PREMIUM  POLÍTICA

El alcalde de Fustiñana responde al PSN: "Las agresiones sexistas se abordan desde la educación, no con un cartel"

Sergio Vitas (Navarra Suma) asegura que el equipo de gobierno de la localidad está en contra de todo tipo de agresiones, y apuesta por la educación y la sensibilización para tratar de atajar el problema.

Cartel en una localidad navarra contra las agresiones sexistas, en una imagen de archivo. IÑIGO ALZUGARAY
Cartel en una localidad navarra contra las agresiones sexistas, en una imagen de archivo. IÑIGO ALZUGARAY  

El alcalde de Fustiñana Sergio Vitas, ha criticado este martes que el PSN haya tergiversado la intención de sus palabras del último pleno municipal, para tratar de insertar en la opinión pública que no está en contra de las agresiones sexistas y que no hay que esforzarse por erradicarlas.

Los socialistas de la localidad ribera salieron a la palestra el lunes mostrando su disconformidad con que el regidor de Navarra Suma no apoyara una de sus mociones, en las que instaban al Ayuntamiento a colocar una señal en la entrada de la localidad contra las agresiones sexistas.

En el pleno, Vitas alegó que esos métodos son ineficaces y que lo que hacen es publicitar casos similares, como se vio con La Manada. Para el PSN, sin embargo, esas declaraciones fueron "inasumibles", por lo que protestaron ante la "falta de implicación política desde la entidad local", al incidir en que "toda acción es importante y necesaria".

Vitas ha asegurado que el grupo municipal de Navarra Suma está en contra no solo de las agresiones sexistas, sino de "cualquier tipo de agresión, como asesinatos, robos...". Y ha vuelto a subrayar que ya ha quedado demostrada la ineficacia de esos carteles. "En lugar de dar bombo a esos temas, y pongo el ejemplo de La Manada, que no ha hecho sino fomentar las manadas en toda España, creemos que lo que que hay que hacer es educar desde casa y formar en los centros", ha apuntado.

En su opinión, la solución "no es colocar una señal que diga algo tan obvio como que Fustiñana rechaza las agresiones sexistas, porque, por lógica, deberíamos colocar 20 señales más que digan todo lo que no toleramos. Condenamos todo tipo de agresiones", remarca.

Sobre la actitud de los socialistas, el alcalde ha expuesto que lo que buscan es la confrontación dando la vuelta a sus comentarios. "No me van a encontrar. Tengo la conciencia muy tranquila sobre lo que dije y sobre lo que pienso".

PROGRAMA COMPLETO CONTRA LAS AGRESIONES

En este sentido, Vitas ha recordado que el consistorio ribero está trabajando desde las concejalías de Servicios Sociales e Igualdad y Cultura, con un programa completo en contra de las agresiones. "Además de las sexistas, creemos que es necesario concienciar sobre el acoso escolar o el acoso laboral, entre otras. La educación es una medida mucho más efectiva, bajo nuestro punto de vista, para acabar con esta lacra".

Una educación, por otro lado, distinta al modelo de Skolae que quiere implantar el PSN en Navarra. "Además de que me parece un mal programa de educación sexual, creo que es mucho peor la obligatoriedad e imposición del mismo que pretende llevar a cabo el Gobierno de María Chivite".

"Si toda la crítica que tiene que hacer el PSN a este equipo de Gobierno -sostiene el regidor de Navarra Suma- es atacarme personalmente por la decisión de colocar o no una señal de este tipo es que algo estamos haciendo bien. No puedo decir que no me duela un ataque contra mi persona, porque afecta a mi entorno familiar y social, y creo que no es la manera de hacer oposición, pero poco me conocen si creen que van a debilitarme con esa forma de hacer política".

"Las agresiones sexistas son lo suficientemente importantes y serias para abordarlas desde la educación y la sensibilización, y no creemos que esta lacra se vaya a solucionar poniendo una señal", concluye.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El alcalde de Fustiñana responde al PSN: "Las agresiones sexistas se abordan desde la educación, no con un cartel"