• lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 02:25

 

 
 

REMONTE

El navarro Javier Urriza se juega la txapela individual: "Espero una final muy igualada"

El pamplonés jugará este sábado la gran final del torneo individual de remonte ante el vasco Endika Barrenetxea.

El pamplonés Javier Urriza durante la elección de material. Maialen Andrés.
El pamplonés Javier Urriza durante la elección de material. Maialen Andrés.

El navarro Javier Urriza, defensor del título, y el vasco Endika Barrenetxea, campeón en 2019, separaron este miércoles el material con el que jugarán este sábado11 de septiembre la final del Torneo Individual de Remonte-Gran Premio Kutxabank en el frontón Galarreta.

Al mediodía puntuales, el primero en saltar a la cancha fue Urriza que jugará de colorado la final. Acompañado por Seve Arcelus eligieron las pelotas en alrededor de diez minutos. Le cogió el testigo Barrenetxea, de azul, junto a Aritz Zubiri y también separó su material en diez minutos. No les llevó tanto tiempo. 

Javier Urriza afirmaba que a pesar de jugar ya muchas finales, son ya diez consecutivas en el mano a mano, la final siempre es especial. Urriza se guio por sensaciones para elegir el material. "Tienen un poco menos de bote siendo conscientes que por su juego y siendo un gran sacador elige unas pelotas mucho más fuerte, viva y de más bote. He sacado una pelota más ligera, más jugable, de menos bote. Estoy contento con mi elección"

La clave de la final para Urriza será el saque. "Habrá que ser valiente en el resto y si me hace tantos habrá que contrarrestarlo con mi saque y que el balance sea igualado. A partir de ahí en el peloteo trataré de hacer valer mi constancia y hacer buena una pelota más. Espero una final muy igualada y de tacadas seguramente. Y según lo acertado que estemos con el saque será más o menos dura".

Endika Barrenetxea aseguró que esta semana las pelotas a elegir eran más neutras que la semana pasada. "En la elección de la semifinal  el material era de más extremos, vivas y lentas, pero a pesar de eso había 50 pelotas para elegir y había de todo. Por mi parte no he elegido el material dependiendo de una estrategia en concreto. He separado tres pelotas con las cuales me siento a gusto, bien por el peso y bien por la costura".

"Si habría que hacer una escala del 0-10 de viveza las mías serían un 8,5 de vivas. No había una pelota de 10 en viveza. Tampoco hace falta".  Una de las pelotas de Barrenetxea pesó 129 gramos y otras dos 128 gramos. Esta vez no hay una de 130 como en la semifinal. "Después en el partido no gocé nada, ni me sentí nada a gusto con esa pelota pesada".

"Las otras dos si fueron de mi gusto y he querido elegir ese mismo material. En otros partidos he solido escoger una pelota diferente para poder cambiar la tendencia si no me favorece. Esta vez para ganar a Urriza necesitaré tener todo de cara y necesito hacer mis cosas bien y por eso he ido a buscar peltas que me convengan a mí y no tanto que le perjudiquen teóricamente al rival".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El navarro Javier Urriza se juega la txapela individual: "Espero una final muy igualada"