PREMIUM  PELOTA

Joseba Ezkurdia sufre y repite txapela en la gran final ante Jokin Altuna en el Navarra Arena

Su segunda final con Altuna en la ‘jaula’, tampoco decepcionó. Tuvo ritmo, alternativas, mucha pelea, momentos brillantes, y desgaste físico que el navarro aguantó mejor.

Final del Campeonato del Cuatro y Medio entre Ezkurdia y Altuna III en el Navarra Arena. PABLO LASAOSA.
Final del Campeonato del Cuatro y Medio entre Ezkurdia y Altuna III en el Navarra Arena. PABLO LASAOSA.  

Joseba Ezkurdia repite txapela (22-16) en el Cuatro y Medio en una final dura, de las de sangre sudor y lágrimas. Casi una hora de juego (56.54) con 272 pelotazos de ida y vuelta, con intensidad, ritmo y más igualdad que la reflejada en el marcador.

Al final se impuso el pelotari navarro en una tanda de cinco tantos que premiaron su mayor dominio en el marcador a lo largo del partido, su tremenda capacidad de sufrimiento, y también aguante físico. Los dos llegaron vaciados al tramo final, donde el de Arbizu se mostró más entero.

Partido intenso, con cuatro tantos más que brillantes e intercambios de defensa y ataque entre los dos contendientes. Los dos pelotaris marcharon pegados en el electrónico en la primera parte, con empates a 7, 10, 11 y 12, para desplegar Ezkurdia su poderío en la segunda, pese a que la igualdad perduró hasta el 17-16.

También dominó Ezkurdia los registros individuales, principalmente porque acertó más veces en el remate final: 14, por 8 Altuna. Dominó sobre todo en el dos paredes (4-0), la volea (3-1) y los ganchos (4-2), deajando para el guipuzcoano las dejadas (4-1) y los remates atrás (2-1). Hubo igualdad en los saques (4-4), donde a Ezkurdia se le quedó uno corto.

Los dos fallaron poco (3 Ezkurdia y 4 Altuna), por lo que ganó quien más acertó, y ahí los guarismos (14 a 8) justifican la ventaja en el marcador a favor del navarro. Un triunfo de ley, sin duda. El pelotari de Arbizu hizo una exhibición de poderío defensivo. Altuna le llevaba de un extremo a otro de la cancha, pero no podía con él. Le devolvía todo y, encima, le apuntillaba después.

El guipuzcoano también brilló en defensa, principalmente a base de esperar en el espacio adecuado la nobleza del navarro. Al final, el de Amezketa se quedó nublado. Dudaba a donde echar la pelota sin que el de Arbizu pidiera llegar a ella, a la par que perdía fuerza y precisión en el golpeo, viéndose a golpear demasiado por el centro de la cancha.

Ha madurado mucho Joseba Ezkurdia. Su potencia sigue siendo tremenda, a la vez que portentoso su aguante físico, pero sobre todo ha ganado en madurez. Ya no le va el partido en cada tanto, sino que sabe jugar a 22, trabajando cada tanto, buscando su climax y puntos de inflexión, imponiendo ritmo. No da pelotazo en balde y remata a tiempo. Hay campeón para rato en el pelotari de Arbizu. De momento repite txapela, dato solamente al alcance de los grandes.

Marcador: 0-3, 6-3, 6-5, 7-5, 7-7, 7-10, 11-10, 11-12, 16-12, 16-15, 17-15, 17-16, 22-16.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Joseba Ezkurdia sufre y repite txapela en la gran final ante Jokin Altuna en el Navarra Arena