PAMPLONA

Preguntan a Asirón “por qué tiene miedo a hacer una prueba de carga en la Pasarela de Labrit”

“¿Si tan seguro está Asirón del mal estado de la pasarela, por qué no hacer la prueba de carga? ¿A qué tiene miedo?”, han cuestionado.

Pasarela peatonal en la cuesta de Labrit de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Pasarela peatonal en la cuesta de Labrit de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY  

La Junta de Gobierno Local ha respaldado en su sesión de esta mañana el informe del instructor del expediente de depuración de responsabilidades en torno a la pasarela del Labrit, informe que desestima una prórroga del periodo de alegaciones y propone además denegar la realización de una prueba de carga.

Este informe, apoyado también por otro de los servicios jurídicos, argumenta para rechazar una prórroga que se ha concedido ya más del plazo máximo legalmente previsto en el periodo de audiencia y, respecto a la prueba de carga, defiende que ni se solicitó en el momento procedente del expediente ni es aconsejable teniendo en cuenta el contenido de los informes técnicos externos.

Al respecto, el informe del instructor recuerda, citando el trabajo de INTEMAC, que “estas pruebas no sirven para valorar el comportamiento de estructuras que puedan sufrir roturas frágiles o problemas de fatiga o evidentemente procesos de deterioro graduales (podría ocurrir que en una fecha concreta superaran dicha prueba y seis
meses después no la superaran) y desde luego nunca se realizan sobre estructuras donde se ha justificado una situación de inseguridad como es el caso de la pasarela del Labrit.”.

En virtud de estos informes, la Junta de Gobierno ha respaldado que el trámite de audiencia en este procedimiento de depuración de responsabilidades finalice el próximo 12 de abril.

Este expediente fue abierto formalmente por acuerdo de la Junta de Gobierno el pasado 26 de febrero y la ampliación de plazo había sido solicitada por los arquitectos que diseñaron y que llevaron a cabo la dirección de obras (Boreas Nuevas Tecnologías S.L., Óscar Pérez Silanes, Carlos Pereda Iglesias e Ignacio Olite Lumbreras) y por MAPFRE, entidad que también había pedido la prueba de carga.

El informe del instructor explica que el plazo dado por el Ayuntamiento de Pamplona para este periodo de audiencia (en el que las partes podían presentar alegaciones) casi ha doblado los 15 días hábiles máximos legalmente establecidos ya que un error administrativo en la primera notificación obligó, prácticamente dos semanas después de cursada, a emitir una nueva con el plazo íntegro.

En los informes municipales se recuerda que “el tiempo que los interesados han tenido para analizar la documentación del expediente y presentar las alegaciones no se ha limitado al máximo legal de 15 días sino que, entre la información que se ha ido facilitando a las partes y la necesidad de practicar la nueva notificación abriendo un nuevo periodo de alegaciones, el plazo efectivo ha sido ampliamente superior al previsto legalmente, incluso a la previsión legal de ampliación de plazo que limita a un máximo de la mitad del plazo otorgado cuando, en este caso, se ha duplicado”.

Asimismo, se señala que desde que se produjeron los primeros síntomas de descuelgue de las placas de la pasarela “se ha entregado, en cuanto se ha tenido en poder de este Ayuntamiento, toda aquella información que se ha podido generar en relación al asunto; esto es, que con anterioridad al trámite de audiencia, los interesados han tenido ocasión de acceder a toda la documentación del expediente desde el mismo momento de su incoación y a medida que se ha ido incorporándolo.

Las partes disponen de los nuevos informes elaborados por IDEAM desde el 11 de octubre de 2018 y 13 de febrero de 2019 y de los informes finales elaborados por los técnicos municipales y por el instructor del expediente antes del 11 de marzo”.

Preguradora de una de las partes personadas en el expediente, las conclusiones del informe son claras en el sentido de desestimarla haciendo referencia a los informes y notas técnicas recabadas por las consultoras contratadas por el Ayuntamiento que defienden que este tipo de pruebas “nunca se realizan sobre estructuras donde se ha justificado una situación de inseguridad”.

El informe recuerda que esta situación de inseguridad fue inicialmente expuesta por INTEMAC (2016) y refrendada posteriormente también en el informe elaborado por IDEAM (2019).

Asimismo los informes municipales también señalan que la petición para practicar esta prueba es extemporánea ya que no puede realizarse en el momento actual, durante el trámite de audiencia a los interesados con la instrucción del expediente ya finalizada, sino que debería haberse solicitado en fases anteriores.

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento Pamplona ha preguntado este martes a Asirón “por qué tiene tanto miedo a hacer una prueba de carga en la pasarela de Labrit, una actuación que demostraría realmente si la pasarela presenta o no los problemas que se afirman y que los autores y la realidad de la infraestructura parecen desmentir”.

Los regionalistas han lanzado esta cuestión, después de conocer que la Junta de Gobierno, formada por concejales de Bildu y Geroa Bai, ha rechazado hoy la propuesta de las aseguradoras y de los arquitectos de realizar esta prueba y también la solicitud de aumentar el plazo para el estudio y análisis de la estructura, antes de su demolición.

Para los regionalistas resulta “sorprendente y sospechoso” que Asirón se niegue reiteradamente a la realización de las pruebas de carga, “una intervención que se realiza de forma segura y que podría arrojar luz definitivamente sobre todo este asunto”.

De hecho, han explicado que las pruebas de carga son habituales en edificios e infraestructuras y que, obviamente, no consisten en colocar peso hasta que estos se hunden, sino en establecer unos límites que en ningún caso deben ser sobrepasados.

“¿Si tan seguro está Asirón del mal estado de la pasarela, por qué no hacer la prueba de carga? ¿A qué tiene miedo?”, han cuestionado.

Los regionalistas han afirmado que “a estas alturas toda Pamplona sabe que Asirón está empeñado en tirar la pasarela y que le sobran todas aquellas iniciativas o argumentos que puedan poner en duda su objetivo y su discurso”.

 En este sentido se han declarado “tristemente impresionados de la irresponsabilidad que demuestra Asirón, quién está dispuesto a dejar a Pamplona sin una pasarela, con tal de poder sostener un discurso político que nadie se cree”.

“Ni acepta la prueba de carga, ni acepta reparar la pasarela si realmente se demuestra que tiene problemas, es inaudito”, han destacado.

Por otra parte, han lamentado que “la cabezonería del alcalde y su empecinamiento en derribar la pasarela está generando una gran indefensión para el Ayuntamiento”.

En un más que posible juicio frente a las aseguradoras, han explicado, “el hecho de que el Ayuntamiento haya rechazado no sólo realizar la prueba de carga, sino si quiera aumentar el plazo para su estudio y análisis puede dejar a los intereses del Consistorio en una evidente situación de debilidad”.

Por eso, han vuelto a reclamar “moderación y sentido común; que se cumpla con la ley en el procedimiento, se compruebe realmente el estado de la pasarela y que después, si es necesario, se tomen las medidas oportunas para solucionar los problemas que pueda presentar”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Preguntan a Asirón “por qué tiene miedo a hacer una prueba de carga en la Pasarela de Labrit”