PAMPLONA

Asirón plantea nuevos cambios de tráfico en Pamplona: así pretende eliminar y reducir carriles en varias calles

El alcalde de Pamplona ha anunciado que han aprobado una serie de medidas de "calmado" del tráfico en la ciudad.

Trabajos de reordenación del tráfico del Ensanche y Casco Antiguo de Pamplona para convertir algunas calzadas en ciclocalles. IÑIGO ALZUGARAY
Trabajos de reordenación del tráfico del Ensanche y Casco Antiguo de Pamplona para convertir algunas calzadas en ciclocalles. IÑIGO ALZUGARAY  

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Pamplona ha aprobado las obras de señalización horizontal y balizamiento para llevar a cabo una serie de medidas de calmado de tráfico en varias intersecciones de Iturrama y el Segundo Ensanche.

Se trata de medidas como el estrechamiento de carriles destinados a vehículos motorizados, su eliminación o conversión en carriles bus, o la disminución de los radios de giro, con objeto de reducir la velocidad y el volumen de tráfico en estas zonas de la ciudad. En concreto, se acometerán trabajos de este tipo en doce puntos en las calles Iturrama, Esquíroz, Larrabide, Aoiz, Monjardín, Juan Pablo II y Media Luna.

La implementación de estas medidas de calmado de tráfico, en paralelo a la redacción del Plan Pamplona Ciudad 30, servirán como testaje de las medidas concretas y señalarán la idoneidad de incluirlas en el propio plan. Junto al calmado de tráfico, se busca mejorar el tránsito peatonal en las intersecciones afectadas.

Por ello las medidas que se implantarán mejoran la visibilidad en los pasos peatones eliminado la plaza de aparcamiento anterior al paso peatonal y aumentan el espacio de zona y estancia de esos peatones, reduciendo el tiempo invertido el cruzar. Estas obras se llevan a cabo mediante señalización horizontal y balizamiento, que permiten su reversibilidad y un alto grado de escalabilidad, para que sean fácilmente repetibles en todos puntos de Pamplona. Los trabajos los realizará la empresa Goyo Señalizaciones S.L., por un importe de 45.284,69 euros, con una baja del 1,4% respecto al precio de licitación, que era de 45.922,97 euros.

La elección de las zonas en las que se va intervenir responden al Plan de Entornos Escolares Seguros que se presentó en la Junta de Movilidad en octubre de 2018. Ese año se realizó una experiencia piloto en Iturrama en los entornos de los colegios Amaiur y Larraona, con el análisis de 21 pasos peatonales y la actuación sobre 8 pasos de cebra en las calles Pintor Maeztu, Pedro I e Iturrama. La valoración y los resultados de esa experiencia en cuanto a calmado de tráfico y aumento de la seguridad de las personas a pie constituyen la base de la decisión de impulsar definitivamente un Plan de Entornos Escolares Seguros con la ampliación de la intervención en Iturrama y el diseño del primer corredor escolar seguro en la calle Monte Monjardín.

CINCO MEDIDAS EN LAS CALLES ITURRAMA Y ESQUÍROZ

En la calle Iturrama, estas nuevas medidas de calmado de tráfico se implantarán en las intersecciones con las calles Esquíroz e Íñigo Arista. En la primera de ellas, en la rotonda con la calle Esquíroz, se amplían las aceras peatonales en el entorno de la rotonda para reducir el grado de los giros que realizan los vehículos y se establecen carriles de uso exclusivo para los autobuses para acceder a las paradas. En el cruce con Íñigo Arista, la ampliación de las aceras conlleva la reducción a un solo carril para acceder a la rotonda. De esta manera se reducen también las distancias de los pasos de peatones y el tiempo, por tanto, que se tarda en cruzar. Se habilita igualmente un carril bus exclusivo en la parada más cercana a la rotonda y se recrecen las aceras para facilitar el acceso a la parada de taxis y su salida a la circulación.

En cuanto a las actuaciones en pasos de peatones, la ampliación de aceras a la altura del número 7 de la calle Iturrama reduce la longitud del paso de cebra y también el grado del giro de los vehículos que se incorporan de la calle San Juan Bosco. Lo mismo ocurre en los pasos de peatones de la calle Iturrama en el entorno de la plaza Félix Huarte. Al darle mayor espacio al peatón, se reduce el tiempo de cruce por el paso de cebra y aumenta la seguridad. La última actuación en Iturrama se lleva a cabo a la altura de la calle Esquíroz 20. Se amplía el espacio peatonal, se modifica la plaza de aparcamiento reservada para personas con movilidad reducida para aparcar en batería y se añade otra plaza reservada en el sentido contrario.

CALMADO DE TRÁFICO EN VÍAS DEL SEGUNDO ENSANCHE

Siete medidas se implementarán en el Segundo Ensanche. En la calle Larrabide, en el tramo que coincide con el polideportivo del colegio San Ignacio, se genera un paso de peatones en una de las salidas del centro escolar (hacia la mitad de la calle) y se modifica la banda de aparcamiento sustituyendo la batería por el estacionamiento en línea. Se amplía también la plataforma peatonal en el cruce con la calle Sangüesa.

En el entramado de intersecciones de la calle Aoiz con Aralar y luego con Monjardín, se aumenta el espacio peatonal de las aceras, se amplía la longitud horizontal de los pasos de cebra y se reduce a uno el carril de circulación al incorporarse a la rotonda.

En la intersección de calle Aoiz con Juan Pablo II se ampliará el espacio peatonal, reduciendo la longitud de tres pasos, ensanchando la calzada y eliminando plazas de aparcamiento antes de esos pasos. En la intersección de calle Aoiz con Paulino Caballero los dos carriles en ambas vías quedan reducidos a uno debido a un incremento de la zona peatonal de acera también las inmediaciones de los pasos de peatones.

En la intersección de Monjardín con Valle de Egüés, se reducen a un solo carril los sentidos de salida de la rotonda y se delimita una mayor zona peatonal en los pasos de peatones cercanos. Actuaciones similares en la rotonda de la avenida Juan Pablo II con Monjardín. Se amplían zonas peatonales en el entorno de los pasos de peatones y se reduce a un carril la salida de la rotonda en todas las direcciones y el acceso desde el tramo más cercano a los centros escolares que hay en las inmediaciones.

Por último, se actuará en tres pasos peatonales en la calle Media Luna en el entorno del colegio Sagrado Corazón. Se ampliará la plataforma peatonal para reducir la distancia de cruce de los pasos de cebra en más de un 50%.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón plantea nuevos cambios de tráfico en Pamplona: así pretende eliminar y reducir carriles en varias calles