CORRUPCIÓN

Cultura paga más de 40.000 euros a un periodista amigo de la consejera sin contrato ni convocatoria pública

El departamento del Gobierno de Navarra fracciona los pagos con encargos siempre a la misma persona para llevar a cabo un trabajo ordinario que corresponde a los funcionarios. 

La consejera de Cultura, Ana Herrera y el periodista que trabaja como falso funcionario del Gobierno de Navarra, Andrés García de la Riva. ARCHIVO.
La consejera de Cultura, Ana Herrera y el periodista que trabaja como falso funcionario del Gobierno de Navarra, Andrés García de la Riva. ARCHIVO.

El Gobierno de Navarra ha desembolsado ya más de 40.000 euros en diversos pagos abonados a un amigo de la consejera de Cultura de Navarra, Ana Herrera, que efectúa labores institucionales sin contrato ni concurso público alguno.

Andrés García de la Riva gestiona la comunicación del departamento de Cultura con acceso a cuentas de correo institucional sin formar parte de la estructura de personal del Gobierno foral y es remunerado por su gestión comunicativa con pagos mensuales que llegan a los 3.500 euros

El departamento de Cultura ha fraccionado estos pagos constantes y continuos para evitar el concurso público y encargar siempre y a dedo a la misma persona, amigo de la propia consejera. No se trata de algo coyuntural, lo que podría justificar un encargo puntual, sino de unos abonos constantes.

Este periódico ha podido acceder a la mayoría de los pagos recibidos por Andrés García de la Riva, que figuran con el concepto de "Comunicación cultura Navarra" principalmente. Se trata de pagos sistemáticos y con una periodicidad que simulan un sueldo, con cantidades que se repiten y que han oscilado entre los 5.700 y los 1.700 euros.

Los pagos se han mantenido de forma permanente durante los años 2016, 2017 y 2018.

De la Riva y la consejera de Cultura mantuvieron contacto laboral y son amigos desde que Herrera dirigió el festival Punto de Vista, del que la consejera fue directora y el periodista, natural de La Rioja, se encargaba de la comunicación.

Con la llegada de Ana Herrera en 2015 al departamento, la consejera nombró a la periodista Elvira Obanos como jefa de gabinete. Su estructura más directa se completó con Ana María García, como auxiliar, y Javier Sagardía como responsable de la secretaría del gabinete.

Sin embargo, Ana Herrera comenzó a contar con el periodista para todas las labores de comunicación como si de un funcionario o cargo público se tratara. 

Andrés García de la Riva no figura en ninguno de los puestos del organigrama de Cultura, aunque se presenta como "asistente de comunicación" del departamento del Gobierno de Navarra, como si fuera un empleado o trabajador de la institución pública.

Se trata de una flagrante irregularidad al contar con una persona externa y seleccionado a dedo por amiguismo para ejercer labores propias y ordinarias de un funcionario, sin ser nombrado para ningún puesto ni haber pasado por ninguna convocatoria pública de empleo, como el resto de trabajadores del Gobierno de Navarra. 

El Ejecutivo foral cuenta con cerca de una veintena de periodistas para las labores propias de comunicación, todos ellos funcionarios con plaza propia o personal interino que se ha presentado a unas oposiciones para poder acceder a este trabajo. 

Además, este mismo gobierno convocó unas pruebas para cubrir dos plazas temporales de periodistas. Los opositores que quedaron en los primeros puestos han visto ahora cómo su esfuerzo no ha servido para nada y las corruptelas del Gobierno de Uxue Barkos se imponen ante todo. 

Sin embargo, el amigo de la consejera desarrolla labores propias y ordinarias de un funcionario, sin ser nombrado en ninguno de los puestos de libre disposición o a través de alguna de las convocatorias públicas de acceso a la administración.

Esto le permite cobrar del Gobierno de Navarra un sueldo como "falso funcionario" y seguir con otras labores, como colaboraciones en otros medios de comunicación, como El País o ETB.

No se trata del primer caso del departamento de Cultura donde el dinero público se utiliza al antojo o para interés propio de la consejera Ana Herrera. Este periódico desveló que el Gobierno de Navarra abonó 14.000 euros a dos periódicos de Navarra a cambio de que se publicaran dos entrevistas falsas con la consejera de Cultura, Ana Herrera.

Las dos entrevistas a un miembro del Gobierno de Navarra y pagadas con el dinero de todos los ciudadanos se publicaron en Diario de Navarra y Diario de Noticias el 14 de noviembre de 2017 y tuvieron un coste de 7.300 euros cada una


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cultura paga más de 40.000 euros a un periodista amigo de la consejera sin contrato ni convocatoria pública