• martes, 16 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

ECONOMÍA

Chivite descarta bajar los impuestos ante la crisis: "Es una temeridad"

La presidenta asegura que "la economía navarra va a seguir creciendo este año", mientras Navarra Suma le acusa de hacer "todo lo posible para no favorecer el desarrollo industrial".

La presidenta del Gobierno, María Chivite, durante el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno, María Chivite, durante el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha afirmado este jueves en el pleno del Parlamento foral que "la economía navarra va a seguir creciendo este año, seguramente no serán las previsiones económicas que teníamos en un primer momento, pero la economía navarra va a seguir creciendo".

En respuesta a una pregunta de EH Bildu, Chivite ha descartado además aplicar una bajada generalizada de impuestos. "Una bajada masiva de impuestos, como plantea el PP, es una temeridad, porque si no tenemos recursos suficientes no podemos sostener los servicios públicos", ha indicado.

La presidenta del Gobierno ha señalado, no obstante, que "habrá que dar ayudas a las familias más vulnerables, ayudas puntuales a las empresas, a los sectores más afectados por esta situación complicada, pero el dinero no cae del cielo y no podemos endeudarnos sin limite". "Es posible que el PP y la derecha que apoya estas tesis -de la bajada de impuestos- intente repetir lo que ya hicieron en la crisis de 2008, los recortes. Ahí no va a estar este Gobierno. Esos que tienen la misma receta para todo, bajar impuestos, son los mismos que pusieron el impuesto al sol cuando estaban gobernando. El populismo es una muy mala receta. Las propuestas de la derecha generan más desigualdad y eso compromete la prosperidad de la Comunidad", ha asegurado.

Chivite ha precisado que "otra cosa es que haya que aplicar puntualmente y de manera coyuntural alguna medida fiscal muy concreta y ayudas más concretas, pero otra muy distinta es cambiar el planteamiento de políticas públicas, no vamos a plantear una bajada masiva de impuestos". "Este Gobierno va a seguir defendiendo los servicios públicos, no va a apostar por recortes sino por ayudas puntuales para sectores puntuales", ha afirmado.

La presidenta del Gobierno, María Chivite, durante el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno, María Chivite, durante el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

La parlamentaria de EH Bildu Laura Aznal ha afirmado que le "alegra mucho escuchar" la respuesta de Chivite "porque en estos momentos una bajada generalizada de impuestos sería contraproducente, es algo que nunca ha servido para hacer frente a una espiral inflacionista como la que estamos atravesando, todo lo contrario, puede conllevar que los precios aún suban más y que la situación se agrave". "Las políticas fiscales van a ser una vez más determinantes de cómo vamos a salir de esta crisis y quién realmente va a ser el pagano", ha asegurado.

Aznal ha considerado que "en Navarra no podemos quedarnos como meros espectadores, hay que diseñar medidas de choque, vamos a aprovechar el autogobierno y todas las competencias".

SE PREPARAN MEDIDAS

Por otro lado, Chivite ha señalado que el Ejecutivo foral prepara medidas ante el alza de los precios pero ha precisado que, primero, hay que esperar a las decisiones que adopte la Comisión Europea este fin de semana en materia energética y el próximo martes el Consejo de Ministros. Ante esto, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha criticado la "inacción total" del Ejecutivo foral.

En respuesta a una pregunta de Navarra Suma en el pleno del Parlamento, Chivite ha señalado "el orden de los pasos a dar por las administraciones debe ser lógico y coherente" y "no se puede empezar la casa por el tejado sin saber las decisiones de Europa en torno a la energía y la PAC". Ha reiterado que "habrá medidas, que deben ser coherentes" y "con el conjunto de los sectores y de las formaciones políticas".

Asimismo, ha remarcado que las familias y los sectores más afectados "van a ser prioritarios". El alza de precios, ha continuado, "nos preocupa y por eso estamos preparando medidas pero no podemos concretarlas" hasta conocer las decisiones de Europa y el Consejo de Ministros.

Al respecto, ha avanzado que "no vamos a ir a un modelo de bajada masiva de impuestos, no estamos dispuestos a retroceder en nuestra educación y sanidad, vamos a ser capaces de dar respuesta a las necesidades de nuestra comunidad". Y ha pedido a NA+ estar "a la altura de las circunstancias" y que "sume y deje de poner palos en las ruedas, generando miedo e incertidumbre".

Por su parte, el portavoz de NA+, Javier Esparza, ha afirmado que "dejan patente en una situación compleja una inacción total para tomar una decisión autónoma" lo que "penaliza a los ciudadanos y empresas y acabará llevando a algunos navarros a la ruina".

"La gente no puede esperar más", ha aseverado Esparza, que le ha preguntado a Chivite si "es incapaz de tomar una decisión sin pedir permiso a Pedro Sánchez".

Así, ha remarcado que "hace falta que se tomen decisiones claras", entre las que ha planteado deflactar la tarifa del IRPF "pero de verdad", ayudas directas a las empresas y "escuchar a la gente y ayudarles de una vez por todas con la capacidad que tiene Navarra".

NA+ ACUSA DE "NO FAVORECER EL DESARROLLO"

Por su parte, Navarra Suma ha acusado al Gobierno foral de hacer "todo lo posible para no favorecer el desarrollo industrial" de la Comunidad foral con una política fiscal y una legislación "disuasoria" para las empresas. Mientras, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, ha replicado que el Ejecutivo va a estar "siempre al lado de las empresas".

Irujo, en una interpelación de NA+ sobra la política industrial del Gobierno foral en el pleno del Parlamento, ha resaltado la "resiliencia" del Ejecutivo foral tras "dos años de pandemia, catástrofes naturales y ahora una guerra". "Ante la demagogia, datos", ha remarcado, mencionando cifras del Nastat, según el cual Navarra ha recuperado 9.500 empleos en la industria en 2021, la producción industrial ha aumentado un 10,3% y se crearon 877 sociedades mercantiles, sumando 76 más en enero de este año. "Datos que para nada reflejan el apocalipsis que usted refleja", ha agregado.

Asimismo, ha destacado que, entre 2014 y 2019 Navarra ha mejorado en sus indicadores de PIB per cápita y renta disponible en los hogares. Además, ha afirmado que la Comunidad foral está "entre 50 regiones de Europa mas prosperas y equitativas" con una productividad que "no ha dejado de crecer por encima de la media de la UE y paíes como Alemania o Francia". Asimismo, ha resaltado que las exportaciones han alcanzado su "máximo histórico" en 2019.

Además, ha señalado que en 2019 la industria representaba un 30,8% del PIB bruto, un 1,6% más que hace una década, con un aumento del 17,6% de las grandes empresas. Ha resaltado, además, que en 2018 había en Navarra 164 empresas extranjeras, "el doble que en 2008", y que las inversiones de interés foral entre 2015 y 2019 sumaron 2.285 millones de euros.

El portavoz de NA+, Carlos Pérez Nievas, ha criticado la "inacción" del Gobierno de España y el "silencio cómplice" del Ejecutivo foral ante la situación de la industria por la crisis actual y la protesta de los transportistas.

Pérez Nievas ha acusado al Gobierno foral de hacer "todo lo posible por no favorecer desarrollo empresarial e industrial" con un "entorno fiscal disuasorio para la instalación de empresas y la captación de directivos". Además, ha reprochado que, tras dos legislaturas, "no han hecho nada para mejorar las carreteras vías de altas capacidad, el ferrocarril sigue estando en una posición tercermundista y el aeropuerto está bajo mínimos".

Igualmente, ha reprochado una "legislación disuasoria" como la ley de deslocalización que "lanza una señal de alarma de que en esta comunidad no serán bien recibidas las empresas multinacionales" y la ley de Cambio Climático cuyo articulado va "a la línea de flotación de las empresas fotovoltaicas y eólicas". "Los datos dicen que con nosotros había riqueza y empleo y con ustedes vamos a peor", ha aseverado.

La socialista Ainhoa Unzu ha remarcado que "dos años de pandemia y la guerra de Ucrania han sacado a la luz la vulnerabilidad de nuestra economía" ante lo cual, ha indicado al portavoz de NA+, se "puede vivir de la nostalgia y del recuerdo, con un discurso catastrofista y retorcido" o "plantear con rigor cuál es nuestro margen de maniobra para mantener fuerte nuestro tejido empresarial y aportar soluciones". Y ha abogado por "encarar esas importantes transformaciones para corregir las debilidades de las que Putin se está aprovechando" avanzando en "autonomía estratégica e industrial" y la "transformación verde".

Por parte de Geroa Bai, Mikel Asiain, ha avalado los "rotundos datos" facilitados por el consejero y ha acusado a NA+ de hacer un "totum revolutum totalmente alejado de la realidad" e ignorando la realidad tras dos años de pandemia y la guerra de Ucrania". "Lo que la industria navarra necesita son cambios estructurales que nos lleven a un nuevo modelo de producción basado en la economía circular", ha afirmado. "Una nueva revolución industrial para cambiar los sistemas de producción y consumo y salvar el planeta", ha concluido.

Laura Aznal, de EH Bildu, ha señalado que "Navarra siempre ha sido netamente industrial y exportadora, lo que nos ha dado fortaleza a todos los niveles" pero ha destacado "las tendencias están cambiando". La industria, ha dicho, "tiene muchas debilidades y tiene que hacer frente a muchas amenazas" como el envejecimiento del sector, la deslocalización, la "elevadísima" siniestralidad laboral, la "profunda crisis energética", la falta de suministros y de materiales. Y ha apostado por "buscar sectores estratégicos" basados en la economía circular.

El representante de Podemos, Mikel Buil, ha afirmado que Navarra viene de un "modelo basado en las puertas giratorias, la concentración del poder en pocas manos" y basado en "una máxima desarrollista". Ha apostado por "descentralizar nuestro modelo productivo" y por una "reconversión" hacia la circularidad de "forma racional". También ha abogado por normas reguladoras en la industria que "pongan por delante el interés general" en materias como la deslocalización y el medio ambiente.

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha considerado necesaria una "reconversión industrial pensando en una industria mas sostenible y con unos puestos de trabajo de mayor calidad". De la misma manera, ha pedido "más intervención pública para el desarrollo industrial" que tiene que ir dirigida a la "transformación del modelo productivo, pensando en la descarbonización y la transición energértica".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite descarta bajar los impuestos ante la crisis: "Es una temeridad"