• jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 07:43

 

 
 

ELECCIONES GENERALES

Ana Luján (Cambio-Aldaketa): "No creo que el Senado tenga mucho recorrido si permanece como está"

Profesora de la Ikastola de Fontellas, es candidata de la coalición nacionalista al Senado formada por Bildu, Geroa Bai, Podemos e I-E. 

Ana Luján durante su presentación como cabeza de la lista al Senado por la lista unitaria Cambio-Aldaketa. EFE.
Ana Luján durante su presentación como cabeza de la lista al Senado por la lista Cambio-Aldaketa. EFE.

La cabeza de la lista al Senado por la lista unitaria "Cambio-Aldaketa", Ana Luján, llega "ilusionada" a este escenario político, pero advierte de que su interés no pasa por "jubilarse" en ese puesto, sino por convertirla en una Cámara que "funcione" y que "aporte" a la vida práctica.

Así lo ha señalado en una entrevista "Anika" Luján (Tudela, 46 años), quien encabeza la lista en la que se integran candidatos propuestos por Geroa Bai, EH Bildu e I-E con un programa además apoyado por Podemos, y con posibilidades ciertas de conseguir al menos un escaño.

Tras no resultar elegida en las últimas elecciones municipales de Tudela, a las que se presentó por Geroa Bai, Luján llega ahora dispuesta a trasladar al Senado "las voces del cambio que se ha producido en Navarra" y que ya habían llegado al Congreso con Uxue Barkos, hoy presidenta del Gobierno foral.

"Es un momento en el que se pueden hacer cosas, se respira un ambiente de cambio en Navarra que resulta ilusionante y que así se percibe en la calle", por lo que pese a su sorpresa inicial, aceptó la invitación porque le pareció "una buena oportunidad para profundizar en ese cambio y poder llevarlo a otras instituciones".

Sus planteamientos tendrán como base el acuerdo cuatripartito que sostiene la lista unitaria, pero el pacto también deja libertad a cada senador para integrarse en el grupo que le resulte más afín, "siempre trabajando entre nosotros y para Navarra", revela.

Algunos de estos planteamientos serán "defensivos", reconoce, como en el caso del autogobierno de Navarra, "cuestionado en estos momentos en algunos ámbitos", pero sobre todo "reivindicativos", especialmente en el funcionamiento de las instituciones y en la demanda de un modelo de Estado "mucho más abierto y participativo".

Al respecto, es consciente de que en la actualidad el Senado es una Cámara "muy desprestigiada". "Y no creo que tenga mucho recorrido si permanece como está", agrega, por lo que aboga por una reforma que la convierta "realmente" en una Cámara territorial.

Se trataría de que el Senado "fuera la Cámara de primera lectura" de toda la legislación autonómica, que ejerciera más labor de control al Gobierno independientemente del Congreso, y cuyo presupuesto se limitara, porque el actual es bastante alto para lo que proyecta en la práctica", señala.

Allí encajaría una candidata, licenciada en Historia y que ejerce como maestra, que reconoce que sus intereses "no son los de jubilarnos en el Senado, sino los de convertirlo en una Cámara que funcione y que haga que en la vida práctica aporte".

En ese foro es donde tendrían cabida las votaciones de normas autonómicas, estatutos de autonomía y de financiación autonómica, e incluso "sería interesante" que llegaran asuntos como el proceso de Cataluña, en el que aboga por "el derecho a decidir, precisamente para que no se den las circunstancias que se están dando ahora".

En cuanto a los debates más comunes, en su agenda lleva trabajar por la derogación de la última reforma laboral, y el posicionamiento "en contra de todo tipo de violencias" y en defensa de un tratamiento de la Paz y la Memoria Histórica que contemple a todas las víctimas de todas las violencias.

El desarrollo de los sectores económicos estratégicos de Navarra, el empleo de calidad, la reversión de los recortes en políticas sociales, la inversión para hacer una "educación pública y de calidad que desarrolle ciudadanos competentes a nivel técnico pero también a nivel personal y emocional", la derogación de la LOMCE, o la financiación adecuada de la sanidad, son otras de sus propuestas.

Como el resto de candidatos de "Cambio-Aldaketa", Luján ha asumido el código ético propuesto por Podemos, que les compromete a "no sacar ningún beneficio de este cargo". "Ni nosotros ni personas o empresas de nuestro entorno", advierte, tras indicar que su sueldo estará limitado a tres veces el Salario Mínimo Interprofesional.

Se trata de que al término de la legislatura "no seamos ni más ricos ni más pobres que al entrar", todo ello teniendo dedicación exclusiva y cobrando solo lo que nos corresponde cómo senadores pero con esa limitación.

Esto le obligará a dejar su trabajo, que desarrollaba desde el año 2000 como profesora en la ikastola Argia de Fontellas, donde ha sido directora entre 2009 y 2015, y ha desarrollado una labor "con un compromiso muy fuerte" de trabajar en defensa y promoción del euskera en la ribera de Navarra.

"Me da pena en el plano personal, porque es un proyecto que ha sido muy importante en mi vida, pero también pienso que en la vida hay que hacer otras cosas y no quedarse estancada", por lo que trasladará esa implicación a las Cortes.

Por ello, dentro de cuatro años le gustaría decir que "se ha conseguido dar una vuelta al Senado, que hemos trabajado para llevar allí la voz de Navarra, para que el cambio que se ha producido aquí se afiance, y se reconozca así en Madrid. Me gustaría quedarme con la sensación de haber trabajado para que las cosas mejoren e irme con lo mismo que me he llevado", zanja. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ana Luján (Cambio-Aldaketa): "No creo que el Senado tenga mucho recorrido si permanece como está"