PAMPLONA

Pamplona tramita en el último mes un centenar de solicitudes de terrazas de hostelería ante las restricciones

Continúan las mediciones de CO2 en espacios municipales cerrados para controlar el nivel de ventilación.

Bares y terrazas en Pamplona tras la reunion del gobierno con la hosteleria para las nuevas medidas. MIGUEL OSÉS
Bares y terrazas en Pamplona tras la reunion del gobierno con la hosteleria para las nuevas medidas. MIGUEL OSÉS

El Ayuntamiento de Pamplona ha tramitado un centenar de solicitudes de nuevas terrazas o cerramientos, tanto temporales como definitivos, realizadas por establecimientos de hostelería de la ciudad en el último mes, desde la aprobación de los cerramientos temporales a principios de diciembre.

Hasta el momento, de las 67 carpas temporales solicitadas, 42 se han autorizado, 15 están en tramitación y 10 han sido denegadas. También se está trabajando en otras 38 solicitudes de nuevas terrazas y cerramientos de carácter definitivo, ya que a todas ellas se les ha solicitado ampliaciones de información.

Estos datos se han dado a conocer este viernes en la comisión específica sobre Covid-19, creada en el Consistorio pamplonés y que se ha reunido en la Casa Consistorial.

Respecto a las solicitudes de terrazas o cerramientos, se ha explicado que no siempre son establecimientos diferentes ya que en muchos casos los negocios solicitan ambas cosas simultáneamente para solventar este invierno y poder tramitar con mayor tranquilidad los cerramientos definitivos.

Durante este pasado año se han solicitado un total de 586 ampliaciones de terrazas o nuevas terrazas con lo que 746 locales de hostelería presentan una ocupación de espacio público, 66% del total (60% son terrazas y 6% son barriles o mesas altas).

SE POTENCIA EL TELETRABAJO

Por otro lado, en la comisión se ha informado de que 224 personas de la plantilla municipal están trabajando combinando presencialidad y teletrabajo. El pasado mes de noviembre, el Ayuntamiento de Pamplona aprobó una instrucción en la que se tomaban medidas organizativas del personal municipal para reducir la presencialidad y potenciar el teletrabajo mientras la crisis sanitaria mantenga las ratios actuales, garantizando la prestación de servicios y la atención presencial al público.

Teniendo en cuenta que no se ha producido ningún positivo por contacto laboral entre trabajadores municipales, el objetivo del teletrabajo es profundizar en medidas preventivas sin afectar sustancialmente a la calidad del servicio y sin minorar la prestación del mismo a la ciudadanía. Por eso, se modula el grado de presencialidad sin reducirla, ha destacado el Consistorio pamplonés en una nota.

La medida se aplica a puestos y áreas de personal técnico y administrativo susceptibles de desarrollar su labor telemáticamente. Se organizan en equipos "burbuja" para no coincidir con el resto de personas de su departamento. Quedan exceptuados el Equipo Municipal de Atención a Domicilio (EMAD) y Policía Municipal, que cuentan con medidas propias, y los puestos de necesaria presencia como pueden ser los de atención al público y servicios de jardinería, obras, alumbrado, personal auxiliar en colegios, etc.

En estos casos, por ejemplo, se aplica el criterio de entradas escalonada para que no coincidan todas las personas a la vez.

En los últimos quince días, desde la última reunión de la Comisión Covid-19, se han contabilizado 10 nuevos casos positivos diagnosticados en la plantilla municipal. Ninguno de los positivos ha sido por contacto laboral entre trabajadores del Ayuntamiento.

En estos momentos, hay 13 trabajadores de baja por Covid-19, lo que supone en torno al 0,7% de la plantilla del Ayuntamiento y sus organismos autónomos. El total de personas con casos confirmados en esta segunda oleada desde inicios de septiembre es de 82 (un 4,5% del total del personal municipal).

MEDICIONES DE CO2 EN ESPACIOS PÚBLICOS

Además, en la reunión se ha informado de que han continuado las mediciones de CO2 en espacios públicos municipales cerrados para controlar el nivel de ventilación y prevenir la propagación del Covid-19.

El Consistorio adquirió un medidor de dióxido de carbono para poder controlar la concentración de CO2 ya que este dato es un indicador de la calidad del aire interior de los edificios, "algo considerado primordial para garantizar el bienestar y la higiene de los locales contribuyendo a evitar la propagación del Covid-19".

Ya ha sido utilizado en varios edificios municipales en los que se realiza atención al público. Por ejemplo, se ha colocado en el Palacio del Condestable donde se ubica el registro principal, Casa Marceliano que atiende otro registro y la Unidad de Barrio de San Jorge, además de en algunas escuelas infantiles.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona tramita en el último mes un centenar de solicitudes de terrazas de hostelería ante las restricciones