POLÍTICA

Alzórriz, palmero de Chivite, pide "unidad política" pero llama "pato cojo" al líder de Na+

El PSN ha aplaudido la gestión de su presidenta sin un ápice de crítica y ha instado a "desterrar conflictos y abrazar consensos".

El portavoz socialista, Ramón Alzórriz, habla en la tribuna en el Debate sobre el Estado de la Comunidad. PSN
El portavoz socialista, Ramón Alzórriz, habla en la tribuna en el Debate sobre el Estado de la Comunidad. PSN

El portavoz del PSN en el Parlamento de Navarra, Ramón Alzórriz, ha afirmado que en el actual contexto de crisis provocada por el Covid-19 "la sociedad pide unidad política, desterrar conflictos y abrazar consensos", por lo que ha llamado a "dejar las diferencias para otros momentos" al mismo tiempo que ha catalogado al líder de la oposición, Javier Esparza, como "pato cojo".

Durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Comunidad, Ramón Alzórriz ha asegurado que los Presupuestos Generales de Navarra del próximo año son "más necesarios que nunca" y se ha preguntado si "es tan difícil ponerse de acuerdo en el momento en el que estamos". ¿Por qué no dejamos las diferencias para otros momentos?", ha planteado.

Alzórriz ha señalado que los Presupuestos recogerán "las propuestas políticas, sociales y económicas que deben ser un baluarte para blindar y fortalecer nuestros servicios públicos y reactivar la economía navarra sin dejar a nadie atrás". "El Gobierno está comprometido con el futuro de Navarra", ha asegurado.

El portavoz socialista ha señalado que "lo que venga a partir de ahora está por construir y espero que sea entre todos, aprobando unos Presupuestos que den luz a las tinieblas del Covid, que den certidumbres presupuestarias a las incertidumbres sanitarias, que respondan al clamor ciudadano por dejar atrás las diferencias políticas".

Alzórriz ha añadido que "no debemos caer en la exclusión, en transformar un debate presupuestario en un debate identitario que no está en juego". "No pensemos en 'con quién', sino en el 'para qué', porque aquí estamos hablando del 'para qué'. No pensó en 'con quién' Navarra Suma cuando en medio de la pandemia acordó para las entidades locales de Navarra 25 millones. No caigamos en los discursos del pasado", ha dicho.

El parlamentario del PSN ha afirmado que el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, tenía hoy "una oportunidad extraordinaria de decirle a la sociedad navarra si seguía instalado en la foto de colón o tenía propuestas para cambiar nuestra tierra y cómo orientarla a mejorar la vida de todos en una pandemia que sigue acompañándonos".

Ramón Alzórriz ha afirmado que "esta pandemia no es culpa de nadie, pero necesitamos a todos para salir de ella" y ha asegurado que "desde el inicio de la crisis, la presidenta del Gobierno tomó el mando, lideró las medidas, estuvo determinada para proteger la salud de los ciudadanos, no se arrugó, no se escondió, y tomó coordinadamente las medidas duras pero necesarias, conjuntamente con el Gobierno de España para luchar contra la pandemia".

Por ello, Alzórriz ha defendido que "hay un Gobierno firme que ha tomado decisiones muy duras pero también de fortalecimiento de nuestro sistema público de protección". "Se han aprobado nueve decretos forales, de los cuales ocho salieron sin votos en contra y el último, inexplicablemente, fue aprobado con el voto en contra de Navarra Suma", ha dicho.

En su intervención, Alzórriz ha hecho un repaso de la formación de Gobierno en Navarra para señalar que el PSN representa a "los ciudadanos que no querían volver al pasado ni continuar con un cambio que no ponía las prioridades sociales en el centro de la política navarra". "Se pedía un cambio social, un liderazgo de izquierda y progresista, un respeto institucional de nuestra tierra y una asunción de nuestra pluralidad sin confrontación. Todos los Gobiernos anteriores contribuyeron a hacer de nuestra tierra lo que hoy es, pero Navarra necesitaba un cambio de timón y el PSN así lo entendió", ha dicho.

Así, ha afirmado que en la constitución del nuevo Gobierno fueron claves la "tozudez" del socialista navarro Santos Cerdán, miembro de la dirección federal del PSOE, y el "liderazgo" de María Chivite. "No nos importaron las presiones, las maniobras oscuras, los intentos de división interna, las portadas periodísticas, las miserables palabras de tener manchadas las manos de sangre o de blanqueo a ETA de algunos partidos, que solo entienden la democracia cuando gobiernan ellos", ha señalado.

Ramón Alzórriz ha apuntado que, "después de 24 años, volvimos a liderar un Gobierno de izquierdas y progesista, cambiando el rumbo de la historia reciente de nuestra tierra". "Hemos sabido conjugar la pluralidad y el diálogo, hemos vuelto a priorizar lo social salvaguardando nuestra identidad, hemos asumido nuestra diversidad para sumar, no en nuestro nombre, sino en nuestras políticas, y hemos asumido el reto de combatir la intolerancia proponiendo convivencia, respeto, recuerdo, justicia y reparación a una comunidad sedienta de paz y orgullosa de su historia", ha dicho.

El portavoz socialista ha añadido que, al volver la vista atrás, se comprobará que "la presidenta nunca se escondió, siempre miró a la cara los ciudadanos para decirles la cruda realidad, tomó decisiones, dialogó, escuchó y tomo las decisiones honestamente". "Estamos orgullos de su gestión valiente y comprometida con su tierra, Navarra", ha afirmado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Alzórriz, palmero de Chivite, pide "unidad política" pero llama "pato cojo" al líder de Na+