicado que, a finales de diciembre, el Gobierno de Navarra tiene conocimiento a través de Policía Foral y de varios vecinos de que se escuchaban ruidos en el interior del edificio, lo que sugería la posibilidad de que se estuvieran realizando obras. Según Barkos, la situación "se consideró preocupante porque podía poner en peligro a los ocupantes y causar daños en el edificio o en los edificios colindantes".

Así, con autorización judicial, el 8 de enero agentes de Policía Foral y técnicos de Patrimonio accedieron al inmueble. Se constató, según Barkos, "el agravamiento de los riesgos del edificio" y se comprobó, entre otras cosas, que la instalación eléctrica "no cumplía ningún punto de la normativa" y además había "acumulación de enseres, productos inflamables y huecos en zonas abiertas sin protección adecuada con riesgo de caída".

En esta situación, Barkos ha explicado que el Gobierno de Navarra decidió clausurar el edificio y ha considerado una "grave irresponsabilidad" que varias personas volvieran a ocupar el edificio el pasado 19 de enero descolgándose con arneses desde la cubierta. "Parece ser que no se quieren entender los riesgos constatados por los técnicos", ha insistido. El inmueble fue nuevamente clausurado al día siguiente.

ORAIN BAI SACA LA CARA POR LOS OKUPAS ILEGALES

Por su parte, la parlamentaria de Orain Bai Laura Pérez ha considerado que se ha producido un "desalojo encubierto" y ha afirmado que se han vivido "imágenes esperpénticas, en las que se vio todo un barrio ocupado ante la invasión de todo tipo de Fuerzas de Seguridad".

En su opinión, los 'okupas' "están en su legítimo derecho a resistir y defender un espacio que tras dos décadas ellos mismos habían rehabilitado con sus propias manos y pusieron a disposición de todo el barrio" y ha considerado que son "un dique de contención ante la extrema derecha".

Además, ha dicho que, tras el paso de la Policía y los técnicos por el edificio, ha quedado que "ni el bombardeo de Gernika". Barkos ha señalado que esta última comparación ha sido "absolutamente desacertada" y una "frivolidad inaceptable", tras lo que Laura Pérez ha retirado sus palabras.

Comparecencia de Uxue Barkos y Maria José Beaumont en el Parlamento para explicar las actuaciones en los temas de Palacio de Rozalejo. IÑIGO ALZUGARAY

El portavoz de UPN, Sergio Sayas, ha indicado que los okupas son "unos jóvenes de la izquierda abertzale radical que ocupan todo lo que pueden porque es su modo de ir contra la sociedad, y ante esto, lo que hemos visto es la complicidad del Gobierno".

"No se ha dejado a la Policía Foral hacer su trabajo. Se les ha puesto en riesgo en algunas actuaciones para después poner puente de plata a los okupas, porque los que están allí dentro son de la misma ideología que la consejera de Interior, que el señor Araiz (EH Bildu), que le sostiene la silla de presidenta del Gobierno", ha afirmado el regionalista.

Por parte del PSN, María Chivite ha criticado que Barkos "tiene muchísimos complejos para decir la verdad" y ha afirmado que "si se hubieran hecho las cosas bien desde el principio a lo mejor no hubiéramos tenido tres ocupaciones". "Ha habido una pésima gestión política que se justifica en lo de casi siempre, en no molestar a los socios de Gobierno, hasta que la cosa se va poniendo fea y a alguien se le ocurre en el Gobierno que aquí puede haber responsabilidades civiles. El Gobierno ha hecho el ridículo absoluto en Rozalejo", ha indicado.

La portavoz del PPN, Ana Beltrán, ha felicitado a la presidenta porque "ya han pasado unos días sin que el palacio haya sido reocupado y eso es una gran novedad". "Barkos se ha demostrado absolutamente incapaz de defender los bienes públicos de todos los navarros. Ha querido nadar y guardar la ropa. Por un lado, ha querido quedar bien haciendo cumplir la ley, pero por otro lado se sentía absolutamente secuestrada por sus socios de Gobierno, que son EH Bildu y Podemos-Orain Bai. Estos jetas se han reído de todos nosotros. Tienen tanta jeta que van a dormir calentitos a su casa por la noche", ha indicado.

ENFRENTAMIENTO ENTRE GEROA BAI Y BILDU

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha afirmado que tanto Orain Bai como UPN "han hecho valoraciones sin datos que lo único que demuestran son prejuicios ideológicos" y ha asegurado que le ha dejado "helado" ver que se estaba preparando un búnker por parte de "quienes dicen que quieren dialogar".

"Es esperpéntico que se esté construyendo un búnker contra el deseo mayoritario de los navarros de recuperar un edificio que es de todos. No sé dónde está el interés social del proyecto", ha indicado, para señalar que el Gobierno de Navarra "ha demostrado estar por encima de quiénes son sus socios".

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha indicado que "algunas cosas de las que ha dicho el portavoz de Geroa Bai mejor si no las hubiera dicho" y ha señalado que "decir que el Gobierno actúa por encima de lo que digan sus socios es ir más allá de lo que quería decir".

Ha reconocido que EH Bildu discrepa profundamente con el Gobierno foral sobre la gestión de este tema y ha apostad por "no desistir del diálogo", aunque ha precisado que "lo importante no es el lugar sino la posibilidad de buscar un acuerdo sobre proyectos de autogestión en el Casco Viejo".

El portavoz de I-E, José Miguel Nuin, ha indicado que "hay que ver cómo se pone la derecha con la ocupación de un edificio público cuando ellos han ocupado todo un Estado durante cuarenta años". Nuin ha señalado que ante una ocupación hay dos opciones, "o la mano dura o la política", y ha defendido que esta segunda opción tiene cabida en la situación de Rozalejo, si existe "un proyecto de autogestión por parte de los jóvenes". No obstante, ha lamentado que no ha percibido por parte de los okupas "una actitud muy abierta a sentarse y a dialogar".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Preparaban un búnker para resistir": Barkos reconoce las intenciones de los okupas de Rozalejo