PREMIUM  PELOTA

Las parejas Oscoz-Elizegi y Salaberria-Garmendia, campeones del V Torneo Muebles Polque

El frontón Labrit se ha llenado de público este sábado para ver las finales de juveniles y de promesas.

Foto de los pelotaris y organizadores. Cedida Pandas Producciones.
Foto de los pelotaris y organizadores. Cedida Pandas Producciones.  

Los juveniles Javier Oscoz e Iker Elizegi han dado en el frontón Labrit una lección de perseverancia en sus opciones. Entendieron ante el favoritismo de Alberdi-Gartzia que eran capaces de decidir en el último tramo la final juvenil. Son por ello los nuevos campeones del Torneo Muebles Polque tras imponerse en un angustioso y emocionante 20-22.

Un resultado que, no obstante, dejó como protagonista a un Julen Alberdi artífice de 13 tantos de juego y un saque. El pelotari del club Gazteleku dejó atrás la encorsetada imagen ofrecida en semifinales para echarse a la espalda un partido en el que puso la chispa. Tuvo que emplearse a fondo ante las dudas, los nervios, que poco a poco fue inoculando Markel Gartzia con su derecha.

Quizás ese fue el mayor de sus hándicaps y que sirvió para que, tras las igualadas a diez y a doce, Oscoz-Elizegi mantuvieran siempre abierta una brecha en la zaga rival. Una posibilidad de la que sacaron provecho en ocasiones por medio de un Elizegi de notable alto, y otras con un mordaz Oscoz que detonó toda la dinamita guardada tras la mayor diferencia en el marcador (18-14).

La dupla navarro-guipuzcoana no tiró la toalla, no perdió la actitud. Se aferró a la honra para forzar los errores de sus adversarios y así llegar a un 20-20 en el que el saque-remate y un rabioso gancho de Oscoz cambió la tornas contrapronóstico.

En la final de Promesas, Iker Salaberria ha logrado en el Labrit su revancha particular. El delantero navarro y un inmaculado Beñat Garmendia se alzaron con el título promesas del V Torneo Muebles Polque tras superar con creces a Zubizarreta-Sarasa (22-10). Un resultado abultado que no estuvo exento de registrar 489 pelotazos y 53 minutos.

La combinación ganadora funcionó a las mil maravillas. Sumaron, se acompañaron y no renunciaron a su juego. En palabras de Salaberria “hemos hecho el partido más completo”. Al goizuetarra, que llegaba de una semana competitiva irregular, le salió todo. Brilló con luz propia frente a un Zubizarreta ausente, desconocido, que quizás se contagió de un Sarasa desencajado y fuera de control.

Situación que contrastó con la entereza de Garmendia en la zaga. Con menos, supo hacer más. Bondades del pelotari del club Lapke que se tradujeron al recibir de manos del exmanista profesional Abel Barriola el trofeo a la nobleza en el frontón.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las parejas Oscoz-Elizegi y Salaberria-Garmendia, campeones del V Torneo Muebles Polque