POLÍTICA

El balance del primer año del Gobierno Barkos: ETB, ikurriñas y obra pública para su hermano, "un gran profesional"

Barkos ha crujido a impuestos a los navarros, ha limitado el aprendizaje de inglés en los colegios de Navarra y ha firmado convenios con el País Vasco todos los meses. 

Ana Ollo, Mikel Aranburu, Ayerdi,  Barkos, Laparra y Domínguez, en una comparecencia tras el primer año del Gobierno nacionalista en Navarra.
Ana Ollo, Mikel Aranburu, Ayerdi, Barkos, Laparra y Domínguez, en una comparecencia tras el primer año del Gobierno nacionalista en Navarra.  

Uxue Barkos ha conseguido en un sólo año tener descontentos a todos los sectores de la sociedad navarra, salvo a los más sectarios y radicales del nacionalismo vasco, que aplauden todos los intentos de la líder del PNV en Navarra de euskaldunizar la comunidad foral a marchas forzadas

En 12 meses desde que el nacionalismo vasco se hiciera con el control de Navarra con el apoyo de los proetarras de Bildu, los populistas de Podemos e Izquierda Unida, prácticamente todos los sectores de la sociedad se han visto afectados por las medidas arbitrarias de Uxue Barkos

Mientras tanto, Barkos y la marca blanca en Navarra del PNV, Geroa Bai, se han hundido hasta obtener menos del 4% en las últimas elecciones generales en Navarra. Primero Koldo Martínez y luego Daniel Innerarity llevaron al partido de Uxue Barkos a la máxima de las irrelevancias y el partido de la presidenta en Navarra es ya la sexta fuerza en la comunidad. Barkos no dio la cara en la noche electoral y dejó vendidos a sus compañeros de partido ante los medios ante el peor resultado electoral. 

LA MÁXIMA PRIORIDAD, SINTONIZAR ETB

Barkos, cuya máxima preocupación en un año ha sido tratar que la cadena pública vasca ETB se vea en Navarra (ella está de excedencia en la empresa), ha tratado de eliminar el aprendizaje de inglés de los colegios públicos de Navarra y censuró del salón del trono las banderas de Navarra y de España para que no salieran su sus fotos.

En su balance tras el primer año de Gobierno, Uxue Barkos ha omitido que su ejecutivo invitó personalmente a su hermano para adjudicarle una obra pública y que su gobierno encarga trabajos al estudio del marido de la consejera Ana Herrera.

Barkos señaló que adjudicar contratos desde su gobierno a su familia es algo "ético, estético y legal" y aseguró que su hermano es "un gran profesional", para estupor de cientos de arquitectos de la comunidad foral que no reciben el mismo trato. 

El nepotismo más duro se ha instalado en el Gobierno que ellos llaman del cambio.

Además, en su primer año, Barkos nombró a un etarra para un puesto en el departamento de Educación, al que tuvo que revocar tras descubrirse el caso, ha tratado de imponer el euskera obligatorio en las oposiciones y ha lamentado la ausencia de la ikurriña en el balcón oficial del Ayuntamiento de Pamplona durante San Fermín. 

Las listas de espera médicas siguen subiendo y, para ocultarlo, el Gobierno Barkos ha manipulado la forma de medir y facilitar la estadísticas médicas.

Lejos quedan los problemas sociales, los comedores escolares en verano, la negra estadística del paro. La ETB, la ikurriña y la imposición del euskera han sido los temas principales de la acción de Gobierno de Uxue Barkos, que ha firmado decenas de convenios con el País Vasco para tratar de someter a Navarra a la comunidad vecina mientras ningunea a La Rioja o Aragón. 

Además, en estos meses, Barkos ha dejado plantado en su visita a Navarra al ministro de Interior y no acudió ni a las fiestas de la Guardia Civil ni de la Policía Nacional, a las que estaba invitada. Se negó a representar a la Comunidad foral en Madrid en el 12 de octubre

EL BALANCE DE LA PRESIDENTA

Sorprendente ha sido el balance de Uxue Barkos, que ha hablado de "estabilidad" y la "solidez" del Gobierno foral y ha achacado únicamente a su inexperiencia todos los errores cometidos. Barkos lleva 12 años en política, tres legislaturas en el Congreso de los Diputados y dos en el Ayuntamiento de Pamplona. A pesar de haberse convertido en una política profesional, se escuda en la inexperiencia. 

"La realidad se está imponiendo, lejos de los relatos y de los dibujos del fin del mundo, y los indicadores de empleo y de cohesión social nos demuestran que estamos avanzando por el camino correcto aunque queda mucho camino por recorrer", ha afirmado.

La presidenta ha dicho que le gustaría que "a este Gobierno se le juzgara por lo que hace y no por lo que otros dicen que hará o lo que supuestamente hace". "Estamos haciendo exactamente lo que dijimos que íbamos a hacer", ha dicho.

"No han sido pocos los errores. En algunos aspectos no hemos sabido explicar bien algunas medidas que han podido generar incertidumbres", ha señalado.

Sobre la reestructuración en el Gobierno, que afectará a jefaturas de Sección o Negociado, Barkos ha indicado que la "reflexión" en este sentido corresponde al Ejecutivo, pero que "será una tarea que compartiremos con el cuatripartito". Sobre el plazo para llevarla a cabo, ha señalado que se pondrán con el tema este verano.

Así, la jefa del Ejecutivo ha aseverado que no hay crisis de Gobierno, sino "revisión de los equipos con los que estamos trabajando y optimización". "Es una reflexión que debe hacerse de manera anual", ha dicho.

A la vuelta de verano, el cuatripartito liderado por Uxue Barkos tiene previsto llevar al Parlamento de Navarra la aprobación de una nueva ley de símbolos en Navarra para imponer la bandera del País Vasco en los edificios públicos de Navarra. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El balance del primer año del Gobierno Barkos: ETB, ikurriñas y obra pública para su hermano, "un gran profesional"