PREMIUM  PAMPLONA

UPN contempla ya en los presupuestos de 2019 la reversión de Pío XII y de la amabilización del centro de Pamplona

Los regionalistas han presentado 14 enmiendas parciales a los presupuestos de Bildu y Geroa Bai-PNV para el próximo año. 

El portavoz de UPN en el Ayuntamiento, Enrique Maya, durante una comparecencia en el Ayuntamiento de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
El portavoz de UPN en el Ayuntamiento, Enrique Maya, durante una comparecencia en el Ayuntamiento de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

El grupo municipal de UPN ha presentado una enmienda a la totalidad y 14 parciales a los presupuestos de Pamplona para 2019 por un valor de 4,3 millones de euros, orientadas fundamentalmente a la reversión de Pío XII, la amabilización del casco antiguo y el impulso del comercio del centro. 

Las enmiendas “quieren expresar que es posible hacer las cosas de otra manera”, según ha manifestado el portavoz municipal de la formación, Enrique Maya, quien ha comparecido en rueda de prensa junto a Ana Elizalde

Tras apuntar que su objetivo es “dar la vuelta” a las “carencias” de la ciudad, Maya ha advertido que las cuentas presentadas son unos presupuestos “llenos de remiendos” que “intentan llegar a acuerdos de este cuatripartito roto para decir que finalmente ha conseguido llegar a aprobar unos presupuestos”.

De esta forma, ha considerado que los “dos proyectos nefastos” a los que se pretende “dar la vuelta” son Pío XII y la amabilización del casco antiguo. Cuestionado por los periodistas, Maya ha anunciado que los regionalistas ya están trabajando en este aspecto. 

Ha indicado que, “afortunadamente”, Pío XII es “más fácil” de revertir porque “lo están haciendo tan rematadamente mal y tan provisional” que es todo “un bosque de pivotes”. “Quitar pivotes es fácil”, ha dicho.



Sin embargo, ha lamentado que la reversión de la denominada amabilizacion “va a ser más complicada”, aunque como solución ha propuesto abrir “con urgencia” Padre Moret pero sin volver a meter tráfico en José Alonso. 

Además de la revitalización del centro a través de la sociedad pública Pamplona Centro Histórico (PCH), ha anunciado un plan de vivienda joven de alquiler en la Milagrosa, para el que se prevén 500.000 euros. 

En torno a Oblatas, ha planteado “rematar” el eje Portal Nuevo Berriozar, completando el eje peatonal y ciclista de Kosterapea mediante la construcción del nuevo puente de Oblatas”.

Tras apostar por urbanizar la nueva plaza pública creada en la ‘Manzana Piloto’ en el Casco Antiguo, los regionalistas quieren destinar 50.000 euros a la reapertura de la Pasarela de Labrit, algo que “se podía haber hecho con muchísima más velocidad”. 

“Esperanza de que prosperen estas enmiendas, cero, pero como somos muy tenaces seguimos defendiéndolas”, ha apuntado.

Por otro lado, ha mostrado su preocupación ante el hecho de que se siga incrementado los costes de personal y engordando la plantilla mientras se reducen las inversiones. 

“El ciudadano no tiene ninguna ventaja: no se tramitan más rápido los expedientes ni reciben nuevos servicios, pero tienen que pagar más –ha denunciado-, o con los mismos impuestos, se tienen menos servicios que noten en su día a día”.

Igualmente, ha criticado que el actual equipo de gobierno obtiene sus ingresos “de la venta de terrenos que han heredado de las gestiones urbanísticas anteriores” y lo que reciben de los coches mediante la zona azul, el impuesto de circulación o aparcamientos en el subsuelo. “Aquello que siempre criticaron es aquello de lo que se están financiando”, ha denunciado. 

Por su parte, Elizalde ha opinado que las cuentas presentadas “reflejan una Pamplona abandonada, sin proyecto”. “Solo se preocupan del euskera, de engordar la administración, de seguir cediendo edificios públicos a los amigos”, ha lamentado.

Frente a eso, ha añadido, las enmiendas regionalistas buscan “establecer un plan de choque comercial para el casco antiguo y el Ensanche porque son los comerciantes los principales perjudicados por la amabilización”, con una partida de 300.000 euros.

En cuanto a las Escuelas Infantiles, UPN exige la retirada del recurso municipal contra las familias de las tres escuelas en las que se impuso el euskera y denuncia que no se ha previsto la indemnización que tendrán que pagar a las familias de los niños expulsados. Para ello, proponen 150.000 euros. 

Igualmente, se pretende destinar 200.000 euros para establecer un control municipal indirecto de los edificios públicos por parte del Ayuntamiento y se invertirían 100.000 euros para que el Servicio Municipal de Atención a la Mujer no se traslade a la vivienda comunitaria de Paseo Sarasate. 

UPN apuesta, además, por aportar 130.000 euros para una campaña de mejora de la imagen de los Sanfermines en el exterior y 50.000 para acciones del nuevo servicio de personas mayores, las “grandes olvidadas de esta legislatura”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
UPN contempla ya en los presupuestos de 2019 la reversión de Pío XII y de la amabilización del centro de Pamplona